Frente al descenso generalizado del 19 por ciento de víctimas mortales en accidentes de tráfico durante el verano, el número de muertos por salida de vías aumentó un 3 por ciento, de 129 fallecidos en 2011 a 133 en 2012.

 

El Presidente de Simeprovi, Juan Manuel Álvarez, ha advertido de que este verano han aumentado el número de accidentes por salida de vías en carreteras secundarias, donde la inversión en instalación de medidas de protección ha caído "de 100 millones de euros anuales en los últimos años a cero o prácticamente a cero".

"Los accidentes por salida de la calzada están aumentando en carreteras secundarias. ¿Seguimos sin hacer nada? ¿Esperamos a que pase la crisis?", se ha preguntado Álvarez durante la inauguración de la X Jornada sobre barreras metálicas de seguridad organizada por Simeprovi en Madrid.

En este sentido, el Presidente de la asociación ha recordado que, aunque durante este verano se ha logrado un "descenso muy importante de accidentes", en línea con la reducción conseguida en los últimos años, hay medidas en materia de seguridad vial "que están dando sus últimos frutos, que se están quedando obsoletas y que hay que replantearse".

Concretamente, frente al descenso generalizado del 19 por ciento de víctimas mortales en accidentes de tráfico durante el verano, el número de muertos por salida de vías --precisamente el tipo de accidentes que podrían evitarse con la instalación de elementos de protección en los márgenes-- aumentó un 3 por ciento, de 129 fallecidos en 2011 a 133 en 2012.

Álvarez ha asegurado a que las carreteras secundarias son "el principal caballo de batalla" ahora mismo, porque es "donde los accidentes menos se están reduciendo". También ha indicado que es donde más se reducido la inversión en medidas de protección. "Nosotros eso no lo entendemos o pensamos que es un error, porque se están deteriorando las redes de carreteras y cuando eso se quiera recuperar va a costar mucho más", ha señalado.

Por ello, ha instado a las Administraciones a aplicar "medidas de bajo coste y alta rentabilidad" como la instalación de barreras metálicas. En este sentido, ha indicado que, según estudios europeos, cada kilómetro de barrera metálica instalado, que cuesta alrededor de 25.000 euros, salva de media la vida de una persona.

Artículos relacionados

Últimos artículos