Transporte de mercancías: nuevas plataformas colaborativas

plataformas colaborativas transporte

¿Son las plataformas colaborativas una amenaza para el transporte de mercancías por carretera?. ¿Debería la administración tomar cartas en el asunto, como si ha hecho con las plataformas dedicadas al transporte de pasajeros?. El sector pide mayor control para unas plataformas que no compiten en igualdad de condiciones, pues, salvo excepciones, no cumplen los requisitos que exige la LOTT para realizar transporte público de mercancías.

Es cierto que la llegada a España de plataformas de transporte colaborativo, como las famosas Uber o Blablacar, ha levantado en armas a los colectivos del transporte privado, taxistas y empresas de autobuses respectivamente, y parece que ahora le toca el turno al transporte de mercancías. Y es que las tecnologías móviles y la proliferación con más fuerza del e-commerce están abriendo brechas en casi todos los sectores comerciales, y el transporte no ha escapado a esta imparable dinámica. Sin embargo, para las empresas “tradicionales”, no se trata de una cuestión de nuevas tecnologías sí o no, sino de ofrecer servicios de transporte público al amparo de la normativa vigente, en este caso la LOTT, o “bordear” los requisitos legales exigidos para entrar en el mercado en una posición de ventaja competitiva.  

Obviamente, para estos nuevos actores y defensores de estas plataformas la convivencia entre el servicio tradicional que ofrecen las empresas transportistas y las nuevas aplicaciones es posible. Pero lo cierto es que no todos los modelos de negocio colaborativo funcionan de la misma manera y, mientras unos cumplen con los requisitos legales y disponen de los títulos habilitantes, otros no lo hacen.

No todos los modelos de negocio colaborativo funcionan de la misma manera y, mientras unos cumplen con los requisitos legales y disponen de los títulos habilitantes, otros no lo hacen.

 

Tecnologías móviles

Estas empresas responden al concepto actual de startup, empresas que nacen al calor de las tecnologías móviles y sus app ofreciendo plataformas colaborativas destinadas a, en unos casos, poner en manos de los usuarios la posibilidad de compartir los gastos derivados del transporte. y en otros funcionar como una especie de bolsas de carga. En el primero de los tipos, estas nueva áreas de negocio se crean al amparo de las nuevas plataformas tecnológicas que se disfrazan de “consumo colaborativo”, pero que en la práctica ocultan diversas formas de fraude ya que existe en muchas de ellas un claro ánimo de lucro empresarial, según denuncian desde el propio sector de transportes. En este primer tipo de empresas colaborativas figurarían, más allá de las intenciones declaradas por Uber allá por 2015, de ofrecer servicios de paquetería y mensajería, algunas pequeñas plataformas aparecidas en los últimos tiempos en España  cuyo modelo de negocio consiste replicar el modelo “blablacar a los envíos de mercancías, es decir, a través de estas aplicaciones, la persona que quiera realizar cualquier envío puede contactar directamente con un conductor que se ofrezca a transportarlo. Actualmente funcionen en nuestro país plataformas como Toma&go, o Let's GOI por citar algunas de las más conocidas  que permiten a los usuarios hacer un envío o recibir un producto, envíos que antes eran asumidos por  empresas de mensajería como Correos, MRW o Seur, principales damnificados por estas nuevas fórmulas de transporte. Para estas plataformas, el argumento es claro:  únicamente ponen en contacto a particulares que acuerdan entre sí transportar cualquier producto, aprovechando que ésta vaya a realizar un viaje y disponga de espacio suficiente en su maletero. Ese el caso de Toma&go , ya que en la página web de Let´s GOI se puede leer “GOI es la plataforma que optimiza el espacio vacío de transportistas autónomos profesionales y viajeros con espacio libre en sus vehículos o maletas”, es decir, conviven transportistas y vehículos autorizados con vehículos y personas  privados.

Las críticas del sector

Pero pese a las "bondades" que defiende el sector, este modelo de envíos despierta los recelos de buena parte del sector de transporte de mercancías por carretera. Así lo expresaba Ramón Valdivia, director general de ASTIC en una conversación cuando afirmaba que “algunas plataformas incumplen la Ley de Ordenación del Transporte (LOTT), una ley que es indispensable para mover mercancías".

Valdivia, asegura  que estas plataformas "se escudan  siempre bajo el paraguas de la intermediación, pero la LOTT es clara cuando afirma que "una empresa no puede hacer uso de particulares para transportar mercancías” y existen una serie de requisitos que todo el que realiza transporte público debe cumplir como “disponer de capacitación profesional, un respaldo económico mínimo de 60.000 € y un establecimiento físico legal donde poder ir a reclamar”.

Desde otros foros apuntan también a la falta de título habilitante para funcionar como un operador de transporte, pues al fin y al cabo, estas plataformas ofrecen servicios de transporte, sin el amparo de este título. Al mismo tiempo, tal y como denuncia Fenadismer, estas plataformas digitales de contratación de servicios de transporte, defraudan tanto a Hacienda como a la Seguridad Social, al no declarar las actividades de transporte realizadas por dichas plataformas pseudocolaborativas.

 

plataformas colaborativas transporte1OnTruck, Plataforma “legal”

Sin embargo, no todas las plataformas surgidas de esta economía colaborativa ofrecen un modelo de negocio  cuestionado por el sector. OnTruck es un claro ejemplo de startup española, que ha sabido aprovechar la alta conectividad de los transportistas a través de sus smartphones para eliminar intermediarios, aumentar la eficiencia y ofrecer así un precio más competitivo. La diferencia está en que OnTruck, no es la única, pues hay más plataformas que funcionan así, lleva el modelo colaborativo a un ámbito puramente profesional, es decir, la empresa dispone de título habilitante de agencia de transporte y trabaja con transportistas profesionales de camiones y furgonetas con sus licencias correspondientes.
Desde su creación en mayo de 2016, OnTruck se presenta como una plataforma que establece un punto de encuentro entre transportistas profesionales y Pymes que necesiten realizar envíos de mercancías paletizadas, insertando las ventajas de la economía colaborativa en el sector logístico.
Actualmente Ontruck cuenta con más de 750 transportistas profesionales dados de alta en la aplicación, y ha realizado puntualmente más de 1.500 cargas en sus hasta ahora dos áreas de actuación: Madrid y alrededores, y toda Cataluña. “Hemos conseguido dar respuesta a la gran sobrecapacidad del sector provocada por la crisis de los últimos años”, señala el CEO y cofundador de la compañía, Iñigo Juantegui.

 

 

Más noticias sobre el sector del transporte.

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

MERCADO V.O

OFERTAS DE EMPLEO

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES