La DGT etiqueta los vehículos "limpios"

etiqueta dgt autonomosenrutaLa DGT ha hecho pública la clasificación del parque de vehículos en función de su potencial contaminante, de manera que a partir de ahora  los vehículos “más limpios” estarán identificados con una de las cuatro etiquetas Cero, Eco, C y B, categorías en las que se incluyen los vehículos de transporte de mercancías.

En el actual mercado de vehículos, la mayor parte de las matriculaciones siguen siendo, a día de hoy, de vehículos con configuración diésel o gasolina, aunque la tendencia es que las tecnologías alternativas vayan ganando terreno. En 2015, las matriculaciones de vehículos con tecnologías alternativas han superado un 52% a las de 2014. Esto representa el 1,8% del mercado total en 2015. Desde 2011 hasta 2015 hay matriculados 82.234 vehículos con tecnologías alternativas, con un incremento en 2015 del 106,5% respecto a 2011.  

Si bien es cierto que es en el segmento de turismos donde mayor acomodo están encontrando este tipo de soluciones alternativas, a corto y medio plazo su uso en vehículos industriales va a tener cada vez mayor aceptación, no solo por la cada vez mayor madurez de este tipo de tecnologías, que hace que estos vehículos tengan más autonomía y se reduzcan los tiempos de repostaje, sino también espoleado por una tendencia cada vez mayor a restringir la circulación en zonas urbanas o de gran impacto medioambiental, que afecta de lleno a actividades como la distribución urbana de mercancías.  

La categorización que ahora ha presentado la Dirección General de Tráfico se origina en el Plan Nacional de Calidad del Aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire), que  afirma que tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado la principal fuente de emisión en las grandes ciudades, al tiempo que  propone la clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten.

 

etiqueta dgt3 autonomosenruta

 

Entre  los vehículos industriales, ganan terreno los  sistemas asociados al Gas natural (GNV), tanto en estado gaseoso GNC, el más utilizado pues la gran mayoría del parque de este tipo de vehículos se asocia a flotas de recogida de residuos sólidos y flotas cautivas en entornos urbanos, como en estado líquido (GNL) para rutas.

 


 

etiqueta dgt2 autonomosenruta

 


Discriminar positivamente

Para dar cobertura a este Plan nacional, en los próximos días se publicará en el Boletín Oficial del Estado la resolución de la DGT en la que se recoge la clasificación del parque de vehículos correspondiente al 50% más limpio, según los cálculos de este departamento unos16 millones de vehículos de todas las categorías.

La clasificación del parque tiene como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

Los criterios para clasificar el parque de vehículos son el resultado de un largo y deliberado trabajo liderado por la DGT y en el que han participado entre otros organismos el Ayuntamiento de Madrid, el Ayuntamiento de Barcelona, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. El primer fruto de este grupo se materializó con la clasificación de los vehículos “cero emisiones” y el envío de las etiquetas azules a sus 10.000 titulares.

La DGT enviará en unas semanas a los 100.000 titulares de vehículos clasificados como ECO (unos 25.000 de la Comunidad de Madrid y 16.000 en la provincia de Barcelona) una carta en la que se incluirá el distintivo medioambiental azul y verde. El envío del distintivo ambiental también lo realizará la DGT a los titulares de vehículos etiquetados como C y B  pero en meses posteriores y de forma progresiva.

Cada autoridad con competencia en materias relativas a la fiscalidad, movilidad y medio ambiente podrá decidir en cada momento qué incentivos ofrece a los vehículos menos contaminantes en su ámbito de competencia.  Por ejemplo, la DGT permite ya circular en el carril bus VAO a vehículos “Cero emisiones”.


Comerciales e industriales

Dentro de la clasificación realizada por la DGT, que establece cuatro categorías dentro de los denominados como vehículos limpios, en todas ellas se han incluido los vehículos de transporte de mercancías, tanto comerciales como industriales.

Por lo que respecta a los comerciales, furgonetas de reparto fundamentalmente, los fabricantes llevan unos años apostando por la movilidad eléctrica en este tipo de vehículos gracias al espacio disponible para proporcionar una adecuada autonomía. Por otra parte, se pueden seguir utilizando los motores existentes si se realizan las modificaciones necesarias para el uso de GLP o GNC.

Según recoge el barómetro Bosch-Anfac del vehículo alternativo, en 2015 se matricularon 1.092 furgonetas propulsadas por energía alternativa al diesel o gasolina de las que más del 56% de los vehículos alternativos son eléctricos puros (615), frente a los 320 de GLP y 157 que utilizaron el gas natural  en versión comprimida (GNC). En la actualidad, algunos fabricantes se han distinguido por su apuesta decidida por la movilidad eléctrica en furgonetas, en especial Nissan que con su modelo eNV-200 está inmerso en interesantes proyectos con empresas como Pascual o Seur para la distribución urbana en la capital.

Por lo que respecta a los industriales, el tema es más complejo. Estos están diseñados para transportar grandes cargas o recorrer grandes distancias, por lo que los sistemas de propulsión eléctrica son complicados por el peso, el espacio que restan y el tiempo de recarga de las baterías, aunque hay algunas unidades destinadas al transporte interurbano o multiusos. Dentro de los combustibles alternativos en los vehículos industriales, sin embargo ganan terreno los  sistemas asociados al Gas natural (GNV), tanto en estado gaseoso GNC, el más utilizado pues la gran mayoría del parque de este tipo de vehículos se asocia a flotas de recogida de residuos sólidos y flotas cautivas en entornos urbanos, como en estado líquido (GNL) que gracias a una mayor autonomía empieza a encontrar acomodo  (aunque lentamente) entre algunas empresas de transporte de mercancías, gracias a sus menores costes operativos. En esta categoría de vehículos, dos fabricantes están a la cabeza en desarrollos: Scania e Iveco que cuentan con interesantes opciones tanto en configuraciones GNC como GNL, aunque la gran mayoría de fabricantes cuenta con unidades de propulsión GNV. A pesar de todo, su presencia en el mercado sigue siendo testimonial, apenas un 0,2% del parque y el año pasado se matricularon tan sólo  61 unidades, la gran mayoría de ellas GNC (58).

 

etiqueta dgt4 autonomosenruta

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Advertisement