Manual de conducción eficiente

conduccion eficienteEn nuestro recorrido en busca de la mayor eficiencia de las empresas de transporte, cobra un significado especial la “conducción eficiente”, una técnica encaminada a desprendernos de esos pequeños vicios y errores que no hacen sino incrementar nuestra factura de carburante. Pero, la eficiencia va mucho más allá, es una visión global, que empieza desde el mismo momento en que tenemos que decidir qué vehículo comprar, y abarca todos los procesos de gestión de nuestra flota y los profesionales que la conforman.  

Un estilo de conducción eficiente representa un medio de bajo coste y gran eficacia para la mejora de la eficiencia en las empresas del sector del transporte por carretera, que además conlleva la reducción de consumo de combustible con los consiguientes ahorros económicos. La “conducción eficiente” es un estilo de conducción dinámico, que implica saber adaptarse a las mejoras tecnológicas que incorporan los modernos vehículos industriales para su mejor aprovechamiento.

conduccion eficiente2

 

Costes: una variable con mucho margen de mejora

Según el último Observatorio de Costes publicado por el Ministerio de Fomento, casi un 48% de los costes directos que genera un vehículo articulado de carga general son atribuibles a los “costes kilométricos”. Estos se reparten entre consumo de combustible, neumáticos, mantenimiento y reparaciones. Según este estudio, el coste anual kilométrico asciende, en este tipo de vehículos a cerca de 64.000 €, con una aportación decisiva del gasto en combustible de cerca de 50.000 € por camión y año. Le siguen en importancia el gasto en neumáticos (7,300 €), reparaciones (4.000 €) y mantenimiento (2.250 €).
Una conducción eficiente podría conseguir un ahorro cercano al 10% en estas partidas, es decir cerca de 6.000 € por camión y año, una cifra nada desdeñable, más aún teniendo en cuenta la escasa rentabilidad con la que operan los transportistas en los últimos años.

 

 


 

Los profesionales que desempeñan su labor en este sector deben ser capaces de perfeccionar con estas técnicas su estilo personal de conducción, enfocado hacia una cada vez mayor necesidad de incrementar nuestra rentabilidad en todos sus aspectos. Los beneficios que conlleva, no solo la conducción eficiente, sino la eficiencia como leitmotif que debe guiar todas nuestras decisiones como empresarios de transporte, se van a traducir tanto en significativos ahorros en el consumo de carburante, una reducción de emisiones al medioambiente y, no menos importante, una mejora de la seguridad en la conducción.

Por tanto, la eficiencia energética no sólo consiste en practicar una conducción tendente a minimizar el consumo de combustible, aunque es quizás la parte fundamental de esta propuesta.

Para lograr resultados concretos y duraderos, la estrategia parte desde el mismo momento en que se toma la decisión de compra del vehículo; configurar bien el camión, -especialmente al elegir la motorización-, es el primer paso en nuestro camino hacia la rentabilidad. El segundo aspecto que vamos a tener en cuenta es la formación; formar bien a los conductores, adquirir, y en muchos casos manejar correctamente, los conceptos básicos que concurren cuando ponemos en marcha un motor y circulamos con un vehículo pesado, conceptos como par motor, potencia, resistencia a la rodadura, inercia, etc, son elementos que debemos conocer, si queremos sacar el mejor rendimiento posible de nuestro vehículo. Además, es muy importante  “refrescar” cada cierto tiempo los conocimientos adquiridos en materia de conducción eficiente, pues está demostrado que tras un periodo en el que se asimilan a la perfección las nuevos conocimientos y técnicas de conducción, paulatinamente tendemos a recuperar nuestra forma de conducción adquirida desde hace tanto tiempo, con sus “pequeños vicios”.

Para evitar que esto ocurra, también será de vital importancia el poder controlar, medir y analizar, el comportamiento de nuestra flota de vehículos, con independencia de si se trata de uno o de cien vehículos; las herramientas que nos brinda el mercado para poder realizar una exhaustiva gestión de nuestros vehículos es tal que podemos adaptarnos al tamaño de nuestra empresa, desmontando el tópico tan extendido de que los sistemas de gestión de flotas sólo son eficaces en  empresas grandes.

conduccion eficiente3

1er Primer paso: CONFIGURAR EL VEHÍCULO

 

Optar por una “herramienta” con una potencia superior a nuestras necesidades, nos supondrá de entrada un mayor precio de compra y a lo largo de su vida útil un mayor consumo.

La elección del motor debe contar con una potencia adecuada para el uso requerido a su vehículo. Disponer de un motor capaz de entregar mucha potencia, para emplear de forma habitual solo una parte de sus prestaciones, da lugar a mayores consumos que si empleáramos para ello un motor de menor potencia máxima. Por tanto, el primer paso debe ser seleccionar la configuración de vehículo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

El transportista que realiza servicio internacional, rutas de largo recorrido, en las que la velocidad comercial es un factor muy importante, no tiene las mismas necesidades que el profesional que realiza una ruta nacional concreta, con una orografía poco exigente y tiempos de entrega menos “comprometidos”.

En el uso de un vehículo, la potencia demandada al motor depende de factores como el peso del vehículo y sus características técnicas, la aceleración que se le imprime, la pendiente de la carretera, la velocidad a la que circula o las condiciones climatológicas. Todo ello debe ser tenido en cuenta a la hora de hacer nuestra elección sobre la mecánica que vamos a comprar, pues, aunque no siempre ocurre así, existe una relación directa entre potencia y consumo.

Hoy en día se imponen las mecánicas de 420 a 460 CV para su utilización en larga distancia, ya que presentan una relación consumo-prestaciones mucho más aquilatadas que las grandes potencias por encima de los 500 CV, demandadas para trabajos más exigentes, ya sea por las características del propio vehículo o la mercancía transportada, la velocidad comercial que necesitamos, orografía, etc.

Este camino ha dado como fruto una amplia oferta de vehículos cuya filosofía es precisamente la eficiencia: desde las mecánicas, contenidas en el entorno de los 420-440 CV, velocidades máximas limitadas a 85 Km/hora, cuidada aerodinámica y sistemas de ayuda a la conducción que responden al modelo de “conducción eficiente”.

 

conduccion eficiente1

 

conduccion eficiente4CAJAS DE CAMBIO. Una revolución al servicio del ahorro

Es el elemento fundamental del sistema de transmisión, ya que permite seleccionar la relación entre el régimen de giro del motor y el que llega a las ruedas. La potencia se trasmite, apenas con pérdidas, del eje de entrada de la caja de cambios al eje de salida. Mediante la caja de cambios se selecciona cómo aplicar esa potencia hacia la rueda, es decir, qué combinación de par (fuerza en el eje) y velocidad de giro se quiere trasmitir a la rueda. Para una potencia dada del motor, cada una de las marchas de la caja de cambios proporcionará diferente par y velocidad de giro en las ruedas.

Las nuevas funciones de las transmisiones automatizadas han dado paso a una generación de cajas automatizadas en las que el error humano ya casi no es una opción. Sus prestaciones son tales que han acabado rindiendo el tradicional recelo de los transportistas en favor de las manuales. Es un hecho constatado por los propios fabricantes que ven como entre el 60 y el 70% de los camiones de largo recorrido son vendidos con este tipo de cajas automatizadas. Y es que sus posibilidades son casi infinitas, sobre todo en el campo de la economía. Funciones como el OptiRoll, un dispositivo que permite que la caja de cambios se ponga en punto muerto en pendientes suaves y así el camión “rueda” hacia abajo con el motor al ralentí, aprovechando la energía cinética, y reduciendo el consumo y las emisiones. Por otro lado, los controles de crucero inteligentes que incorporan los datos topográfico y GPS de la gran mayoría de carreteras de Europa, permitiendo a la caja de cambios anticiparse a las circunstancias, están produciendo una verdadera revolución, que tiene una influencia directa en los consumos.

 

Descarga el contenido completo de este reportaje y descubre las 10 claves para una conducción eficiente en este enlace.

 

 

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

OFERTAS DE EMPLEO

 

MERCADO V.O

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES