El tipo que se aplicará en la Comunidad foral será la mitad del máximo que permite la ley y no se aplicará al gasóleo de uso profesional.

El Gobierno de Navarra ha aprobado el proyecto de ley foral por el que se introducen diversas medidas tributarias dirigidas a incrementar los ingresos públicos. En concreto, se incluye la implantación del denominado céntimo sanitario, el establecimiento de un incentivo para que los contribuyentes con deudas pendientes con la Hacienda Tributaria de Navarra se pongan de manera voluntaria al corriente en sus obligaciones fiscales, y la modificación del Impuesto sobre Sociedades.

Las tres medidas, con cuya implantación el Gobierno prevé recaudar 25 millones de euros, están incluidas en el acuerdo que firmaron los dos partidos que conforman el Gobierno de Navarra, UPN y PSN.

Respecto a la implantación del gravamen autonómico en el Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, el tipo que se aplicará en la Comunidad foral será la mitad del máximo que permite la ley. Así, en las gasolinas, en el gasóleo de uso general y en el queroseno se sitúa en 24 euros por cada mil litros. En el gasóleo de usos especiales y de calefacción será de 6 euros por cada mil litros, y en el fuelóleo alcanzará 1 euro por tonelada.

Asimismo, el proyecto de ley aprobado por el Gobierno establece que la Comunidad foral no aplicará este tipo de gravamen autonómico al gasóleo de uso profesional, es decir, a los titulares de los vehículos de motor destinados exclusivamente al transporte de mercancías por carretera, a los destinados al transporte de pasajeros, así como a los taxis dedicados al servicio público de viajeros bajo licencia municipal y provistos de taxímetro.

Esta no aplicación se llevará a cabo mediante la devolución de las cuotas de dicho impuesto que hayan sido satisfechas por los transportistas y conductores profesionales. El Gobierno estima una recaudación por esta vía de 8 millones de euros.

Artículos relacionados

Últimos artículos