Los cargadores se posicionan en contra de los peajes en autovías

imagen

Dejan claro que de cumplirse la intención del Gobierno que ya planteó la necesidad de que este incremento del coste lo asumieran los cargadores, acabaría trasladándose al precio de venta de los productos

Tras reclamar desde diversas asociaciones de transporte que los cargadores hicieran pública su opinión sobre el establecimiento de peajes en la red de  carreteras de España, tal y como pretende el ejecutivo, la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), que agrupa a más de 30.000 compañías de gran consumo, ha hecho público su posicionamiento en contra de esta medida, alertando de que  implantar el pago por uso de la red de carreteras en España afectaría "negativamente tanto al tejido empresarial español como al consumo y que lastrará la competitividad de las empresas”.

La patronal ha señalado que la consecuencia directa sería un mayor coste del transporte por carretera que se trasladaría, de eslabón a eslabón, a lo largo de la cadena a los cargadores, a los productos y, en última instancia, a los consumidores.

AECOC calcula el aúmento de los costes de transporte entre un 13% y un 9%, en función de la tasa aplicada a los vehículos pesados, entre 19 céntimos/kilómetros -que es la tasa actual media de las autopistas de peaje- o de 14 céntimos/kilómetros, que es la propuesta de algunas fuentes. Todo ello, teniendo en cuenta que el 50% de los kilómetros de carreteras en España corresponden a vías de alta capacidad por las que circula el 70% del tráfico de transporte de mercancías.

En su opinión, además, dejan claro que de cumplirse la intención del Gobierno que ya planteó la necesidad de que este incremento del coste lo asumieran los cargadores, acabaría trasladándose al precio de venta de los productos, y “supondrá una pérdida de competitividad de entre 1.400 y 1.900 millones de euros al año en los productos de consumo”.

Perdida de competitividad en la exportación

Aecoc reitera que el pago por uso en las vías de alta capacidad supondría una pérdida de competitividad para las propias empresas que tienen como foco la exportación, ya que vería cómo el aumento del precio del transporte hace que se encarezcan sus productos frente al de otros competidores. Según sus cálculos, los exportadores murcianos tendrían un coste adicional entre 100 y 140 euros por viaje de ida, y lo mismo de vuelta y los de Palos de la Frontera de entre 150 y 200 euros.

Tampoco ven posible que se pueda producir un trasvase modal de las mercancías hacia el ferrocarril, puesto que el viaje medio de un transporte en España es de 150 kilómetros y el transporte por ferrocarril solo puede rentabilizarse en largas distancias.

El gran consumo también señala que el pago por uso de las autovías tendrá también un "impacto negativo" en la siniestralidad por el traspaso del tráfico pesado a las vías secundarias, una vuelta atrás a la mejora de las cifras.

Por ello,  desde AECOC opinan que  el transporte de mercancías debería quedar eximido de un posible tributo por el uso de las autovías, mas aún teniendo en cuenta el momento de “clara necesidad de recuperación económica que vive nuestro país”, por lo que reclaman  "medidas consensuadas y pactadas" entre administraciones, cargadores y transportistas para poder ofrecer a la economía y sociedad un transporte de "calidad, eficiente y altamente competitivo".

Más  información sobre Transporte por carretera

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

OFERTAS DE EMPLEO

 

MERCADO V.O

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES