Seguros de transporte: ¿qué riesgos se deben asegurar?

seguros riesgosEl ámbito de las aseguradoras está en continuo crecimiento, se amplía día a día porque los riesgos también se incrementan, son cada vez mas, mayores y diversos. Conocer qué riesgos debe cubrir una empresa y acertar con la forma de asegurarlos es la intención del siguiente resumen.

Y para ello, lo primero es tener claro los que son obligatorios y cuales los recomendables, como mejor forma de velar por la buena marcha y la continuidad del negocio. Dentro de la categoría de seguros obligatorios podemos citar los siguientes:

El conocido por las Siglas RCOA y ajustado a la ley, es el que sirve para cubrir la responsabilidad civil del usuario del vehículo hasta un determinado límite. Actualmente, los límites de este seguro se complementan con el de Responsabilidad Civil voluntaria.

En segundo lugar tenemos el seguro de Accidentes de Convenio, en el que, habitualmente se incluyen de forma obligatoria, el seguro de accidentes corporales para los empleados, es decir: muerte e invalidez y en el que sus límites varían según el convenio y según la província en la que se vayan a aplicar.

El seguro de Retirada de Carné, también se hará de acuerdo con el convenio de esa provincia. Hay comunidades en las que este seguro es obligatorio con la intención de paliar, en la medida de lo posible, la repercusión económica que sufre una empresa cuando a alguno de sus conductores se le ha retirado el carné. Al cobrar este seguro el empresario podrá sustituir por otra persona, al conductor que ha quedado inhabilitado por la retirada de carné.

 


 

SEGUROS NECESARIOS

En este bloque encontramos  el RC Voluntario de Circulación. Este es, el mencionado anteriormente, para complementar el seguro obligatorio y ampliar así sus límites de indemnización, o  el de Defensa y Reclamación de Daños. Con este Seguro se podrán cubrir las posibles reclamaciones civiles y/o penales que recaigan sobre el asegurado, o bien que el propio asegurado necesite utilizarlo en un momento determinado, para reclamar o defender sus derechos ante un tercero que le hubiera ocasionado daños.

El RC de la Carga sirve para cubrir la responsabilidad de los daños que pueda ocasionar la mercancía transportada, en cualquier hecho derivado de un problema de circulación. Seguro que se puede aplicar, tanto a incidentes de circulación como a los producidos durante las maniobras de carga y descarga de la mercancía transportada.

Realmente el seguro que siempre debe de tener un transportista es el de R.Civil que cubra lo marcado por la L.O.T.T o C.M.R., ya sea transporte Nacional o Comunitario. Actualmente se puede hacer combinado incorporando capital de daños como cualquier póliza de transportes y la Resp. Civil según los convenios mencionados anteriormente.

El seguro para Transporte de Mercancías, es realmente el que amparará al empresario o dueño del negocio, de los daños que pudiera sufrir la mercancía encomendada a la empresa transportista. Realmente este seguro es el propietario o receptor de la mercancía quien debe asegurarlo pero debido a la competencia que existe en el mercado, estos se aprovechan de las circunstancias y obligan, sin deber, al transportista a que asuma los costes de este seguro.

 

 


 

En un segundo bloque catalogados como obligatorios, pero en función de la actividad de la empresa, podemos citar el seguro de Responsabilidad Civil Medioambiental indicado para las empresas de transporte de mercancías peligrosas. En cualquiera de sus formas, toda empresa que transporte mercancías catalogadas o consideradas peligrosas, debe cubrir el riesgo de contaminación medioambiental que, debido a un accidente, pudiera provocar el vehículo porteador. En el mercado nacional, esta garantía se cubre de forma global, mediante una agrupación de aseguradoras unidas en el Pool de Riesgos Medioambientales.

De igual manera ocurre con el de Exteriorización de Compromisos por Pensiones. En estas fechas de comienzos del año, su obligatoriedad (únicamente depende del convenio, ya que el plazo de contratación finalizó el 31 de diciembre del 2014.


Empresa y vehículo

Para dar cobertura a los daños patrimoniales que sufran las instalaciones de la empresa, deberemos disponer de un Seguro de daños a las instalaciones de la empresa de Transporte. Este seguro se trata de forma “multiriesgo” y contempla coberturas básicas como: incendio, explosión, caída de un rayo. Y otras optativas como: robo, daños por agua (inundación), cristales, pérdida de beneficios, daños a equipos electrónicos, reconstrucción de archivos, demolición y desescombro, etc. El seguro a estos riesgos es de los más controvertidos. La mayoría de los empresarios no prestan la debida atención a tales incidentes, que nadie desea, pero que ocasionan graves problemas a la hora de un siniestro. Teniendo en cuenta que pueden tener mercancías de terceros que si no están declaradas no tendrán coberturas.

Por lo que respecta al vehículo, hay que hablar del Seguro de Daños Propios en Vehículos. Este seguro se debe hacer según la antigüedad y composición de la flota. Es recomendable en las flotas de una antigüedad menor a tres años y es conveniente porque, generalmente, en ese tiempo los vehículos están en periodo de financiación, y en caso de un siniestro, el seguro salvaría a la empresa del menoscabo económico que supone continuar con el pago de un vehículo inexistente o siniestrado.

Existe otro método de aseguramiento muy eficaz y mas económico que es el asegurar a Incendio + Robo + Perdida total del vehiculo.

Un seguro poco utilizado por los empresarios de transporte es el Seguro de Garantía Mecánica, pero igual que la anterior, es aconsejable su contratación para ampliar la garantía del fabricante hasta 5 años. Se puede aplicar tanto a vehículos nuevos como a los usados.

El Seguro de Asistencia en Viaje. Se trató de forma monográfica en un artículo anterior.

Otro, de carácter más general pero también recomendado es el Seguro de Vida. Es aconsejable concertarlo para el dueño/gerente de la empresa ya que su desaparición no solo puede hacerla tambalear sino desaparecer.

Tener asegurado un porcentaje importante de capital puede marcar la diferencia entre continuar con la actividad o no.

Para todos aquellos transportistas autónomos es muy aconsejable tener un seguro de Indemnización por baja por accidente o enfermedad, ya que en estos supuestos el perjuicio económico que sufren al estar dados de baja es muy grande.

De todo lo expuesto con anterioridad hay que definir muy bien qué tipo de asegurado autónomo o empresa se va a asegurar porque en definitiva hay que hacer, o se debe hacer por parte de los profesionales del seguro un traje a medida y no ofrecer a todos  la mismas condiciones de contratación, ya que a unos les faltará y a otros les sobrará.

Más sobre Seguros de Transporte.

 

seguros transporte dudasDéjanos ayudarte

¿Tienes dudas sobre algún aspecto de tu seguro? ¿Has tenido recientemente un conflicto con tu compañía de seguros y no has quedado conforme?
Ahora puedes realizar cualquier consulta referente a tu seguro y estudiaremos y responderemos tu caso GRATUITAMENTE. A cambio solo te pedimos que nos dejes publicar la consulta (sin datos personales por supuesto) para que otras personas en una situación similar puedan beneficiarse de la respuesta.
Enviános tu consulta a la dirección de correo electrónico:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
o por correo ordinario a:
Talento Editorial, S.L.
C/Electrodo, 68. 1º Oficina 21. 28522 Rivas Vaciamadrid. Madrid

Artículos relacionados

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES