Madrid restringe el tráfico a los vehículos más contaminantes a partir del 2020

plan calidad aire flotas

El Ayuntamiento de la capital  presenta su Plan de Calidad del Aire en el que junto a numerosos incentivos a los vehículos eléctricos y ecológicos, restringe la distribución urbana de mercancías a partir de 2020 para los que carezcan de etiqueta medioambiental.

El esperado Plan de Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid, denominado finalmente "Plan A", ha sido presentado en sociedad ayer y promete cambiar la fisonomía del centro urbano de la capital.

Y como se esperaba, la distribución urbana de mercancías, al igual que el resto de usuarios, tendrá que cambiar sus hábitos, avanzando hacia el uso de vehículos más respetuosos con el medio ambiente. “La repercusión en términos de emisiones de la flota de vehículos destinados a la distribución urbana de mercancías es muy importante. Hay que tener en cuenta que, dadas las características de estos vehículos (tamaño y peso) y su uso intensivo, son responsables de un alto nivel de emisiones en relación con el resto de vehículos que circulan por la ciudad”, reza el  documento elaborado por el Ayuntamiento de Madrid, augurando ya cual va a ser la línea a seguir  en los próximos años. Las emisiones de NOx de este colectivo, según los estudios que maneja el consistorio, en el ámbito de toda la ciudad, superan el 20 % de las emisiones totales procedentes del tráfico y justifican la necesidad de actuar de forma específica sobre este sector clave.

plan calidad aire flotas 2

 

"La repercusión en términos de emisiones de la flota de vehículos destinados a la distribución urbana de mercancías es muy importante. Hay que tener en cuenta que, dadas las características de estos vehículos (tamaño y peso) y su uso intensivo, son responsables de un alto nivel de emisiones en relación con el resto de vehículos que circulan por la ciudad".


 

Es por ello que desde el ayuntamiento, al igual que se persigue con el resto de vehículos, se establece un plan de incentivos, primero, para el trasvase de la flota hacia vehículos menos contaminantes y, en segundo término, la prohibición de uso en las zonas establecidas para los vehículos de reparto más contaminantes. Según detalla el Plan de Calidad, ya a partir de 2018, los vehículos ecológicos, esto es aquellos que tienen una etiqueta Eco o Cero Emisiones, disfrutarán de horarios ampliados para la distribución de mercancías. Además, de la exención total de la tasa del SER  para vehículos CERO, descuento del 50 % para los vehículos ECO en la tasa del SER para vehículos comerciales e industriales y condiciones preferentes en la utilización de las plazas reservadas de carga y descarga, sin olvidarnos de  una serie de bonificaciones fiscales en el impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

Será a partir de 2019, cuando los vehículos sin distintivo y 2020 los que tienen la etiqueta B, cuando tendrán restringido el acceso a la zona denominada Área Central que conformará una gran  APR de Centro que verá la luz en 2018, con un  perímetro definido por las calles de Alcalá -Gran Vía, paseo de la Castellana, avenida Ciudad de Barcelona hasta Vallecas, Conde Casal (conexión A-3 a través de la avenida de la Albufera), Bravo Murillo, Santa Engracia y bulevares de Arturo Soria.

De cualquier manera, es importante reseñar que, en el propio Plan elaborado por el Ayuntamiento, se habla de que “en función del desarrollo del mercado, la disponibilidad de modelos ECO y CERO adecuados para la distribución urbana de mercancías y de las mejoras tecnológicas contempladas en la segunda fase de la norma Euro 6, en 2020 se determinarán las condiciones de acceso a aplicar”.

En segundo lugar, lugar  el plan diseñado trata de ofrecer una solución largamente buscada  para el problema del intrusismo en las zonas de carga y descarga, unas medidas que pasan por  la  elaboración de un registro municipal que permita identificar a todos los vehículos y operadores que realizan distribución de mercancías en la ciudad. Este sistema de identificación permitirá, tanto  el diseño, la regulación y el control del uso de las zonas de carga y descarga, como el control del intrusismo. El Ayuntamiento  trabaja además, en la creación de un sistema de gestión y control de las reservas de carga y descarga en vía pública mediante el desarrollo de una aplicación para Smartphone integrada en la Plataforma existente del Contrato Integral de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.  Las funcionalidades que se obtendrán con este sistema son, entre otras: Autorización para poder estacionar en una reserva de carga y descarga determinada, aviso de finalización de estacionamiento, discriminación por nivel de emisiones (tiempos límites, prohibiciones o recargos) e  información del grado de ocupación de cada reserva de manera instantánea y así mejorar el servicio y la regulación de las mismas, pudiéndose realizar ajustes de tamaño y horario de las reservas de carga y descarga adaptadas a la demanda real. Por último, permitiría también la comunicación del uso por parte de vehículos no autorizados. Este sistema se implementará en 2018.

