Esta medida ha sido muy bien acogida por el sector, uno de los más castigados por la morosidad de ayuntamientos y comunidades.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentó ayer el plan con el que se pretende hacer frente a las deudas pendientes de las administraciones públicas con sus proveedores. Rajoy, que estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro y el de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, repasó durante este encuentro, al que estuvieron invitadas destacadas personalidades del mundo empresarial y económico, la actual situación de la economía española y presentó este plan como modelo de la lucha contra la crisis.

El sector del transporte por carretera estuvo representado en esta reunión por el presidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), Marcos Montero,

El plan de pago a proveedores establece la creación de un fondo que canalizará préstamos por valor de 35.000 millones de euros, avalados por el Tesoro público, para pagar deudas a proveedores a partir del mes de mayo. Los ayuntamientos y comunidades autónomas tendrán diez años para devolverlo, con dos de carencia, durante los cuales se pagarán solo los intereses, que serán de aproximadamente el 5%.

Esta medida ha sido muy bien acogida por el sector, uno de los más castigados por la morosidad de ayuntamientos y comunidades, ya que debe ser un balón de oxígeno para toda la economía española, y será de gran ayuda para los miles de autónomos, pequeñas y medianas empresas de transporte de mercancías por carretera, que se encuentran ahogados por los impagos de la administración.

Artículos relacionados

Últimos artículos