Plataforma asegura que seguirán “agravando la situación” hasta que les atiendan

imagen

La primera jornada de paro está transcurriendo con cierta normalidad, aunque la acción de los piquetes informativos ha paralizado algunas carreteras en varias provincias y otros centros de transporte.

En unas declaraciones para el programa Espejo Público, el presidente de la plataforma convocante de la huelga, Manuel Hernández, ha defendido que mientras el ministerio de Transportes no les reciba “me temo que vamos a ir agravando la situación y agotando la paciencia de miles de familias que estamos parados por necesidad".

A lo largo del día se han ido sucediendo cortes de carreteras, como los ocurridos en la  AP-7 en el tramo que pasa por Bellaterra (Barcelona) con dirección a Tarragona donde un grupo de piquetes ha cortado el tráfico hace unas pocas horas, o en Antequera (Málaga) donde varios camiones han  paralizando por completo la circulación en las carreteras cercanas a la localidad.

Pese a estos incidentes aislados, desde las diversas administraciones han hecho un llamamiento a la calma. Así,  la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha apelado a la "calma y la serenidad" y ha asegurado que el abastecimiento de suministros "está garantizado", aunque ha admitido que la huelga "va a tener un impacto". En la misma línea,   el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este lunes que "por ahora" no hay situación de desabastecimiento en Mercamadrid ni en la cadena alimentaria debido a la huelga de transportistas.

Varias asociaciones protestan por el precio del combustible

Con todo, lo más destacado de esta primera jornada de paro, es que varias asociaciones de transportistas han decidido secundar el paro.  Una de ellas ha sido  la Asociación de Empresarios del Transporte en Cantabria (ASEMTRASAN), que  ha convocado a los  aproximadamente medio millar de transportistas a los que representa en protesta por la escalada del precio de los carburantes.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, el presidente de ASEMTRASAN, José Andrés Cianca, ha ejemplificado la situación que padece el sector explicando que un transportista autónomo que tenga un vehículo destinado a carga general y circule de media 11.000 kilómetros y consuma al mes unos 4.000 litros de combustible, puede tener un sobrecoste de unos 2.000 euros al mes con el precio actual de los combustibles.

Considera que el Gobierno central es el único que tiene "capacidad de actuar y poner las medidas necesarias" para paliar la situación, bien interviniendo el precio del gasóleo, rebajando impuestos o a través de bonificaciones.

Otra de las asociaciones que ha decidido apoyar el paro ha sido Tradime Aragón. Así lo aprobó por mayoría la Asamblea General de la asociación reunida este pasado sábado. En ambos casos, la decisión de parar los vehículos se circunscribe  a la situación cr´titica provocada por el incremento del precio del combustible. “Se define única y exclusivamente por el precio del combustible, no podemos seguir trabajando con estos precios sin poder trasladarlo a nuestras facturaciones”, indica el presidente de Tradime Aragón, José Antonio Moliner.

Moliner asegura que la situación del sector transportista “es muy grave” en estos momentos, y avanza que no podrán “seguir con los precios del combustible actuales”. Por ello, desde Tradime Aragón explican que “el paro continuará vigente hasta que el Gobierno central, tal y como le trasladamos al Gobierno de Aragón la semana pasada, apruebe un plan de actuación que haga frente al impacto económico que está suponiendo la deriva de los combustibles”. “Pedimos que el Gobierno rebaje los impuestos de hidrocarburos porque con la rebaja del IVA no haríamos nada”, lamenta Moliner.

 

Es necesario registrarse para comentar.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

SÍGUENOS EN REDES