La derogación del tratado de Schengen podría costarle al transporte hasta 7.500 millones de euros al año

schengen coste autonomosEl transporte por carretera empieza a verse afectado por el resquebrajamiento de Schengen, como atestiguan las filas de camiones en los lugares donde han reaparecido los controles fronterizos, como en la ruta desde los Balcanes hasta Alemania o entre Francia y sus países vecinos, incluida España.

Para detener la ola de migración que tiene como destino la Unión Europea y para asegurar que tengan una visión general de lo que está entrando en su territorio, muchos países de Schengen han reintroducido los controles fronterizos en los últimos meses, lo que hace temer que todo el sistema podría colapsar.

Además de ser un revés simbólico devastador para Europa, un colapso del espacio Schengen aumentaría el tiempo de transporte de mercancías entre el territorio de la Unión, los que elevaría los costes para empresas y consumidores.

Bruselas calcula que la reaparición permanente y generalizada de los controles fronterizos (suprimidos a partir de 1995 tras los acuerdos de Schengen) puede costar al transporte por carretera entre 1.700 millones y 7.500 millones de euros al año, según detalló la comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc,  durante una conferencia en el Parlamento Europeo,  organizada por el grupo Liberal. La CE cree que la factura para el transporte de mercancías rondaría los 3.400 millones de euros. Eso en el mejor de los casos y, como reconoce la propia Comisión, basándose  en un cálculo muy optimista,  con solo una hora de retraso, a 50 euros de coste, como consecuencia de los trámites en el paso de la frontera.

Lo cierto es que la toma de decisiones empieza a ser urgente, en primer lugar por el drama social que supone el hacinamiento de cientos de miles de refugiados a las puertas de Europa sin que, por el momento, haya una respuesta solidaria. En segundo lugar, y por lo que al transporte se refiere,  porque éste empieza a verse afectado por el resquebrajamiento de Schengen, como atestiguan las filas de camiones en los lugares donde han reaparecido los controles fronterizos, como en la ruta desde los Balcanes hasta Alemania o entre Francia y sus países vecinos, incluida España.

 Los testimonios de  los respresentates del sector que participaron en la conferencia  de la pasada semana  hablan de las primeras  cnsecuencias: “Ya nos hemos encontrado con transportistas que se niegan a aceptar carga con destino a ciertos países, sobre todo, al Reino Unido”, lamentó Stuart Colley, de la Unión Internacional de Transporte por carretera.

Por otro lado, empieza a ponerse en entredicho  la viabilidad del  Reglamento europeo que regula la jornada laboral de los conductores. La norma limita a nueve horas diarias el tiempo de conducción, pero en los puntos más calientes de Europa el camionero puede gastar una buena parte de ese tiempo en pasar de un país a otro.

Según los participantes, La CE aceptaría  la derogación de la normativa, pero señala que debe ser de manera excepcional para no poner en peligro la seguridad vial.

Restablecer Schengen antes de finales de 2016

Los dirigentes europeos son consientes de que la creación del espacio sin fronteras interiores de Schengen ha reportado importantes beneficios tanto a las empresas como a los ciudadanos europeos, pero también de que en los últimos meses el sistema ha sufrido graves sacudidas provocadas por la crisis de los refugiados.

El Consejo Europeo de los días 18 y 19 de febrero emitió el inequívoco mandato de restablecer el funcionamiento normal del espacio Schengen, procediendo para ello de forma concertada y brindando al mismo tiempo un total apoyo a los Estados miembros que deban hacer frente a circunstancias difíciles.

En este sentido, el vicepresidente primero, Frans Timmermans, ha dicho hoy que “Schengen es uno de los logros más preciados de la integración Europea y los costes de su desaparición serían ingentes. Nuestra intención es suprimir todos los controles en las fronteras interiores lo antes posible y a más tardar en diciembre de 2016. Para ello, hemos de sustituir el actual mosaico de decisiones unilaterales por un enfoque coordinado europeo de controles fronterizos temporales acorde con las normas de Schengen. Entre tanto, debemos dar plena aplicación a las medidas recogidas en nuestra hoja de ruta a fin de reforzar el control de nuestras fronteras exteriores y mejorar el funcionamiento de nuestro sistema de asilo. Debemos además seguir colaborando con Turquía para la íntegra ejecución del Plan de Acción Conjunto y reducir sustancialmente los flujos de llegadas”.

Por su parte, el comisario de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha añadido que “todos los Estados miembros deben acatar las normas y poner fin a la política de permitir el paso”.

Más información sobre transporte de mercancías

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

MERCADO V.O

OFERTAS DE EMPLEO

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES