El contexto general económico, especialmente en el aspecto del consumo, lastra fuertemente la actividad de pequeñas y medianas empresas, así como los autónomos

En el mes de enero las matriculaciones de vehículos comerciales siguen desplomándose con una caída del 18% y un total de 4.611 unidades. La tendencia a la baja lleva arrastrándose ya desde el mes de septiembre del 2011. La media de los vehículos que circulan por nuestras ciudades supera los 10 años. Esto tiene consecuencias importantes sobre la calidad del aire de nuestras ciudades y la seguridad dentro y fuera del vehículo.

El contexto general económico, especialmente en el aspecto del consumo, lastra fuertemente la actividad de pequeñas y medianas empresas, así como los autónomos. Además hay que añadir una acuciante falta de recursos financieros para estos colectivos. Estas circunstancias provocan que el mercado de vehículos comerciales ligeros se encuentre en una cuarta parte del año 2007.

Los fabricantes están haciendo esfuerzos promocionales realmente importantes, por lo que no podemos dejar de animar a los consumidores de este tipo de vehículos, a que visiten los concesionarios y comprueben que la oportunidad de adquirir un vehículo aún más eficiente y con mucha más tecnología es ahora. Además, la compra de un vehículo comercial nuevo implica para los usuarios un ahorro de consumo por encima del 20%.

Artículos relacionados

Últimos artículos