plan calidad aire flotas 1“Madrid oferta al transporte de distribución urbana de mercancías cerca de 2.400 zonas de carga y descarga que podrían dar servicio a aproximadamente 30.000 operaciones de estacionamiento. Sin embargo, un 40% de las horas x plaza ofrecidas para la carga y descarga es utilizado por vehículos que no realizan este tipo  de operaciones, lo que determina falta de espacio para el distribuidor y su estacionamiento irregular”. El correcto uso de esta infraestructura daría lugar a una gestión más eficiente de los procesos logísticos y, en consecuencia, una reducción de la congestión y por tanto, una reducción de las emisiones por distancia recorrida.  

30 medidas para una ciudad sostenible

Las cerca de 30 medidas de que consta el documento tienen por objetivo “conseguir una ciudad sostenible, que garantice la salud de la ciudadanía frente al reto de la contaminación atmosférica, reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y fortalezca a la ciudad frente a los impactos del cambio climático”. El documento se aprobará próximamente en Junta de Gobierno, tras lo que se abrirá el preceptivo periodo de alegaciones.

De todo el conjunto de medidas, quizás las más polémicas son las que tienen  como objeto incidir sobre la movilidad, propiciando un cambio  más o menos transitorio hacia una  movilidad sostenible. En este sentido se enmarcan por ejemplo la creación de un  Área Central Cero Emisiones, que se implantará en 2018 en el distrito Centro, la reforma de las vías de acceso al centro de la ciudad; la reducción de la velocidad en la M-30 y vías de acceso a 70 kilómetros por hora; la creación de Zonas 30, la ampliación de la red ciclista, la creación de una red de aparcamientos disuasorios o la creación de plataformas reservadas de autobuses. Todas estas medidas se aplicarán por coronas de actuación (APR de Centro, zona SER y término municipal) y utilizando herramientas de gestión existentes, como el SER o los distintivos ambientales de la DGT.

Más calado han tenido, sin embargo en la opinión pública las medidas basadas en el fomento de la tecnología de bajas emisiones, que culminarán en 2020, con una primera fase en la que los vehículos sin distintivo ambiental no podrán aparcar en la zona SER (interior de la M-30) y una segunda, a partir de 2025, en la que se limitará su circulación por el término municipal, esto es, en el anillo interno de la M-30. Carecen de distintivo ambiental aquellos vehículos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados antes del año 2000 y del 2006 en el caso de los diésel.

Antes de las limitaciones habrá una primera fase 2018-2020, con incentivos, desarrollo de tecnologías de recarga e impulso de modos de transporte sostenibles.

Los distintivos ambientales de la DGT clasifican como no sostenibles aquellos vehículos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados antes del año 2000 y del 2006 en el caso del diésel. Según los cálculos que maneja el consistorio, en esta clasificación se encontrarán en torno al 20% del parque móvil para el periodo 2020-2025.

Flotas limpias

El fomento de tecnologías de bajas emisiones, con el impulso de la movilidad eléctrica tiene un foco de actuación preferente sobre  las  flotas estratégicas (autobuses, taxis, flotas de servicios municipales) y distribución urbana de mercancías. Se prevé que para  2020 la EMT tenga ya casi en exclusiva  una flota de bajas emisiones, al tiempo que se crearán plataformas reservadas de autobuses y se implantará la priorización semafórica.

También se van a ver muy afectados los taxis, ya que a partir de 2018, todos os taxis que se renueven deberán estar etiquetados como CERO o ECO, es decir, eléctricos o con propulsiones alternativas como el gas natural.

 

Más noticias sobre transporte de mercancías

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES