Entre las irregularidades que dieron lugar a las denuncias, las más frecuentes fueron las infracciones en circulación

Durante los siete días de duración de la campaña especial de control y vigilancia de camiones y furgonetas que la Dirección General de Tráfico (DGT) llevó a cabo en carretera entre el lunes 13 de febrero y el domingo 19 de febrero, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron 26.399 vehículos destinados a este tipo de transporte y formularon 7.367 denuncias, ha informado la DGT. De los 26.399 vehículos controlados, 24.110 fueron nacionales y 2.289 extranjeros.
Entre las irregularidades que dieron lugar a las denuncias, las más frecuentes fueron las infracciones en circulación (2.260), las relacionadas con las horas de conducción y tacógrafos (1.323), deficiencias en la documentación del vehículo o del conductor (1.231), excesos de velocidad (648) y no uso del cinturón de seguridad (409).
Con respecto a las deficiencias técnicas, los vehículos denunciados ascendieron a 775 y las inmovilizaciones realizadas por dicho concepto sumaron 220. El exceso de peso fue motivo de 566 denuncias y el mal acondicionamiento de la carga de 98. Por conducción con exceso en tasas de alcohol o drogas se denunció a 49 conductores, señaló la DGT.

 

Artículos relacionados

Últimos artículos