Los "escandalosos beneficios" de las petroleras acaban con la paciencia de los transportistas

imagen

Todas las medidas que se han adoptado, los acuerdos históricos que se han alcanzado para el sector, no se están traduciendo  en una mejora de la situación, porque la subida del gasoil es de tal magnitud que  los transportistas están  aún peor que en primavera,

Son cada vez más las voces que desde el sector del transporte de mercancías por carretera empiezan a dar la voz de alarma sobre la delicada situación en la que se encuentra este sector, que ve como las medidas coyunturales acordadas con la Administración,  sobre todo las referentes a rebajar la factura del coste asociado al combustible han quedado obsoletas, al ser absorbidas por el incremento descontrolado de los precios de venta del gasóleo.

A la espera del desarrollo de la Ley  que permita al sector poder exigir ante sus clientes la necesidad de no trabajar por debajo de sus costes de explotación, (recordemos que el Comité Nacional acaba de recibir el primer borrador de dicha ley), ya se vuelven a oír campanas de guerra, por parte de Plataforma, mientras desde las organizaciones sectoriales se trabaja a contrarreloj  en una ley que, según el compromiso del Gobierno, debería estar lista antes de que finalice julio.

Sea como fuere, lo cierto es que todas las miradas parecen volcarse hacia las petroleras, que en poco más de un mes han absorbido el descuento de 20 céntimos pactado entre transportistas y Administración, que  parece responder no sólo al incremento del precio del petróleo, sino también a los "escandalosos beneficios" que están obteniendo.

Algunas asociaciones, como  Froet , reiteran  la necesidad de que se investiguen los precios de los combustibles en España, “porque no tiene explicación alguna que siendo España uno de los países de la Unión Europea con los impuestos al combustible más bajos, los precios hayan superado a los que tiene Francia, por ejemplo, siendo allí los impuestos superiores a los de España”, afirma el secretario general de esta organización, Manuel Pérezcarro, quien añade que  “se está dando la paradoja de que las empresas españolas de transporte internacional, prefieran repostar allí en lugar de hacerlo en España como ha sucedido tradicionalmente”.

Otras organizaciones como Fenadismer han solicitado directamente soluciones urgentes por parte del Gobierno español “interviniendo este mercado de forma extraordinaria”, como única via para evitar que  “los 100.000 transportistas que operan en la actualidad en España se  vean  abocados a corto plazo a un colapso total y paralización de su actividad, al no poder absorber estos incontrolados incrementos de sus costes de explotación”.

Según esta organización, las empresas petroleras estarían  “aprovechando esta situación para obtener unos beneficios extraordinarios, como es el caso de Repsol que sólo en el primer trimestre de este año ha obtenido unos beneficios escandalosos de 1.400 millones de euros, más del doble de los que obtuvo en el mismo trimestre de 2021, lo que ha favorecido que el valor de sus acciones en Bolsa haya crecido prácticamente un 50% en lo que va de año”.

También desde CETM han recordado que “en los acuerdos alcanzados entre el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana el pasado mes de marzo se refleja que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) debe supervisar que la bonificación de los combustibles se traslada en los precios minoristas”, al tiempo que se reclama, por parte del Comité Nacional de Transporte por Carretera “la necesidad de que se concreten nuevas medidas o ayudas económicas que complementen a las conseguidas”.

Exigir lo acordado

Desde el CNTC se ha querido poner en valor la trascendencia de los acuerdos alcanzados, pese a que como  afirma Perezcarro , “todas las medidas que se han adoptado, los acuerdos históricos que se han alcanzado para el sector, no han podido traducirse en una mejora de la situación, porque la subida del gasoil es de tal magnitud que estamos peor que en primavera, y eso es incomprensible”.

Sin embargo, desde diversas asociaciones insisten en que  las empresas tienen que hacer uso de las mejoras que han supuesto los acuerdo en algunos aspectos,  en especial  la obligatoriedad de aplicar la  cláusula de revisión del precio, en función de la variación del gasóleo, pero recalcando la idea de que son las empresas transportistas las que tienen que reclamarlo porque  “No va a venir nadie a subir las tarifas en nuestras empresas”, como declara Carmelo González, presidente del CNTC, que asegura como  “sigue habiendo clientes que están haciendo odios sordos a una obligación por ley”.

esta misma tesis  ha defendido también Víctor González, presidente de FETRANSA, que  afirma  que “si se cumplen los acuerdos que la Comisión Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) alcanzó con el Gobierno el pasado mes de marzo, el aumento del precio del combustible no supondrá un parón de nuestra actividad”. González  se ha referido en concreto a la medida que estipuló que  los  autónomos del transporte pudieran repercutir las subidas en las facturas de sus clientes, "por lo que no tendría que tener un efecto negativo para la actividad". "Por mucho que algunos transportistas lamenten tener que aumentar el precio, es de obligado cumplimiento", ha señalado, añadiendo que "no podemos estar lamentándonos todo el rato, la norma está ahí y debemos aplicarla".

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES