Europa acaba de dar un nuevo “tirón de orejas” al Gobierno de España, al dictaminar que el conocido como “Céntimo sanitario”, que se aplica en España desde 2002, vulnera la legislación comunitaria.

El abogado general del Tribunal de Justicia de la UE (TUE), Nils Whal, ha dictaminado el pasado día 24 de octubre que el 'céntimo sanitario' -el impuesto sobre los carburantes que aplican algunas comunidades autónomas y cuyos ingresos se destinan a financiar la sanidad- vulnera la legislación comunitaria. Si bien es cierto que el fallo del abogado general -que no es vinculante, pero resulta refrendando por el TUE en el 80% de los casos- responde a un litigio iniciado por una empresa de transporte establecida en Cataluña. La compañía solicitó que se le devolvieran los 45.000 euros que tuvo que pagar por este impuesto alegando que era ilegal. El caso acabó ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que ha pedido a la justicia europea que se pronuncie.

En sus conclusiones de el pasado jueves, el abogado general sostiene que el impuesto "es contario a la directiva sobre los impuestos especiales" porque no cumple los dos requisitos que exige la norma para este tipo de gravámenes.

España podría tener que devolver 13.000 millones de euros, que es lo que se ha recaudado desde que en 2002 se instauró este impuesto, aunque el dictamen admite que se podrían limitar los efectos en el tiempo de la sentencia final.

En este asunto, España ha solicitado al Tribunal de Justicia que limite los efectos en el tiempo de la sentencia de ilegalizar el impuesto. En la práctica, esto significaría que la sentencia únicamente produciría efectos en el futuro y no afectaría a los impuestos recaudados en el pasado.

Sobre esta cuestión, el abogado general no es categórico. Por un lado, admite que no puede descartarse un riesgo de repercusiones económicas graves dadas las cantidades considerables reclamadas y la "situación económica precaria" que atraviesan actualmente España y sus comunidades autónomas.

Por otro lado, Whal destaca que cuando se creó el 'céntimo sanitario' el Tribunal de Justicia ya había dictado una sentencia sobre la no conformidad de un impuesto similar y por tanto no había "incertidumbre" sobre la aplicación del derecho comunitario.

Además, hay que tener en cuenta que la de Luxemburgo no es la primera llamada de atención. En 2008, la Comisión Europea ya abrió un procedimiento de infracción contra España por considerar ilegal el céntimo sanitario. Los motivos eran muy similares a los que esboza ahora el Tribunal de Justicia. Es por este motivo por el que el dictamen del Tribunal de Justicia de la UE también indica que "España parece haber asumido deliberadamente el riesgo de seguir adelante con la legislación controvertida y, en consecuencia, esa legislación se ha aplicado durante muchos años en perjuicio del consumidor final y del mercado interior".

Hacienda mueve ficha

Desde la Administración española no parece que estén convencidos a renunciar a esta “vía de financiación” fruto de la ingeniería contable. Así, el Ministerio de Hacienda se apresuró a asegurar al día siguiente que “acatará la sentencia, pero que desde el 1 de enero de este año ya se han hecho los retoques pertinentes en el tributo para sortear las alegaciones de la UE”. Los “retoques a los que se refiere Hacienda consisten básicamente en integrarlo en el impuesto especial de hidrocarburos, un cambio que aún está por ver que sea considerado por el tribunal como suficiente y, sobre todo, que el Gobierno español logre eliminar los efectos retroactivos de la sentencia.

Más allá de los efectos económicos, la decisión desencadenaría todo un proceso de reclamaciones, pues las comunidades (seguramente con alguna coordinación estatal) deberían devolver a empresas y particulares todo lo recaudado.

Tras el dictamen, los jueces empiezan ahora a deliberar, por lo que para concer lasentencia definitiva habrá que esperar unos meses 

Artículos relacionados

Últimos artículos