La concesionaria de la autopista AP-41 -que une Madrid y Toledo ha sido la primera en solicitar en mayo el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) y le han seguido Accesos de Madrid, la sociedad concesionaria de la R-3 y R-5, así comolas dos sociedades que gestionan la explotación de la autopista de peaje R-4

El Ministerio de Fomento destinará 200 millones de euros en préstamos participativos para ayudar a "sostener" la situación financiera que atraviesan muchas de las concesionarias españolas ante la caída de los tráficos y el sobrecoste derivado de las expropiaciones. El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá, ha indicado que se van a atender todas las obligaciones previstas para este año. Estos pagos, ha señalado, se atenderán en función del procedimiento adecuado y teniendo en cuenta que estas ayudas proceden de los impuestos de todos los españoles.
Asimismo, ha recordado que los problemas financieros de estas autopistas de peaje se resolverán cuando se recuperen los tráficos y, por tanto, mejoren sus ingresos, al tiempo que ha subrayado que Fomento no tiene intención de implantar peajes en las autovías del Estado y que trabaja por mejorar la eficiencia energética de estas vías. Según los últimos datos del Ministerio de Fomento, el tráfico en las autopistas estatales de peaje cayó en el primer trimestre hasta situarse en una media de 43.451 vehículos diarios, un nivel que no se registraba desde hace 14 años y que aleja aún más este indicador de los máximos que se alcanzaron en 2007.
En este contexto, la concesionaria de la autopista AP-41 -que une Madrid y Toledo- ha sido la primera en solicitar en mayo el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos). A esta decisión se ha visto abocada también Accesos de Madrid, la sociedad concesionaria de la R-3 y R-5 (participada por Abertis, Sacyr y ACS), que se acogieron recientemente al preconcurso de acreedores con el fin de refinanciar con la banca acreedora una deuda de 666 millones de euros.
Además, las dos sociedades que gestionan la explotación de la autopista de peaje R-4, Autopista Madrid Sur Concesionaria Española e Inversora de Autopistas del Sur, solicitaron en los juzgados mercantiles de Madrid el concurso voluntario de acreedores presionadas por una deuda de 575 millones. La última en acudir a los tribunales ha sido la autopista de peaje que discurre entre Cartagena (Murcia) y Vera (Almería), que ha solicitado esta semana a los juzgados mercantiles correspondientes acogerse al preconcurso de acreedores a fin de intentar refinanciar con la banca una deuda de 550 millones. La sociedad concesionaria ha adoptado esta decisión ante la caída del tráfico rodado, la falta de cobro de las cuentas de compensación y la imposibilidad de refinanciar su deuda, vencida desde diciembre de 2011.

Artículos relacionados

Últimos artículos

empleo autonomosenruta
soy-autonomo
SUSCRÍBETE A LA REVISTA