La logística reclama un pacto de Estado para la Distribución Urbana de Mercancías

jornada uno dumLa patronal de la logística y la paquetería presenta el Decálogo de la Distribución Urbana de Mercancías y el E-commerce para España.
Los retos a los que se enfrenta la Distribución Urbana de Mercancíasen las grandes ciudades españolas es uno de los problemas de más difícil encaje a los que se enfrenta el transporte de mercancías. Un reto que, tal y como se ha puesto de manifiesto en la jornada organizada por la Organización Empresarial de Logística y Transporte, (UNO), sólo puede afrontarse desde la óptica de un gran pacto de Estado para la Distribución Urbana de Mercancías. Así lo ha solicitado el secretario general de UNO, Francisco Aranda, un pacto que “siente las bases de un reparto sostenible y eficiente en la ciudad y sirva de “guía” para los ayuntamientos en el diseño de sus ordenanzas municipales”. Aranda ha hecho este llamamiento ante la presencia de el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del ministerio de Fomento, Julio Gómez-Pomar, que corroboró esta visión convencido de que la logística “ es un elemento dinamizador importante de la economía”.
 “Lograr un reparto sostenible y ordenado pasa por el desarrollo de normativas y ordenanzas supramunicipales de carácter armonizado, que eviten que ayuntamientos próximos tengan políticas en ocasiones contradictorias sobre el reparto en la ciudad”, explicó Francisco Aranda. De esta forma, se sentarán unas bases que permitirán armonizar la actual dispersión de medidas existentes en toda España en esta materia y se podrá hacer frente a este nuevo servicio básico que exige el ciudadano del siglo XXI.
La trascendencia de esta actividad en la vida diaria de las grandes ciudades llevó a  algunos de los presentes a solicitar  incluso  la posibilidad de contar con una Ordenanza específica para la Distribución Urbana independiente de la que trata la movilidad urbana con carácter general. jornada uno publico
La jornada contó con la presencia además de representantes del consistorio de la capital, tanto del equipo de Gobierno como de los partidos en la oposición que entablaron un interesante debate en el que la mayoría coincidieron en la “improvisación” que ha presidido la elaboración del Plan A del ayuntamiento, con mensajes contradictorios y datos de análisis desfasados.
Por su parte, Juan Azcárate, Subdirector General  de Energía y Cambio Climático del Ayuntamiento de Madrid,  detalló las líneas maestras que han inspirado el Plan de Calidad del Aíre de Madrid y que, en su opinión, se sustenta en tres ideas básicas como son el integrar la logística  en los planes de movilidad de manera que se consiga una logística urbana sostenible, como en otras ciudades de nuestro entorno entre los que citó a Estocolmo o Londres. En segundo lugar, la coordinación y colaboración  tanto con el propio sector como con el resto de ayuntamientos limítrofes para evitar “conflictos de intereses”. En este sentido, Azcárate reconoció que “sabemos mucho de transportar personas, pero no hay un Know How de cómo se hace con las mercancías”. Por último, Azcárate, citó  la digitalización, que de la mano del E-Commerce, se ha convertido en un “elemento disruptivo” creando mucha incertidumbre sobre cómo afrontar esas nuevas necesidades  que surgen a partir  del cambio que se está produciendo en la manera en que consumimos.
En su intervención , el subdirector general  de energía del Ayunamiento de Madrid,  adelantó que su departamento está trabajando en la creación de un Registro de Distribución Urbana de Mercancías (DUM), que, entre otras cosas, podría ser un filtro para evitar el intrusismo.   
Sobre el punto que más controversia ha generado , que no es otro que el de las restricciones al tráfico, incluidos los vehículos de distribución urbana,  Azcárate aseguró que el ayuntamiento está siendo sensible a la problemática que genera  estas restricciones  y que se refleja en la flexibilización del calendario para determinados vehículos de más de 3,5 ton. “no se nos puede olvidar, comentó Azcárate, que la ciudad no es sólo un espacio urbano, sino también un lugar de trabajo para muchas personas”. 
Las empresas de logística y transporte, responsables del reparto en la ciudad, están concienciadas de la necesidad de contar con una flota sostenible, pero para que puedan materializar sus inversiones en renovar vehículos es necesario crear un plan coordinado para el establecimiento de puntos de suministro para los vehículos ecológicos. También un plan de ayudas específicas para la renovación de flota e instrumentos de financiación para adquirir vehículos ecológicos.
 
Decálogo para una DUM  sostenible
La jornada sirvió además para presentar el Decálogo de la Distribución Urbana de Mercancías y el E-commerce de la patronal logística UNO. Dicho decálogo  destaca la necesidad de flexibilizar las restricciones en los horarios de entregas en las áreas de protección especial, así como mejorar la gestión de las zonas de carga y descarga. En Madrid, hay 101.189 establecimientos, de los que sólo 7.663 tienen zona propia de carga y descarga, lo que supone un desafío diario para los repartidores. Sólo un 23,5% de los establecimientos de Madrid se encuentran a menos de 50 metros de una zona de carga y descarga.
“Es imprescindible que exista un registro de los vehículos que realizan distribución urbana de mercancías, para tener datos exactos de cuántos vehículos y de qué tipo circulan por la ciudad para repartir paquetes o suministrar mercancía a los comercios. Lo que no se mide, no se puede mejorar”, explicó el secretario general de UNO, Francisco Aranda.
La patronal logística incluye en su decálogo un llamamiento a regular las denominadas plataformas de economía colaborativa, para que todas las empresas que a día de hoy operan en el envío y entrega de paquetes o mercancías cumplan idénticas obligaciones y compitan en igualdad de condiciones. “Esta medida reduciría la creciente competencia desleal que sufre el sector, disminuiría el intrusismo y, lo más importante, aumentaría la seguridad y las garantías para el consumidor final”, aseguró Francisco Aranda.
Favorecer la distribución de mercancías a comercios y restaurantes en horario no convencional y desarrollar un calendario de restricciones en la ciudad realista y aplicable por las empresas son otras de las medidas del Decálogo para la Distribución Urbana de Mercancías presentado por UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte.
Más información sobre transporte por carretera

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

MERCADO V.O

OFERTAS DE EMPLEO

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES