Así lo ha declarado Ignacio Diego, presidente de esta comunidad, en la cumbre “Cantabria Empresarial” organizada por la CEOE

En un encuentro con más de 35 empresarios cántabros, que expusieron al presidente Ignacio Diego sus principales problemas relativos a la fiscalidad y financiación al tiempo que le reclamaron soluciones concretas, el jefe del Ejecutivo se comprometió a «revisar» el céntimo sanitario, ese impuesto que en junio encareció la gasolina en Cantabria en 4,8 céntimos por litro y echó a los transportistas en brazos de sus vecinos de Vizcaya, donde el gravamen no se aplica.

Diego dijo ser consciente de que «las reglas del juego» habían cambiado, porque cuando el Gobierno de Cantabria se planteó el impuesto se pensaba que iba a existir una armonización fiscal en el corredor del Cantábrico, una previsión que posteriormente no se cumplió porque cada comunidad autónoma legisló por su cuenta. El País Vasco jugó a la contra y no aprobó el céntimo sanitario, convirtiéndose así en una ‘isla fiscal’ que actuó de imán para los transportistas de las comunidades vecinas, dejando a las estaciones de servicio de Cantabria en clara desventaja. Ahora, el jefe del Ejecutivo ha accedido a reunirse con los empresarios del sector, analizar los números de fin de año y reconsiderar el gravamen.

Desde la implantación del impuesto, las ventas de carburante en Cantabria han descendido un 20%, mientras que en la vecina Vizcaya han subido un 23%. El presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Cantabria, Jorge de Benito, reiteró al presidente la reconsideración de una medida, que, de mantenerse, abocará al cierre a muchas estaciones de servicio.

Artículos relacionados

Publicadas las restricciones de tráfico 2024  a camiones en el País Vasco Carreteras

Publicadas las restricciones de tráfico 2024 a camiones en el País Vasco

06 Marzo 2024

Aplicables a los vehículos de transporte de mercancías de más de 7,5T, mercancías peligrosas y...

Últimos artículos