¿Será sostenible la creciente demanda de servicios de paquetería en entornos urbanos?

imagen

En los últimos 7 años el volumen total de negocio del comercio electrónico en España se ha visto incrementado en 200%, por lo que  el uso de las nuevas tecnologías, la regulación, la innovación de la red de infraestructuras y la colaboración entre los agentes del sector se convierten en las principales palancas de cambio.

Ineco, la ingeniería y consultoría del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha presentado el informe “Última milla. ¿Será sostenible la creciente demanda de servicios de paquetería en entornos urbanos?”. Este segundo estudio analiza la sostenibilidad de la creciente demanda de servicios de paquetería en entornos urbanos.

Derivadas del auge del eCommerce, que se ha incrementado en más del 200% en los últimos siete años, junto con el ya tradicional abastecimiento a comercios, estas entregas a domicilio impactan hoy en día más que nunca en la calidad de vida de la ciudadanía, el medioambiente y la economía.

Con la evolución de la pandemia se ha podido ver que los cambios de tendencias que se produjeron en el 2020 se han mantenido en algunas ramas de actividad como es el caso de los hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación, cuyo volumen de negocio sigue siendo de los mayores del comercio electrónico con un 3,2%, pasando a estar dentro del top 10 de las actividades con mayor volumen de negocio en eCommerce.

NO se trata  además de un fenómeno que se de en nuestro país, donde su creciemento es más que evidente; a nivel europeo hay países que presentan mayor porcentaje de facturación en este tipo de comercio, ocupando España la 11ª posición, ranking encabezando por Islandia, Chequia y Bélgica.

 

Retos de la logística urbana

Las entregas a domicilio se han convertido en corresponsables del incremento de la intensidad diaria de vehículos en nuestras vías, las emisiones de efecto invernadero, el ruido, así como el mal uso y la disyuntiva de la distribución del espacio público.

Según datos proporcionados por Alliance for Logistics Innovation through Collaboration in Europe, el transporte urbano de mercancías contribuye en más de un 15% al tráfico de nuestras ciudades, siendo responsable del 25% de las emisiones de CO2, 30% del NOx y el 50% de las partículas emitidas a la atmósfera en este entorno.

Ante esta situación, y para poder dar respuesta a los retos que se presentan en el sector de la distribución urbana de mercancías y en general en el sector logístico, el estudio realizado por Ineco resalta la necesidad de actuar sobre cuatro palancas de cambio:

-La primera de ellas es la tecnología, avanzando en los ensayos y pruebas piloto con drones y pequeños robots autónomos; así como el impulso a la electrificación de las flotas dedicadas a la distribución urbana de mercancías (DUM) y el incremento de las infraestructuras de repostaje a través de las ayudas puestas a disposición a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia por parte del Gobierno de España.

-En el  ámbito de  las infraestructuras y logística, la implantación de microhubs urbanos se presenta como una de las soluciones clave para la trasformación de la distribución urbana de mercancías, posibilitando el uso de vehículos de menor tamaño y más ecológicos para los repartos.

-Como tercer eje destaca la regulación, considerándose fundamental la capacidad de las Administraciones Públicas de legislar normativas y ordenanzas que no solo abarque la regulación del tráfico, sino también aspectos relacionados con los usos del suelo o el despliegue de nuevas tecnologías, recopilación y uso de datos, transparencia y privacidad, etc.

-Y como cuarta palanca la colaboración entre los distintos actores, creando espacios estables para canalizar las problemáticas del sector logístico y consensuar actuaciones concretas que den respuesta a las necesidades presentes y futuras.

Mas Información sobre Transporte por carretera

 

Es necesario registrarse para comentar.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

SÍGUENOS EN REDES