imagen

La petición llega después del reportaje emitido por la   televisión lituana, sobre las prácticas abusivas a que se ven sometidos miles de conductores profesionales que trabajan para grandes empresas de transporte internacional de dicho país   

imagen

Las tractoras  ya se sitúan por encima del volumen de matriculaciones  del primer cuatrimestre de 2019, aunque el resto de segmentos siguen por debajo

 

Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses al igual que los demás segmentos de vehículos, registran una caída del 11,5% durante abril, con 1.776 unidades entregadas, siempre tomando como referencia el mismo mes del año 2019, puesto que la comparación con 2020 no arroja datos relevantes para situar realmente el comportamiento del mercado.  En el acumulado del año, las ventas de este segmento cayeron un 11,7% respecto del mismo periodo de 2019, hasta las 7.952 unidades.

Si  establecemos la comparación con 2020, el mercado español de vehículos industriales y autobuses alcanzó las 7.952 unidades en lo que va de año, lo que supone un incremento del 19,7% en comparación con el primer cuatrimestre de 2020, según datos de las asociaciones de fabricantes(Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). Como ya hemos dicho anteriormente, hay que tener en cuenta que, a partir de marzo,  y sobre todo abril el mercado de vehículos industriales se paralizó por completo.

En el segmento de tractoras, han sido 5.297 unidades las que se han matriculado en el acumulado del primer cuatrimestre, un 45% más que en 2020, y, un dato muy esperanzador, también supone un crecimiento respecto a 2019, cercano al 10%.

Esto explicaría, porqué, solo en abril, las matriculaciones de camiones y autobuses se multiplicaron por dos, hasta 1.776 unidades. En concreto, las ventas de vehículos industriales subieron un 95,5% el mes pasado (1.658 unidades) y acumulan un incremento del 25,3% hasta abril (7.464 unidades).

Por segmentos, se matricularon 20 camiones ligeros en abril, un 9,1% menos, y 199 unidades en lo que va de año, un 13,1% menos, aunque si la comparación se establece con 2019, la caida es bastante mayor, puesto que en el primer cuatrimestre de ese año se matricularon 269 unidades.

Abril se cierra también en positivo para los camiones medios, de los que se entregaron 170 unidades, un 24,1% más que en 2020,  aunque en el acumulado del año, las 788 unidades matriculadas desde enero, suponen un 12,4% menos.  Nuevamente, si retrocedemos hasta 2019,  se muestra que la caída es mayor, puesto que entre enero y abril de ese año se matricularon 1.104 camiones.

Por lo que respecta al segmento pesado, se vendieron 1.458 camiones pesados el mes pasado, un 115% más y 6.477 unidades en lo que va de año (+34,2%). Si cerramos un poco más el foco, en el segmento de tractoras, han sido 5.297 unidades las que se han matriculado en el acumulado del primer cuatrimestre, un 45% más que en 2020, y, un dato muy esperanzador, también supone un crecimiento respecto a 2019, cercano al 10%.

imagen

Sin embargo, no es de aplicación  al sector del transporte por carretera, que tendrá que esperar a  la nueva regulación española de control a los transportistas extranjeros deslocalizados que operan en nuestro país, en desarrollo de lo previsto en el Paquete europeo de movilidad, a mas tardar en febrero de 2022

imagen

En toda Europa se ha  registrado un incremento de casi un 27% de las compras online, y la aparición de 15 millones de nuevos compradores online en 2020

 

El e-commerce se ha convertido en una vía de escape para muchos comercios que, a consecuencia de las restricciones por la pandemia, no han podido operar con normalidad y muchos ciudadanos han encontrado en el canal online una forma de comprar más fácil y segura. Esta situación ha provocado que, a nivel europeo, se haya registrado un incremento de casi un 27% de las compras online, y la aparición de 15 millones de nuevos compradores online en 2020, con un fuerte impacto en la distribución urbana de mercancías. Ante esta situación, DPDgroup, grupo del que forma parte SEUR, ha realizado un análisis de las tendencias ecommerce durante el 2020 con el objetivo de conocer más a fondo el impacto que la pandemia ha tenido en el comercio electrónico y los hábitos de consumo de los usuarios. 

 

Según David Sastre, director de Clientes, “el comercio electrónico ha sido de los pocos sectores que ha crecido en 2020. Su fuerza ha sido tal que estimamos que se ha acelerado de 3 a 5 años como resultado de la pandemia. Conocer cuáles son las tendencias que se han derivado de esta situación nos permite arrojar algo de luz sobre las consecuencias a largo plazo que la crisis sanitaria ha tenido sobre el sector del ecommerce”.  De hecho, de marzo a diciembre del año pasado, la adquisición de alimentos y productos frescos a través de Internet aumentó en Europa en un 95%. Comer en casa con más frecuencia y las restricciones en la hostelería han conseguido que los consumidores multipliquen sus compras de alimentos, entre los que se incluyen productos preparados y saludables.

En lo que a otras categorías se refiere, se produjo un incremento del 61% en las compras de dispositivos electrónicos y tecnología, en contraposición a la disminución que sufrieron las ventas online en el sector de la moda. Otras categorías como la cosmética, muebles y decoración y material deportivo también vivieron un incremento sustancial.

 

Los nuevos hábitos requieren una estrategia omnicanal

En el contexto de la crisis de salud, la frecuencia general de compras online aumentó y, a medida que los compradores se acostumbraron a comprar más por Internet, mostraron una mayor disposición a descubrir nuevas tiendas online locales y nacionales.

Los métodos de entrega también se vieron afectados por la crisis: con muchas tiendas cerradas, la entrega a domicilio experimentó una demanda sin precedentes, al igual que la entrega en lockers en algunos países europeos. Se introdujeron innovaciones, como las entregas sin contacto, que obtuvieron una popularidad inmediata, mientras que las opciones de entrega flexibles, como la capacidad de seleccionar una fecha y hora de entrega, fueron especialmente valoradas. La voluntad demostrada por los consumidores de confiar en el comercio electrónico para ayudarlos a capear la pandemia refuerza la necesidad de que los ecommerce deben adoptar un enfoque omnicanal.

 

MERCADO V.O

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES