Mercado de transporte: ¿nuevos aires de liberalización?

transporte autonomosenrutaLa irrupción de la Comisión Europea, por un lado, y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en contra del requisito de los tres vehículos y la antigüedad mínima de la flota, junto con el “desliz” del Ministerio de Fomento en su defensa ante la Audiencia Nacional, ha reabierto el debate sobre la liberalización del acceso a la profesión.

Con el desarrollo normativo de la LOTT aún pendiente, un desarrollo que debe plasmarse en el Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) que lleva cerca de 2 años retraso, tras haberse anunciado repetidas veces las fechas en que se abordaría este tema, ha saltado a la palestra una nueva controversia en el sector que afecta a los requisitos de acceso a la profesión de transportista en España. En concreto, a la exigencia de disponer de tres camiones, que está vigente desde el año 1992.

Este requisito ha sido cuestionado en repetidas ocasiones desde diversos colectivos que lo califican como desproporcionado y discriminatorio. Sin embargo, desde el Ministerio de Fomento siempre había prevalecido la tesis de que exigir una capacidad de carga mínima (60 ton) evitaría el que este sector se convirtiera en “refugio” para otros colectivos sin la capacidad de recursos y formación necesaria para asumir una actividad, que, por otro lado, ya adolece de una notoria atomización.

 

La transmisión de la autorización como elemento de ordenación

Entre los argumentos a favor esgrimidos por Fetransa cabe destacar que el requisito de antigüedad de los vehículos permite que existan vehículos menos contaminantes y más seguros, lo cual redunda en la protección del medio ambiente y en la seguridad vial.
En cuanto al requisito del número de vehículos, desde la federación de autónomos recuerdan que hoy  en día también está permitida la transmisión de la autorización, como elemento de ordenación del sector, “ya que uno de los problemas de nuestro sector es la avanzada edad de los transportistas autónomos, los cuales a través de la transmisión de la autorización pueden abandonar el sector para que entre un nuevo transportista, pero nunca se puede acceder con una flota más antigua, por ello se hace preciso que se flexibilicen los requisitos de la transmisión de las autorizaciones, así como que se fomenten las ayudas al abandono de la actividad de los transportistas autónomos”.

transporte1 autonomosenruta


 

transporte3 autonomosenruta

 

Basilio Hidalgo, presidente de Fetransa: “consideramos básico, fundamental e innegociable la exigencia de dicho requisito para que exista un mínimo de ordenación en el sector, toda vez que se trata de un requisito que garantiza unas condiciones mínimas para la prestación de un servicio esencial para nuestra sociedad y nuestra economía, además de estar permitido por la normativa de la Unión Europea”.


 

transporte2 autonomosenruta

 

Emilio Sidera, Subdirector General de Normativa del Ministerio de Fomento

El Ministerio de Fomento envió una carta a todas las asociaciones  presentes en el departamento de mercancías del Comité Nacional, en la que les informa de  que la información hecha pública  por Fenadismer es incorrecta y si que se han personado en la demanda.

 


Voces en contra de la normativa

El requisito de los tres camiones ha contado siempre con firmes defensores y detractores en el ámbito del propio sector. Sin embargo fue en Julio del año pasado cuando un “actor” externo vino a sumarse a la polémica generada en torno al acceso a la profesión. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), presentó una demanda contencioso-administrativa contra la exigencia del número mínimo de tres camiones, demanda que fue admitida a trámite por la Audiencia Nacional el pasado mes de julio de 2015. En su recurso, la Comisión Nacional de la Competencia considera que dicho requisito “vulnera los principios de necesidad, proporcionalidad y no discriminación” recogidos en la Ley de Garantía de Unidad de Mercado aprobada en 2013, haciendo suyos los argumentos ya expuestos con anterioridad por la propia Comisión Europea.

De hecho, fue a comienzos de este año cuando este tema pendiente de su desarrollo reglamentario, saltó del ámbito nacional y llegó hasta la propia Comisión Europea. Tras estudiar la legislación española, envió un dictamen motivado a España por no cumplir los requisitos del Reglamento (CE) n.º1071/2009 sobre los requisitos que deben cumplir las empresas para operar en el mercado del transporte por carretera. Uno de los criterios requeridos recogidos en dicho Reglamento, es que las empresas dispongan de uno o más vehículos matriculados en el Estado miembro de establecimiento, frente a los, al menos, tres vehículos de la norma española.

La Comisión consideró que este requisito desproporcionado, advirtiendo que “puede ser discriminatorio contra los pequeños transportistas, que a menudo solo tienen un vehículo y quedan así excluidos del mercado del transporte por carretera”.


El “desliz” de Fomento

Sin embargo, lo que ha terminado por encender todas las alarmas en el sector, y en particular entre las asociaciones profesionales que defienden los intereses de los transportistas autónomos fue el hecho de que desde Fenadismer se asegurara que el Ministerio de Fomento, pese a haber anunciado públicamente su compromiso de mantener este requisito en el futuro y su defensa activa en la vía judicial, no había presentado ninguna contestación a la demanda presentada por la CNMC en el plazo previsto por la Audiencia Nacional, que ha dado por pre concluido el plazo concedido al Ministerio de Fomento. Esta dejación, solo podía significar una cosa: el Ministerio de Fomento había renunciado a defender el requisito de los tres camiones como acceso a la profesión de transportista.

Un día después, aunque no de forma pública, llegaba la contestación desde el Ministerio de Fomento, mediante una carta firmada por el propio Emilio Sidera Leal, Subdirector General de Ordenación y Normativa, enviada a todas las asociaciones presentes en el departamento de mercancías del Comité Nacional, en la que les informaba de que la noticia hecha pública por Fenadismer era incorrecta y si que se han personado en la demanda. Según reza la carta, “aunque incidentalmente y por un problema de confusión procedimental, se declaró la preclusión del plazo para contestar la demanda, ese tema quedó solventado en su momento, de tal forma que la Abogacía del Estado formuló válidamente esa contestación a la demanda en representación de la Administración General del Estado, la cual fue admitida a trámite”.

Asimismo, afirmaba que el procedimiento ante la Audiencia Nacional sigue su curso, “sin que se haya producido abandono o retirada alguna de la Administración General del Estado, que continúa defendiendo la pertinencia de la exigencia de una flota mínima para obtener una autorización de transporte de mercancías, y sigue, a tal efecto, representada en el procedimiento por la Abogacía del Estado, como lo viene estando desde su principio”.

Los propios autónomos a favor de mantener el requisito

Se da la aparente paradoja, sin embargo, que son los propios transportistas autónomos los que más recelan a la hora de “suavizar” el acceso, ya que entienden que, de liberalizarse la entrada, provocará un exceso de oferta de transportes, pues tradicionalmente esta profesión ha servido de “refugio” para muchas personas que han quedado en paro o que quieren cambiar de profesión.

Ante las “dudas” generadas por el desliz de Fomento, Fetransa ha decidido personarse en el procedimiento judicial instado por la CNMC, que se está tramitando ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, contra el requisito de tres vehículos y de la antigüedad de la flota. Basilio Hidalgo, presidente de Fetransa ha asegurado que desde la federación “consideramos básico, fundamental e innegociable la exigencia de dicho requisito para que exista un mínimo de ordenación en el sector, toda vez que se trata de un requisito que garantiza unas condiciones mínimas para la prestación de un servicio esencial para nuestra sociedad y nuestra economía, además de estar permitido por la normativa de la Unión Europea”.

Además, en su opinión, “de suprimirse dicho requisito se produciría un auténtico caos en el mercado de transporte de mercancías, con un aumento desorbitado de la competencia desleal y de la siniestralidad”.

Un efecto que, en su opinión ya “hemos podido presenciar en el sector del transporte ligero de vehículos de hasta 3,5 tns. de MMA con la reforma de la LOTT en julio de 2.013, que aún sin desaparecer la exigencia de la autorización de transporte sí que se flexibilizaron los requisitos para su concesión”.

Más noticias sobre el requisito de los tres camiones para acceder al sector.

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

MERCADO V.O

OFERTAS DE EMPLEO

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES