La Comisión Europea presenta los objetivos de reducción de emisiones del parque automovilístico para la próxima década

comision paquete movilidad 2030Bruselas fija una cuota mínima del 5% de producción de eléctricos en el Paquete de Movilidad Sostenible hasta 2030 y unos límites de emisiones que suponen un  -15% en 2025 (con respecto a las emisiones de un vehículo vendido en 2021) y -30% en 2030 (mismo año-base).
La Comisión Europea ha presentado los objetivos de reducción de emisiones del parque automovilístico comunitario para la próxima década. El nuevo Paquete de Movilidad Sostenible establece que las emisiones de CO2 se reduzcan un 15% en 2025 y un 30% en 2030, siempre en base a las registradas en 2021. Dado que el procedimiento de prueba WLTP se introducirá progresivamente en los próximos años, los nuevos objetivos propuestos no se definen como valores absolutos (en gramos de CO2 por kilómetro), sino como reducciones porcentuales en comparación con la media de las emisiones específicas fijadas para 2021.
La Comisión Europea acaba de difundir un comunicado en el que explica que ha dado hoy "un paso decisivo para la aplicación de los compromisos suscritos por la Unión Europea en virtud del Acuerdo de París en lo que respecta al objetivo vinculante de reducir nuestras emisiones de CO2 en al menos un 40% de aquí a 2030". El "paso decisivo" dado por la Comisión en aras de la materialización del Acuerdo de París se resume en lo susodicho: -15% en 2025 (con respecto a las emisiones de un vehículo vendido en 2021) y -30% en 2030 (mismo año-base). Hasta el año 2014, el máximo de CO2 emitido por estos vehículos estaba fijado en 130 gramos por kilómetro recorrido; ese año, la nueva norma rebajó el listón hasta los 95 gramos para turismos y 147 para furgonetas; y, ahora, desde esos 95 y 147, respectivamente, la Comisión propone las dos rebajas susodichas: un -15% a partir de 2025 (se podrá emitir aproximadamente 80 gramos de CO2 por kilómetro recorrido); un -30% a partir de 2030 (aproximadamente 69). La "ambición" de la Comisión habría quedado muy matizada por el "realismo" que habría impuesto la industria del automóvil, que emplea, según la propia Comisión a 12 millones de personas en el Viejo Continente.
Las eurocomisaria de Transporte, Violeta Bulc, señaló que el paquete legislativo en su conjunto recoge “medidas requeridas urgentemente” mientras que la comisaria de Industria, Elzbieta Bienkowska, subrayó que es una herramienta para ayudar a la propia industria en el mercado global. “Es para vuestra competitividad, para vuestro futuro, para vuestras exportaciones”, ilustraba.
“Hemos entrado en la era de la transformación económica respetuosa con el clima. El conjunto de propuestas de hoy establece las condiciones para que los fabricantes europeos lideren la transición energética global en lugar de seguir a otros”, expresaba Maros Sefcovic. La comisaria Violeta Bulc advertía de que “no es suficiente” y exigió a la industria automovilística europea que “haga su parte” e “invierta en soluciones de movilidad limpia” porque “esto es un esfuerzo conjunto”.
El paquete de movilidad limpia consta de los documentos siguientes:
• Nuevas normas sobre emisiones de CO2 destinadas a ayudar a los fabricantes a aceptar la innovación y suministrar vehículos de bajas emisiones al mercado. La propuesta también incluye objetivos tanto para 2025 como para 2030. El objetivo intermedio de 2025 garantiza que las inversiones se pongan en marcha desde ahora. Por su parte, el objetivo de 2030 ofrece estabilidad y marca una dirección a largo plazo para que se mantengan estas inversiones. Estos objetivos contribuyen a impulsar la transición de los vehículos con un motor de combustión convencional a los vehículos limpios.
• La Directiva sobre vehículos limpios, que fomenta las soluciones de movilidad limpia en las licitaciones de contratación pública y de ese modo establece una sólida base para estimular la demanda y el mayor despliegue de soluciones de movilidad limpia.
• Un plan de actuación y soluciones de inversiones para el despliegue transeuropeo de la infraestructura para los combustibles alternativos. El objetivo es lograr un mayor nivel de ambición en los planes nacionales, incrementar la inversión y conseguir una mayor aceptación por parte de los consumidores.
• La revisión de la Directiva del transporte combinado, que fomenta el uso combinado de diferentes modos para el transporte de mercancías (p. ej. camiones y trenes), hará que sea más fácil para las empresas obtener incentivos y, por tanto, alentará el uso combinado de camiones y trenes, gabarras o barcos para el transporte de mercancías.
• La Directiva sobre servicios de transporte de pasajeros en autocar, que promueve el despliegue de las conexiones en autobús de larga distancia en toda Europa a fin de ofrecer opciones alternativas al uso de vehículos particulares, contribuirá a reducir en mayor medida las emisiones del transporte y la congestión en las carreteras. En consecuencia, habrá más opciones de movilidad, de mayor calidad y más asequibles, especialmente para los ciudadanos con menos recursos económicos.
La iniciativa de las baterías reviste una importancia estratégica para la política industrial integrada de la UE, especialmente de cara a que los vehículos y demás soluciones de movilidad del mañana y sus componentes sean inventados y fabricados en la UE.
más información sobre trannsporte por carretera

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

MERCADO V.O

OFERTAS DE EMPLEO

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES