La Comisión Europea ha emitido dictámenes motivados mediante los cuales exige a Austria, Chequia, España, Finlandia, Francia, Polonia y Portugal que adopten las medidas necesarias para aplicar la Directiva sobre el tiempo de trabajo a los conductores autónomos. Una legislación totalmente discriminatoria para el transportista autónomo que viene a agravar su situación aún más.

Si estos Estados miembros no notificaran a la Comisión en un plazo de dos meses las medidas adoptadas para garantizar el cumplimiento del Derecho de la UE en esta materia, la Comisión podría remitir el asunto al Tribunal de Justicia Europeo.
La Directiva disponía que los conductores autónomos no entraban en el ámbito de aplicación de la Directiva hasta el 22 de marzo de 2009, pero, desde esa fecha, las disposiciones correspondientes se aplican plenamente a esta categoría de conductores.
La Directiva 2002/15/CE, relativa a la ordenación del tiempo de trabajo de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera, establece un nivel mínimo de protección social para los trabajadores móviles del transporte por carretera. Tiene por objeto mejorar la salud y la seguridad de los trabajadores móviles de este sector. Al mismo tiempo, persigue garantizar una competencia leal mediante el esta- blecimiento de condiciones mínimas iguales para todas las empresas que operan en el sector del transporte por carretera en la UE.
La Directiva disponía que los conductores autónomos no entraban en el ámbito de aplicación de la Directiva hasta el 22 de marzo de 2009, pero, desde esa fecha, las disposiciones correspondientes se aplican plenamente a esta categoría de conductores.

3 HORAS SEMANALES PARA TODO LOS DEMÁS

Teniendo  en cuenta que el tiempo máximo establecido por el Reglamento europeo sobre tiempos de conducción y descanso establece un tiempo de conducción máximo semanal de promedio de 45 horas  por lo que aplicando el límite de tiempo máximo de trabajo solo podrían dedicarse un tiempo máximo de 3 horas semanales, es decir media hora diaria, para desarrollar las restantes actividades (cargar y descargar, limpieza y mantenimiento, etc.).

174tiempo_trabajo1


El Pleno del Parlamento Europeo acordó el 16 de Junio de 2009 por 368 votos a favor y 301 votos en contra rechazar la propuesta elaborada por la Comisión Europea, con lo que se obliga a los Estados miembros a modificar sus normativas nacionales  para establecer la inclusión de los transportistas autónomos.

174tiempo_trabajo4

La transposición a nuestro ordenamiento podría dejar a los autónomos  en una situación de discriminación frente a las grandes empresas, ya que les situaría en peor posición al limitarles el tiempo dedicado a tareas tales como limpieza y mantenimiento del vehículo, trámites administrativos, etc.


 

174tiempo_trabajo5

En el caso de los transportistas autónomos tareas como la limpieza del vehículo, mantenimiento, o administración, son realizadas exclusivamente por ellos, a diferencia de las grandes empresas en que estas tareas no son realizadas generalmente por sus conductores asalariados, sino por otro personal especializado.


 

Los siete Estados miembros mencionados no han notificado a la Comisión la adopción de las disposiciones oportunas para incorporar la Directiva a sus ordenamientos y aplicar las normas en materia de tiempo de trabajo de la Directiva a los conductores autónomos.
El incumplimiento de las obligaciones establecidas por la Directiva sobre el tiempo de trabajo permitiría a los conductores autónomos de algunos Estados miembros hacer caso omiso de la Directiva y, en particular, de la duración máxima del tiempo de trabajo semanal, lo que acarrearía un marco no armonizado en toda la UE y la distorsión de la competencia en detrimento de los Estados miembros que sí han incorporado la Directiva a sus ordenamientos jurídicos.

Completando el Reglamento sobre tiempos de conducción y descanso
La Directiva de base sobre la ordenación del tiempo de trabajo prevé que determinadas «prescripciones más específicas» puedan reemplazar a las disposiciones generales de la Directiva: es el caso del transporte por carretera. En este sector, el Reglamento (CE) n° 561/2006 establece el tiem-po máximo de conducción diario y la duración mínima de los períodos de descanso.
La mencionada Directiva completa las disposiciones del Reglamento (CE) nº 561/-2006. Por lo tanto, las disposiciones de dicho Reglamento relativas a las pausas, los períodos de descanso y la conducción seguirán aplicándose a los conductores autónomos  y a los trabajadores móviles afectados.
La Directiva establece que la duración media semanal es de 48 horas. No obstante, puede elevarse a 60 horas si la duración media calculada sobre un período de cuatro meses no excede de 48 horas. El tiempo de trabajo  de los trabajadores móviles es la suma total de las horas trabajadas en las distintas empresas. El trabajador móvil debe informar a cada uno de sus empresarios de las horas que trabaja para las otras empresa;
Además de las disposiciones relativas a los tiempos de pausa del Reglamento nº 561/2006, la Directiva  fija  un límite para que el tiempo de trabajo diario de un trabajador nocturno no pueda exceder las 10 horas por cada periodo de 24 horas, así como define las obligaciones de registros del tiempo de trabajo y obligación de información de los trabajadores. 
Los Estados miembros adoptan las medidas necesarias para que el empresario coloque en un lugar accesibles a todos los trabajadores una copia de la Directiva y de la legislación nacional aplicable y registre el tiempo de trabajo de los trabajadores móviles. Estos registros deberán conservarse como mínimo durante un año.
Los Estados miembros deciden qué sanciones deben imponerse. Éstas deben ser eficaces, proporcionadas a la infracción y suficientemente disuasorias.

Antecedentes: la exclusión inicial del transportista autónomo 
La Directiva europea 93/-104/CE de 23 de Noviembre, relativa a la ordenación del tiempo de trabajo para las diferentes actividades económicas, que ha sido objeto de sucesivas modificaciones, tuvo por objeto desarrollar la previsión contenida en el art. 118 A del Tratado de la Unión Europea estableciendo disposiciones mínimas para promover la mejora del medio de trabajo con el fin de elevar el nivel de protección de los trabajadores respecto de sus empresarios. Dicha Directiva excluyó lógicamente de su ámbito de aplicación a los trabajadores autónomos, en consonancia con lo establecido en el referido art. 118 del Tratado de la UE que señala que tales Directivas evitarán establecer trabas de carácter administrativo, financiero y jurídico que obstaculicen la creación y el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.
Como complemento a dicha Directiva europea, para el sector del transporte por carretera se aprobó con posterioridad la Directiva 2002/15 relativa a la ordenación del tiempo de trabajo de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera, en la que en consonancia con la Directiva antes referida regula aspectos fundamentales en la relación laboral entre los trabajadores asalariados de nuestro sector y su empresario, en cuestiones tales como duración máxima media de trabajo sema- nal, vacaciones anuales así como de algunas disposiciones relativas al trabajo nocturno. Además, y en conso- nancia con la citada Directiva 93/104 los conductores autónomos quedaban expresamente excluidos de la Directiva 2002/15.
El artículo 2 de la citada Directiva, establecía la exclusión de la ampliación de la misma a los conductores autónomos al menos hasta marzo de 2009, añadiendo dicho articulo que a partir de dicha fecha se estudiará el mantenimiento de dicha exclusión en base a un informe que elaborara la Comisión Europea, teniendo en cuenta las circuns- tancias de cada Estado miembro en lo relativo a la estructura del sector y su entorno profesional y social. 
La Comisión Europea publicó dicho informe en mayo de 2007 analizando la inclusión o no de los autónomos desde cuatro puntos de vista: la seguridad vial, las condiciones de competencia, la estructura de la profesión y los aspectos sociales y en ninguno de ellos se muestra a favor de la inclusión. 
Sin embargo, durante la tramitación en el Parlamento Europeo de la Propuesta de modificación de la Directiva 2002/15 elaborada por la Comisión Europea, la misma ha sido sometida a sucesivas votaciones con resultado dispar por las posturas enfrentadas entre los diferentes Grupos Parlamentarios en el seno de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo. Dicha confrontación obligó a plantear una votación definitiva en el Pleno del Parlamento Europeo, ante la cual las diferentes organizaciones empresariales y sindicales se movilizaron para defender sus posiciones ante los europarlamentarios, entre ellas, con un papel decisivo,  las organizaciones nacionales de transportistas de mercancías CETM y de viajeros ASINTRA y FENEBUS, que firmaron un pacto con los sindicatos UGT y CCOO, con el objetivo de actuar ante los partidos políticos españoles con representación en Europa y ante el Gobierno español para que mostraran un “decidido apoyo a la inclusión” de los transportistas autónomos en la Directiva europea. 

No hay tiempo para todo

El Ministerio de Fomento tiene establecido en un estudio socio-económico del sector el porcentaje de tiempo que dedica el transportista autónomo a las diferentes actividades relacionadas con la conducción, con el siguiente resultado:

174tiempo_trabajo3

- Conducción: 65%
- Carga y descarga 13’7%
- Esperas 10%
- Mantenimiento 7’3%
- Otras 3’7%
Ello implica que conforme a los tiempos establecidos por la normativa sobre limitación de los tiempos de trabajo, el transportista autónomo deberá reducir su actividad en los siguientes porcentajes:
- El tiempo de trabajo (conducción, carga y descarga y mantenimiento): deberá ser reducido en un 15’6% frente a la actividad que en la actualidad realiza.
- El tiempo de presencia (disponibilidad, espera y otros): que en la actualidad no tiene establecido limitación alguna y que deberá ser reducido a un máximo de 20 horas semanales.

Artículos relacionados

Últimos artículos