Las sanciones por morosidad reducen los plazos de pago a los transportistas un 20% en sólo un año

imagen

En  un año,  desde octubre de 2021,  la aprobación de una ley del nuevo régimen sancionador está teniendo un efecto positivo, reduciendo el número de empresas cargadoras que incumplen los plazos máximos previstos en la Ley.

Tras varios años en los que estuvo vigente la Ley contra la Morosidad sin que no tuviera ningún efecto real sobre el incumplimiento casi sistemático de los plazos máximos previstos en dicha Ley, ha  bastado  un año, desde que en Octubre de 2021 se aprobara por Ley el nuevo régimen sancionador de lucha contra la morosidad en el sector del transporte por carretera, para que empiece a notarse un cambio significativo. De hecho,   esta  evolución positiva de los plazos máximos de pago a los transportistas por parte de sus clientes ha pasado en este tiempo de los 81 días de media que había en octubre de 2021 hasta los 69 días de media en Octubre de este año, aunque aún lejos del plazo de 60 días máximo que marca la ley de lucha contra la morosidad.

Así, en el pasado mes de Octubre pasado se produjo un nueva reducción en los plazos medios de pagos, frente a los 73 días del mes anterior, como ha constatado el último Observatorio permanente de la morosidad y los pagos en el sector del transporte por carretera.

Esta reducción se traduce también  en una disminución en el número de empresas cargadoras e intermediarios que incumplen la legislación sobre morosidad, pasando a ser del 54% de los clientes de los transportistas. Como dato más negativo, hay que constatar   que un 30% de todos los que incumplen,  lo hicieron a más de 90 días e incluso un 11 % a más de 120 días, esto es, a 6 meses.

En cuanto a los medios de pago que son utilizados más habitualmente para el pago de los servicios de transporte, continúan siendo por este orden la trasferencia (67%), seguido del confirming (26%), el pagaré (6%)  y el cheque (<1%)

Más información sobre transporte por carretera

 

Es necesario registrarse para comentar.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

SÍGUENOS EN REDES