Los transportistas de portavehículos volverán a parar en noviembre

imagen

Transportave denuncia la falta de respuesta de la mayoría de los principales operadores logísticos del sector de portavehículos a la solicitud de adoptar de un conjunto de medidas urgentes ante la crítica situación que continúan atravesando.
 

El transporte de portavehículos  atraviesa una grave crisis que está provocando el abandono de este subsector de una parte importante de las empresas que han venido explotando esta actividad. En concreto, según Transportave, una de sus asociaciones más representativas, los pequeños empresarios y autónomos de estes segmento del transporte,  una vez valorado el riesgo y analizando otros modos de transporte, que hoy en día están siendo mucho más interesantes, con costes mucho más reducidos, están optando por abandonarlo. Estas fuentes  hablan de que  en torno a un 25% de los vehículos que realizaban este trabajo han desaparecido (cambiado a otras especialidades) en los últimos cuatro años.

De igual manera, denuncian desde esta asociación, el hecho de que la modificación de la ley de transporte por carretera, excluyera al  sector de portavehículos de la prohibición de carga y descarga, está ocasionando que los conductores de este subsector de transporte, que además son especialistas en la manipulación de estas mercancías estén optando por otro puesto de trabajo dentro del sector transporte, con el consiguiente abandono del sector de portavehículos.

Desde hace unos meses, Transportave  ha intentado mantener contactos con los principales operadores logísticos, así como con la asociación que los representa, CETM portavehículos, solo habiéndose imitado los contactos a sólo dos operadores, y sin obtener ninguna respuesta por el resto de operadores y tampoco por la asociación que en definitiva los representa.

Por ello, esta asociación  ha convocado a sus asociados a una Asamblea extraordinaria el pasado fin de semana, para explicar  a los pequeños transportistas, autónomos y micropymes la situación actual,  y después de valorar como se encuentran en este momento y sin que haya ningún avance, la decisión en la Asamblea ha sido unánime, aprobándose que los autónomos y micropymes dejarán de prestar su servicio a partir del 1 de Noviembre, hasta que esta situación se regularice y se desarrolle una hoja de ruta donde tratar los múltiples problemas que este subsector está sufriendo.

En su opinión, el subsector esta abocado a seguir perdiendo flujo de camiones y conductores a una velocidad de vértigo, salvo que haya un acuerdo in extremis y un diferencial económico tan amplio que permita retener tanto a los vehículos como a los conductores, algo que se ha constatado en un estudio realizado por esta asociación y que pone de manifiesto la precariedad del sector.

Más información sobre Transporte por carretera

 

 

Es necesario registrarse para comentar.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

SÍGUENOS EN REDES