Fiscalidad de los carburantes: cada Comunidad Autónoma a lo suyo

impuesto hidrocarburos autonomosNo existe un criterio común sobre la impuesto autonómico que grava los carburantes y cada comunidad autónoma  obra a su criterio particular. Para 2016  Castilla-León lo elimina, Aragón lo implanta, Navarra lo reimplanta y Andalucía lo devuelve a los transportistas   

La ausencia de una política armonizada  en materia de fiscalidad de los carburantes, más concretamente en  lo que se refiere al tramo autonómico  del impuesto de Hidrocarburos, antes llamado “céntimo sanitario”, seguirá provocando desigualdades y  distorsiones  en la competitividad de las empresas de transporte, según  pertenezcan a una comunidad autónoma o a otra. 

Esta política arbitraria de cada comunidad, establecida en función de los intereses particulares del Gobierno de turno, pero, a menudo contraria a los de los consumidores finales,  se plasmará en este año que ahora comienza en nuevos cambios   fiscales en diferentes comunidades. Así,   el abanico de posibilidades va desde las que lo implantarán en este ejercicio por primera vez, como en el caso de Aragón, hasta las que lo reimplantarán, después de años de no aplicarlo.

Aragón  era una de las pocas Comunidades Autónomas que desde su creación en el año 2002 había optado por no aplicar el impuesto sobre los carburantes. Sin embargo, sorprendentemente a partir de 2016 implanta dicho impuesto por importe de 2’4 céntimos por litro, que podrá ser objeto de devolución a los transportistas y taxistas a través del mecanismo del gasóleo profesional.

Navarra es la comunidad que ha optado por “recuperar” esta vía de financiación, después de estar en vigor en los años 2012 y 2013 para ser derogado a partir de esa fecha por considerarse  que  provocaba una bajada del consumo de carburante, no compensada por el incremento de la recaudación tributaria. Sin embargo, en 2016 se reimplanta dicho impuesto con un importe de 2’4 céntimos por litro, que podrá ser objeto de devolución a los transportistas y taxistas a través del mecanismo del gasóleo profesional.

Justo en el lado opuesto nos encontramos a Castilla y León, donde  dicho impuesto  estuvo vigente hasta 2014 en su tramo máximo, 4’8 céntimos por litro, reduciéndose a partir de 2015 a 1’6 céntimos por litro y que ahora desaparece  por completo,  atendiendo las reivindicaciones de los transportistas.

Por último, citar el cambio producido en Andalucía, que hasta ahora ostentabe el dudoso honor de ser   la única Comunidad Autónoma que pese a tener el impuesto sobre los carburantes en su importe máximo, esto es, 4’8 céntimos por litro, no había establecido el mecanismo de devolución para los transportistas y taxistas. Afortunadamente a partir de Enero de 2016 establecerá la devolución para dichos colectivos profesionales a través de la figura del gasóleo profesional.

 El panorama nacional queda con un aamplia mayoría de comunidades que  sí aplican el tramo autonómico del impuesto de Hidrocarburos y otras pocas, País Vasco, Cantabria, La Rioja, Castilla-León y Canarias que no lo hacen. Eso sí, la presión ejercida por las asociaciones de Transporte ha dado sus frutos, de manera que  en aquellas regiones donde se aplicará dicho impuesto, se ha establecido el mecanismo de devolución a través de la figura del gasóleo profesional, para lo cual el transportista que lo solicite deberá estar previamente dado de alta en el Censo de Beneficiarios de Gasóleo Profesional dependiente de la Agencia Tributaria.

¿Cómo se fija el precio de los carburantes?

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES