El acuerdo para el Brexit despeja las dudas del transporte por carretera

brexit acuerdo transporte

Las empresas de transporte podrán seguir operando sin cuotas siempre que se trate de un servicio punto a punto y se permitirán dos operaciones de cabotaje

El acuerdo alcanzado este jueves 24 de Diciembre entre los representantes de la Unión Europea y el Reino Unido, va a clarificar la situación en la que miles de empresas de transporte de mercancías por carretera van a tener que operar, a partir del 1 de enero, con Reino Unido.

El acuerdo para el Brexit, que deberá ser ratificado en las próximas semanas tanto por el Parlamento británico como por los Parlamentos nacionales de los Estados miembros que conforman la Unión, elimina  la posibilidad real de un colapso del tráfico de camiones entre ambos países a partir del 1 de Enero, como ya presagiaban las colas kilométricas que en las últimas semanas venían produciéndose para acceder al territorio británico

El Ejecutivo comunitario publicó este sábado el texto íntegro del acuerdo de Comercio y Cooperación entre la Unión Europea y el Reino Unido, un acuerdo necesario, dado que el Reino Unido ya no formará parte del mercado único europeo a partir del 31 de diciembre, con una primera consecuencia:   a partir del 1 de enero, las empresas del Reino Unido ya no tendrán una licencia de la UE ni podrán prestar servicios de transporte dentro de la Unión como parte del mercado único.

Por tanto, todas las empresas de transporte que realicen operaciones entre la Unión Europea y las islas británicas tendrán que garantizar el cumplimiento de los requisitos de certificación de ambas partes.

El texto del acuerdo prevé que las empresas de transporte puedan seguir operando  siempre que se trate de un servicio punto a punto, sin cuotas para los operadores que transportan mercancías por carretera entre la UE y el Reino Unido, lo que significa que los camiones británicos podrían llegar a la UE y regresar de la UE, incluso cuando no estén cargados, y viceversa.

Esta por ver el efecto que producirá el que exista una frontera física, en las retenciones a uno y otro lado del Canal, debido a  la  mayor carga burocrática  que tendrán que soportar los transportistas para atravesar la frontera.

También se permite el cabotaje  de los camiones de ambas partes, en un número máximo de hasta dos operaciones en el territorio de la otra parte, una vez que hayan cruzado la frontera, lo que-en opinión de los negociadores- limita el riesgo de tener que viajar de vuelta sin una carga. Además, se garantiza el derecho de tránsito a través de los territorios de cada uno para llegar a terceros países o a otras partes de su propio territorio.

Po lo que se refiere al espinoso tema de Irlanda del Norte (Una frontera dentro dela propia UK)  finalmente se han establecido disposiciones especiales que permitirán la continuación de los enlaces logísticos entre Irlanda y el resto de la UE a través del Reino Unido,  mediante el llamado “puente terrestre”, de manera que los transportistas de la UE podrán cruzar Gran Bretaña para llegar a la UE, u otros terceros países, desde Irlanda.

Del mismo modo, los operadores del Reino Unido pueden transitar por el territorio de la UE para llegar a otras partes del Reino Unido (por ejemplo, Irlanda del Norte) o a terceros países.

Más información sobre transporte por carretera

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

OFERTAS DE EMPLEO

 

MERCADO V.O

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES