Nuevo baremo sancionador tras la modificación de la LOTT

baremo openEl pasado 25 de julio de 2013 entró en vigor la modificación de la LOTT que recoge importantes modificaciones en lo que al baremo sancionador se refiere. Entre ellas una reducción del 30%  o la eliminación del actual concepto de “habitualidad”, que se venía aplicando como agravante, y por tanto,  tenía el efecto de incrementar el importe de las sanciones.

El pasado 25 de julio de 2013 entró en vigor la Ley 9/2013, de 4 de julio de 2013 y publicada en el BOE de 5 de julio de 2013, por la que se modifica parcialmente la Ley 16/1987 de 30 de Julio de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) recogiéndose importantes modificaciones en lo que al baremo sancionador se refiere. Unas modificaciones que tienen su origen en el punto 1.11 del Acuerdo de la Administración General del Estado con el Departamento de Transporte de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera de 11 de junio de 2008, tras un paro nacional del sector convocado por las dos principales organizaciones que representaban a los autónomos y pymes del sector, siendo una de ellas FETRANSA.

Se trata pues de una revisión que venía siendo demandada por una gran parte del sector, y fundamentada en la desproporcionalidad del importe pecuniario de las sanciones. Unas cuantías “desorbitadas en algunos casos que, incluso provocaron que la propia Comisión Europea, el 15 de mayo de 2009, emitiera un informe denominado “Análisis de las sanciones por infracciones graves de las normas sociales en el transporte por carretera, tal como se establecen en la legislación de los Esta- dos miembros”. En dicho informe, la Comisión aseguraba que “ Las multas máximas varían de forma considerable entre los Estados miembros, desde una multa fija de 58,23 euros en Malta hasta una multa que puede llegar a 5.000 euros, e incluso superarlos, en Austria, Chipre, Alemania e Irlanda.(…) Esta disparidad puede explicarse en parte por diferencias socioeconómicas entre los Estados miembros, ya que una multa de un mismo importe puede ser disuasoria y proporcionada para los conductores y las empresas de un país, pero no necesariamente para los de otro. “Sin embargo- aclaraba ya entonces la Comisión- este razonamiento no puede aplicarse, por ejemplo, a las multas relativamente elevadas que se aplican en España y en Hungría”.

Inspección

 

El incremento en más de un 20% de los tiempos de conducción pasa de los 1.500 € a 601€ con el nuevo baremo sancionador.

 

Modificación de la LOTT

Estas elevadas sanciones tienen su origen en la anterior modificación de la LOTT, que supuso un importante cambio en materia sancionadora, recogido por la Ley 29/2003 de 8 de octubre, sobre mejora de las condiciones de competencia y seguridad en el mercado de transporte por carretera, que supuso, entre otras cosas un importante incremento del importe de las sanciones.

Responsabilidad objetiva

Tras una tramitación que se alargó en el tiempo más de lo previsto por los diferentes cambios realizados en los responsables del Ministerio de Fomento y, posteriormente, por el cambio de Gobierno tras las últimas elecciones generales, el pasado mes de Julio se aprobó el texto de la nueva Ley Orgánica del Transporte Terrestre (LOTT), que, entre otras cuestiones, nos deja importantes modificaciones en materia sancionadora.

La regulación de las sanciones en el ámbito del transporte terrestre de la LOTT comienza en el art. 138 en el que se hace mención a la primera de las cuestiones que van a tener (o así debería ser, según la voluntad de los legisladores) un tratamiento diferenciado en el nuevo texto; la controvertida responsabilidad administrativa por las infracciones.

En este sentido, si bien se deja claro que la responsabilidad administrativa corresponde a la persona física o jurídica titular de la concesión o de la autorización, en el apartado 4 se recoge, a propuesta del Comité Nacional de Transporte, la matización sobre la responsabilidad objetiva de las empresas en determinadas circunstancias “No obstante lo dispuesto en los puntos 1 y 2 de este artículo, las personas a que se hace referencia en ellos no responderán de las infracciones cometidas en relación con los tiempos de conducción y descanso de los conductores o con la manipulación, falseamiento, o uso indebido del tacógrafo, cuando acrediten que los hechos que las determinaron constituían una falta muy grave de indisciplina o desobediencia cometida por uno de sus conductores que dio lugar a que éste fuera objeto de una de las sanciones que las disposiciones legales o el convenio colectivo aplicable aparejan a esta clase de faltas, siempre que dicha sanción haya sido declarada procedente mediante sentencia firme o no haya sido objeto de reclamación judicial por parte del trabajador en el plazo previsto para ello. No se tendrá en cuenta esta exención cuando la sanción disciplinaria al conductor implica- do no fuera más allá de la postergación o inhabilitación para ascensos en la empresa”. A mi juicio, una redacción excesivamente formalista y de difícil aplicación práctica, que puede no tener el resultado que buscaba el sector al proponer este cambio.

30% de reducción

Tras detallar en los artículos 140, 141 y 142 la clasificación de las infracciones en muy graves, graves y leves respectivamente, habiéndose ampliado ligeramente el elenco de infracciones, el art.143 tipifica el importe de las sanciones. Dos son los aspectos fundamentales recogidos en la nueva redacción: por un lado en cuanto al importe de las sanciones, que en términos generales cabe señalar que se ha reducido en un 30 por 100, aunque la reducción se produce especialmente en las sanciones relacionadas con los tiempos de conducción y descanso. Por otro lado, y no menos importante, se modifica el tratamiento existente en la actualidad en relación con el agravamiento de las sanciones por habitualidad y reincidencia.

En la práctica, esta reducción con carácter general del 30% supone que, por ejemplo, mientras antes la carencia no significativa de discosdiagrama se sancionaba con 1.001 euros, con la reforma se reduce hasta 601 euros. De la misma manera, el incremento en más del 20% los tiempos de conducción, o minoración de los tiempos de descanso en más de dicho porcentaje, antes se sancionaba con 1.501 euros, mientras que con la nueva Ley en la mano el importe se queda igualmente en 601 €. Otra de las infracciones más comunes, la carencia a bordo del vehículo de las hojas de registro de los tiempos de conducción y descanso ya utilizadas o de los documentos de impresión que resulte obligatorio llevar, se reduce a la mitad, pasando de los 2.001 € que nos costaba hasta ahora a 1.001 €.

No menos importante va a ser para los profesionales el hecho de que la nueva LOTT elimine el actual concepto de “habitualidad”, lo que sin duda va a provocar que la disminución de la cuantía de las sanciones sea más considerable. Hay que tener en cuenta que el concepto de “habitualidad” se venía aplicando como agravante, y por tanto, tenía el efecto de incrementar el importe de las sanciones, en aquellos supuestos en los que el responsable de la infracción hubiera sido sancionado en los doce meses anteriores por la comisión de una infracción grave o muy grave, con una resolución sancionadora firme en vía administrativa.

Otra de las reivindicaciones del Comité Nacional de Transportes, también se ha visto (en parte) recogida en el texto de la LOTT, que regula en el artículo 146 en su párrafo tercero, la posibilidad de que el responsable administrativo de una infracción pueda acogerse a un pago con reducción del 30% (anteriormente 25%), sobre el total de la sanción económica propuesta, siempre y cuando el pago se haga efectivo en el plazo de los 30 días (antes 15 días) siguientes a la notificación del expediente sancionador. Además este “pronto pago” no cierra las puertas a seguir recurriendo en vía administrativa

Inmovilización del camión

No han existido cambios importantes sobre los supuestos que puedan dar lugar a la inmovilización del camión en carretera. En la redacción anterior los agentes de la autoridad debían inmovilizar el vehículo en carretera en los siguientes supuestos: realizar transporte sin autorización, la cesión ilegal de autorizaciones, negativa u obstrucción a la labor inspectora, falsificación de autorizaciones, manipulación del tacógrafo o sus elementos, excesos de peso que se consideran infracciones muy graves o graves, excesos en los tiempos de conducción o disminución en los tiempos de descanso, salvo que se trate de un exceso de conducción inferior al 20% y la distancia que todavía deba recorrer el vehículo para alcanzar su destino sea inferior a 30 kilómetros.

En la nueva LOTT los supuestos en los que se puede inmovilizar el camión se redu- cen considerablemente quedando circunscritos a la realización de transporte sin autorización y la negativa u obstrucción a la labor inspectora, en términos generales.

También se inmovilizará el vehículo cuando sea detectado un exceso igual o superior al 15% sobre la masa máxima total o igual o superior al 30% sobre la masa máxima por eje que tenga autorizadas el vehículo de que se trate. Dichos porcentajes se reducirán al 10% y al 20%, respectivamente, cuando la masa máxima que tenga autorizado el vehículo sea superior a 12 toneladas.

Es importante tener en cuenta que con la nueva LOTT, en los casos de excesos de peso, cuando el vehículo se encuentre amparado en una autorización especial que le permite circular, los porcentajes se computarán sobre la masa máxima señalada en dicha autorización y no sobre las 40 tns de MMA como lo hacía la anterior LOTT, lo que suponía “de facto” que prácticamente todos los transportes especiales con exceso de peso tuvieran sanciones muy graves (4.601 €).

Por lo que respecta al transporte de mercancías peligrosas se decreta la inmovilización cuando no esté permitido hacerlo, cuando se utilicen vehículos o depósitos distintos a los prescritos por las normas que lo regulen o en el caso de que no se identifique en el exterior del vehículo el transporte de mercancías peligrosas o se utilicen envases o embalajes no autorizados o no homologados.

Por último, hay que destacar que, dado que en la mayoría de las infracciones se produce una reducción del importe de la sanción, especialmente en las infracciones más habituales, aquellas infracciones que se hayan cometido con anterioridad a la entrada en vigor de la modificación de la LOTT, siempre y cuando no sean firmes en vía administrativa, se beneficiarán de las reducciones en los importes de las sanciones ya que cabe la aplicación retroactiva de la norma cuando resulte más beneficioso al infractor tal y como ha reconocido pacíficamente nuestra jurisprudencia. 

baremo 2

Texto: Jorge Somoza Martín
Asesor Jurídico de FETRANSA

 

Descarga aquí el Nuevo Baremo Sancionador vigente desde el 25/07/2013

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES