Sólo podrán acceder a esta financiación aquellas comunidades que cumplan con las exigencias de disciplina presupuestaria impuestas por el Gobierno

El Consejo de Ministros del viernes pasado aprobó una linea de financiación del ICO para que las Comunidades Autónomas puedan pagar las deudas con sus proveedores. La linea estará dotada con 10.000 millones de euros, ampliable a 15.000 millones.
A través de este mecanismo de financiación se podrá realizar el pago a los proveedores de las Comunidades Autónomas. Se podrán liquidar las facturas pendiente de suministros, obras y servicios reconocidos antes del 1 de enero de 2012. Se pretende, de este modo, paliar la morosidad y los aplazamientos en el pago de estas deudas con proveedores para dinamizar a pymes con deudas no pagadas por las administraciones públicas. Falta por comprobar cuál será es procedimiento para el uso de esta línea. Si serán las Comunidades las que hayan de solicitar y gestionar esos fondos, con el riesgo de que se acaben utilizando para otros fines distintos para los que han sido propuestos, como ha ocurrido en otras ocasiones, o si, por el contrario, serán los propios proveedores los que puedan reclamar directamente al ICO el pago de esa deuda. Lo que sí se establece en la medida aprobada este pasado viernes es que sólo podrán acceder a esta financiación aquellas comunidades que cumplan con las exigencias de disciplina presupuestaria impuestas por el Gobierno, lo que traslada, de nuevo, a las pymes y autónomos acreedoras de la Administración las consecuencias de los incumplimientos de las Administraciones que les deben dinero.

 

Artículos relacionados

Últimos artículos