Los cargadores se desentienden de los problemas de los transportistas

imagen

Los cargadores no se dan por aludidos, a pesar de que las organizaciones de transporte que pertenecen al Comité Nacional llevan tiempo denunciando las condiciones denigrantes a las que someten a los conductores profesionales y es uno de los principales motivos por los que el sector pretende movilizarse.

Como si no fuese con ellos, a la sazón los clientes de los transportistas, tras la convocatoria por parte del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) de un paro del 19 al 22 de diciembre, en un principio los cargadores han optado por responder con su silencio.

Tan sólo una asociación,  la Asociación de Cargadores de España (ACE) se ha pronunciado sobre la convocatoria del CNTC durante la celebración su Asamblea General y, lo ha hecho para advertir del agravio que puede suponer el paro para los consumidores. Carlos  Castan, su presidente,   en lugar de reconocer los errores y de abogar por una posición más conciliadora, ha actuado como si el problema no fuera con ellos, dejando caer todo el peso sobre la Administración.

ACE simplemente ha mencionado que han de mejorar las condiciones de los conductores, por el mero hecho de que la organización ha firmado el manifiesto internacional liderado por la IRU que aboga por mejorar el trato de los profesionales del transporte a través de la denominada ‘Carta del conductor’.

Y en este juego de pasar la “patata caliente”, también ha entrado la Administración  por boca de su máxima representante  sectorial, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, quien  ha afirmando que la mayoría de las reivindicaciones se exceden de sus competencias y tienen que ver con los cargadores.

Escasa capacidad de negociación

La denuncia de los transportistas ante esta “equidistancia” que parecen adoptar tanto cargadores como Administración parte del hecho de que el transporte de mercancías por carretera es un sector atomizado y la capacidad negociadora de la mayoría de las empresas es muy limitado. Esto hace que los cargadores se beneficien de esa posición de dominio  e impongan en la gran mayoría de los casos sus condiciones. El ejemplo más claro de ello es  que  obliguen a cargar y descargar las mercancías, una labor que no le corresponde al conductor, y que debería correr a cargo de personal especializado.

Además,  desde hace tiempo, las asociaciones profesionales vienen denunciando el trato que reciben los profesionales del trasporte que  CETM no duda en calificar como “humillante”   en la gran mayoría de ocasiones, “teniendo que soportar largas horas de espera, sin que les permitan el acceso a los aseos o les obliguen a permanecer en “jaulas de seguridad” como si de un animal se tratara”.

Más información sobre Transporte por Carretera

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES