La empresa de transporte Lodisna creo una cooperativa para nutrirse de falsos autónomos

imagen

El Juzgado de lo Social número 1 de Pamplona ha dado la razón a la Seguridad Social, que reclama 4,3 millones de euros a la empresa navarra de transporte Lodisna SL por el uso fraudulento de falsos autónomos con el objetivo de ahorrarse cotizaciones sociales.

El caso descubierto por la inspección de trabajo de Navarra, que atribuyó a la empresa de transportes Lodisna la utilización masiva de “falsos autónomos” en los últimos cuatro años,  se remonta al año 2019 y supuso la primera sentencia a gran escala que  constataba   la utilización masiva de  cooperativas  de trabajo asociado por parte de algunas empresas para nutrirse de mano de obra barata, explotando la figura del falso autónomo.

En una sentencia reciente,   a la que ha tenido acceso El Diario de Navarra, el juzgado de  los Social número 1 de Pamplona  ha dado la razón a la Seguridad Social, que  había demandado a la empresa transportista por entender que   existía relación laboral entre los 580 trabajadores de la cooperativa Urbiola y Lodisna.

Según relata este diario, el texto de la magistrada concluye que existen "indicios suficientes para entender acreditado que la cooperativa Urbiola se constituyó por iniciativa del entonces socio único y administrador único de Lodisna, en beneficio de esta última empresa y no de los socios cooperativistas, siendo Lodisna la que dirigió tanto la vida interna de la cooperativa como la prestación de servicios de transporte".

La magistrada que ha instruido el caso, da por probado que existían  “múltiples vinculaciones entre ambas empresas que acreditan la integración de Urbiola en el negocio y sistema productivo de Lodisna, de la que forma parte y depende".
Ahorro de 900 euros por trabajador

La sentencia afirma,  según este diario que Urbiola se constituyó en beneficio de Lodisna y no de los socios cooperativistas y que   emplear autónomos en lugar de asalariados le suponía a la empresa un ahorro de hasta 900 euros por cada trabajador, un factor clave para competir y ofrecer precios más bajos a los clientes.

Las investigaciones llevadas a cabo por El Diario de Navarra, ya sacaron a la luz, en el año 2019  cómo  buena parte de estos socios cooperativistas procedían de Transilvania (Rumanía) y llegaban hasta Navarra en un vuelo de Ryanair a Zaragoza, donde eran recogidos y desde donde eran trasladados a la Ciudad del Transporte.

 

La sentencia afirma,  según este diario que Urbiola se constituyó en beneficio de Lodisna y no de los socios cooperativistas y que   emplear autónomos en lugar de asalariados le suponía a la empresa un ahorro de hasta 900 euros por cada trabajador, un factor clave para competir y ofrecer precios más bajos a los clientes.

 

Al mismo tiempo la sentencia declara también probado que es Lodisna quien dirige de facto la actividad de transporte de la cooperativa Urbiola, pues “es quien adjudica los servicios de transporte, planifica las rutas, imparte las instrucciones a los conductores mediante una aplicación de teléfono móvil, resuelve las incidencias que se pueden producir durante el transporte (averías, accidentes, retrasos, etc.), prepara la documentación de los vehículos, entrega a los conductores las tarjetas y teléfonos móviles, es titular y gestiona los programas de gestión de flota, controla y archiva los tiempos de conducción, controla los costes de cada camión, valida las facturas, etc. En definitiva, organiza y dirige completamente la actividad de transporte de Urbiola"

Los hechos fueron incluso reconocidos por el administrador de Lodisna, quien, habría reconocido ante la Inspección de Trabajo ser “el artífice de la creación de la cooperativa”, pese a que, tal y como recoge la sentencia. "es cierto que esa persona no aparece formalmente como socio promotor de la cooperativa”. Sin embargo, según detalla el escrito de la magistrada “también lo es que los tres socios promotores de la cooperativa prestaron servicios para Lodisna en fechas muy próximas a la constitución de la cooperativa y el único promotor que no era conductor trabajó para Lodisna en diversos periodos posteriores a la constitución de la cooperativa, simultaneando el cargo de presidente de la cooperativa con el trabajo por cuenta ajena para Lodisna”.

Falsos autónomos para explotar

Obviamente, esta ventaja económica se conseguía  gracias a la explotación de estos trabajadores, que, pese a estar dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), realizaban un trabajo como asalariados, pero sin beneficiarse de las ventajas de éstos, trabajando  de lunes a domingo, respetando únicamente los descansos que impone la normativa de transporte terrestre,  sin  permisos retribuidos ni vacaciones pagadas, incluso sin domicilio en España, ya que, según la investigación de El diario de Navarra, se les daba  de alta en un domicilio ficticio, aunque pernoctaban  en las cabezas tractoras y, por supuesto, no teníen derecho a indemnización por fin de contrato y están dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos".

 

Más información sobre Transporte por Carretera

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

OFERTAS DE EMPLEO

 

MERCADO V.O

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES