Robo de mercancías en carretera... PRESA FÁCIL

robo transporteCon violencia, al descuido, con el método denominado “caballo de Troya”o incluso en marcha. Cualquier opción parece válida para las cada vez más numerosas bandas de delincuentes que se han fijado en el transporte de mercancías por carretera como un objetivo de sus fechorías.

Una actividad criminal que, aparte de suponer pérdidas millonarias para las empresas de transporte, es un riesgo evidente para la integridad física de los conductores. 

El robo de mercancías en carretera ha alcanzado dimensiones preocupantes, tanto en Europa en general, como en España en particular. Su impacto económico en el territorio de la UE supera los ocho mil millones de euros anuales. Y eso es solo la punta del iceberg. Todos los expertos consultados coinciden en que solo se denuncia una parte y que los datos que manejan los distintos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad no reflejan la verdadera magnitud del problema. Son una aproximación.

En Europa, las tres cuartas partes del transporte de mercancías por tierra se hace en camiones. En nuestro país, el porcentaje alcanza el 95%. Como dice la Europol en uno de sus informes, “los miles de camiones que circulan a diario por las carreteras europeas son blancos fáciles para el crimen organizado”, que los ha convertido en uno de sus objetos de deseo.

La asociación internacional TAPA (Transported Asset Protection Association) señala que, durante el segundo trimestre de 2013, su servicio de información de incidencias registró en Europa un total de 285 robos de mercancía, un aumento del 47,67% con respecto a los 193 que tuvieron lugar entre enero y marzo. En los siete primeros meses del año, por lo tanto, se han producido 558 incidencias en territorio europeo, de las que el 55% corresponden a robos en camiones en tránsito. Según TAPA, cada uno de estos sucesos supuso, de media, 291.532€ de perdida para los legítimos propietarios de los bienes sustraídos. Sin embargo, la propia asociación señala que los delitos que registra en su sistema son solo una pequeña parte del total.

La Comisión Europea señalo que, en 2011, el valor de las mercancías robadas en tránsito ascendió a 8.200 millones de euros. Pero debe tenerse en cuenta que, mas allá del importe de lo sustraído y el coste de reposición, las empresas también se enfrentan a oportunidades de negocio perdidas, por no poder colocar la mercancía a tiempo en el punto de venta, a la competencia desleal de los delincuentes, que distribuyen los productos robados a través de mercados alternativos (fundamentalmente mercadillos), y al incremento de su póliza de seguros. La cifra real de perdidas es mucho mayor, aunque difícil de señalar con exactitud. Según diversas fuentes, podría incluso multiplicarse por tres.

 


 

 

PUNTOS NEGROS

 

 

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han identificado cuatro puntos negros en los que se produjeron el 20,58% de todos los incidentes registrados en esos cinco años:

 

• El tramo de la Autovía A4 en la provincia de Madrid y sus alrededores (Sesena, Valdemoro, Pinto, Ciempozuelos), con 121 casos (7,88% del total). El polígono industrial Andalucía es especialmente problemático en este sentido.
• El tramo de la autovía A-2 en la provincia de Zaragoza, con 88 casos (5,73%), sobre todo en los alrededores del pueblo de Alfajarín (36 incidentes).
• El tramo de la A-92, en la provincia de Granada, con 56 casos (3,65%).
• El tramo de la A1 que discurre por la provincia de Madrid, con 51 incidentes (3,32%), en especial entre los puntos kilométricos 29 al 41.

 

robos 3

 

La mercancía que transportan los camiones se roba, fundamentalmente en las áreas de descanso; un 50% de los robos registrados en nuestro país entre 2007 y 2011 tuvieron  lugar en áreas de descanso.

 

robos 5

 

Proyecto LABEL. Parking seguro

 

Las autoridades europeas son conscientes del problema de los robos de mercancía en la distribución terrestre y de que cerca del 50% de éstos se producen en áreas de servicio poco vigiladas. Para tratar de paliar esta amenaza,  la UE puso en marcha el Proyecto LABEL que supuso un primer paso para señalar las áreas de descanso seguras en todo el continente.
LABEL se desarrollo entre 2008 y 2010 y logro el objetivo de crear un certificado estándar europeo. Durante su transcurso, se evaluaron unas 70 áreas de descanso, de operadores públicos y privados, situadas en un total de 10 países.
El proyecto puntuó las áreas de descanso en dos aspectos: sus niveles de seguridad y la calidad de los servicios que ofrecen a los transportistas. Ambos parámetros fueron puntuados del 1 al 5, un baremo pensado para presentar los datos de forma rápida y clara. Si un determinado aparcamiento no llega ni siguiera al primer nivel, los transportistas deberían evitarlo a toda costa.
Los resultados de este trabajo pueden consultarse en la web http://www.truckparkinglabel.eu

 


 

A mediados de la pasada década, Europol ya identificaba a países como  Bélgica, Francia y el Reino Unido como  ‘zonas calientes’ de este tipo de delitos. Estos países reaccionaron creando unidades policiales específicas para combatir los robos de mercancía en carretera, consiguiendo una notable reducción de este tipo de delincuencia.

Sin embargo, constata Europol, “el resultado de estas acciones no ha sido una dismi- nución del número de delitos, que continúa creciendo año tras año, sino un traslado de la actividad a otras áreas europeas.


España; nuevo destino de la delincuencia organizada

El Ministerio de Fomento, en su informe anual, señala que el 95% de los bienes que se distribuyen por tierra en nuestro país circulan por la red viaria. Y, según la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO),el sector está formado en España por más de 100.000 empresas, que generan cada año 50.000 millones de euros, un 5% del PIB español. Más de medio millón de vehículos circulan por nuestras carreteras, autovías y autopistas.

Tras la decidida actuación contra este tipo de delitos en los países antes citados, España se convirtió en receptor de un buen número de bandas organizadas provenientes de otros países de Europa. La elección, entre otros de España como destino no es casual; tanto la inmensa penetración de este modo de transporte en nuestro país, como la escasa atención que se le ha venido prestando a este tipo de robos, han supuesto un “aliciente” para estos “profesionales de lo ajeno”.


Un blanco atractivo para los delincuentes.

Según los datos que manejan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el número de robos en la distribución terrestre de mercancía en España se incrementó de forma considerable en la pasada década. En 2008, se registraron 220 incidentes pero al año siguiente esa cifra se incremento en un 75,45%, hasta un total de 386.

El numero de robos en nuestro país descendió ligeramente en los años posteriores, con un total de 355 en 2010 (un 8,03% menos), y de 346 en 2011 (-2,54% interanual). Sin embargo, hay que tener en cuenta que, como recogen las estadísticas del Observatorio del Transporte de Mercancías por Carretera del Ministerio de Fomento, el movimiento de productos en camiones por las carreteras españolas se vio mermado en porcentajes similares durante esos años como consecuencia de la crisis económica.

En el primer semestre de 2013, últimos datos de los que se dispone,  los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han registrado 175 incidentes, una cifra que se encuentra en la media de años anteriores


¿Donde actúan?

La mercancía que transportan los camiones se roba, fundamentalmente en las áreas de descanso; un 50% de los robos registrados en nuestro país entre 2007 y 2011 tuvieron lugar en áreas de descanso; un 30% en núcleos urbanos, un 18% en polígonos industriales y un 2% en ruta. Cabe señalar, también, que durante todo el periodo se produjo un aumento de los robos en el reparto capilar (el traslado al comercio detallista, para venta al público), pues los criminales conocen las rutinas de trabajo en esta parte de la cadena, en la que los conductores trabajan habitualmente solos, y en ocasiones dejan los vehículos  sin adoptar medidas de seguridad.

En España los grupos de delincuentes no actúan por encargos puntuales, colocan rápidamente en el mercado los bienes que sustraen, bien a través de un entramado de intermediarios, bien mediante cauces informales (pequeñas tiendas de segunda mano, mercadillos o subastas on-line en paginas como eBay, entre otros). Estos grupos organizados proceden, en su mayoría, de áreas marginales cercanas a importantes núcleos de población.

Son especialmente activas en este sentido las situadas en las afueras de Madrid (como la Cañada Real), en torno al pueblo granadino de Pinos Puente y en los alrededores del municipio aragonés de Alfajarin (en el cinturón industrial de Zaragoza). En Catalu- ña, destaca el extrarradio de Barcelona, sobre todo los municipios próximos a las vías A-2, AP-2 y AP-7, como Badalona, Martorell, L’Hospitalet, Sant Adria de Bessos y Tarrasa.

En cuanto a las franjas horarias, tres cuartas partes de los hechos delictivos (72,29%) se cometen de noche, entre las 22,00 y las 6,00 horas. La mayor parte de las veces el conductor se encontraba descansando, bien fuera del vehículo (47,70%) o dentro del mismo (52,01%).

Por la mañana y por la tarde la distribución de los robos es homogénea: 13,88% de 6,00 a 14,00, y 13,82% de 14,00 a 22,00 horas. Hay que destacar, sin embargo, que la mayor parte de los casos matinales se dan cuando el conductor se encuentra repartiendo la mercancía (71,83%), mientras que en el periodo vespertino suceden cuando el conductor está descansando fuera del vehículo (57,08%).


¿Quién y qué se roba?

Según el informe Praxis, que analiza también este aspecto, entre el 2007-2011, un total de 463 personas fueron detenidas por asaltos a transportes en carretera.

De ellos, el 81% eran españoles, el 8,6%, rumanos y el 5,4%, marroquíes. Tienen entre 20 y 35 años y, en algunos casos, antecedentes por haber pertenecido a bandas organizadas o por homicidio, lo que evidencia su peligrosidad.

También se aportan datos sobre el tipo de mercancía más robada, con una conclusión clara: se roba de todo: En el periodo de cinco años analizado los productos que más a menudo han sido objeto de robo son los alimentos, los textiles y la paquetería.  Siguen en la lista los aparatos electrónicos, bebidas alcohólicas, cosmética, equipos y programas informáticos  y accesorios de vehículos. Todos estos tipos de mercancía suman el 58% de los incidentes registrados en este periodo, mientras el 42% restante son objetos de gran heterogeneidad, por tanto difícil de clasificar.

 

ROBOS EN CAMIONES - CABALLO DE TROYA

 

10 maneras de apropiarse de lo ajeno


Un informe elaborado por Prosegur, presentado durante las jornadas 'La seguridad en la distribución terrestre', organizadas por el Centro de Formación Praxis, elabora un decálogo sobre el “modus operandi” más común en este tipo de robos:

1) En áreas de servicio, donde rompen las cerraduras o rasgan las telas y roban mercancías. Se marchan en dos vehículos, donde el primero hace de 'lanzadera'.
2) Disfrazados de policías con uniformes auténticos, que paran al conductor y le asaltan.
Robos millonarios
3) Escenificando un accidente para que pare el camionero y robarle;
4) Instalando un falso control de carreteras.
5) Ralentizando el vehículo con un señuelo que se pone delante, mientras se acerca una furgoneta por detrás con las luces apagadas, un tipo trepa al camión y empieza a arrojar cajas a la furgoneta.
6) Una llamada falsa, que ordena al conductor cambiar de ruta sobre la marcha, para enviarle derecho a los ladrones.
7) La suplantación, cuando el ladrón llega con documentación falsa y se lleva el camión haciéndose pasar por el conductor.
8) Con falsas empresas de transporte, a las que otros encargan sus mercancías de buena fe
9) Arrojando gases o explosivos a la cabina del conductor.
10) La conocida como el 'caballo de Troya', en el que la propia banda criminal factura un contenedor con delincuentes dentro, que salen en marcha y roban el camión desde dentro.

robos 2

 

 

Comentarios  

0 #1 luis Baez 03-12-2015 20:55
la Compañía de Seguros Pacifico en PERÚ del robo de mercadería de vehículo en marcha califica que no es un asalto y por lo tanto sin obligación de reconocer el siniestro, acaso esto no es una ABIERTA EVASIÓN AL CUMPLIMIENTO DE SU DEBER - califican este siniestro como Robo por hurto y señalan que este siniestro es excluyente del Seguro Robo por Asalto, en el tipo penal no existe la figura de Asalto y el Art. 189 del C.P. determina que es robo agravado la sustracción que se efectué sobre cualquier medio de transporte , basta que la sustracción de la mercadería se efectúe sobre el transporte es Robo Agravado y por lo tanto la figura tipo establecida en la póliza no existe el tipo

Es necesario registrarse para comentar.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

SÍGUENOS EN REDES