3.500 kilómetros de carreteras peligrosas

carreteras peligrosasEl Real Automóvil Club de España (RACE), como miembro de EuroRAP, ha participado en el duodécimo informe en el que se analiza el nivel de riesgo en la Red de Carreteras del Estado (RCE). Del total de 24.803 kilómetros analizados, el informe del RACE informa del riesgo elevado que existe en 3.506 de estos kilómetros, pero destaca la evolución positiva en la reducción de los kilómetros de carretera de riesgo elevado, pasando de representar el 16% de nuestras vías en el 2014, al 14,7% el año pasado.

Para el resultado, se han tenido en cuenta un total de 4.582 accidentes ocurridos en la Red de Carreteras del Estado durante los años 2012, 2013 y 2014, de los cuales, 1.139 son accidentes mortales con un saldo de 1.321 fallecidos, y 3.443 fueron accidentes graves con un saldo de 4.553 heridos graves. Todos estos accidentes se han asignado a 1.386 tramos de vías con una longitud total que suman más de 24.803 kms. Al analizar cómo se distribuyen los tramos de la red en función del Índice de Riesgo, se observa como los tramos de riesgo reducido (Bajo y Bajo-medio) han aumentado del 67.2% del pasado año, al 69.69% actual, por lo que 7 de cada 10 kilómetros analizados tienes el nivel de riesgo que se considera deseable para la seguridad de los usuarios.


 

¿QUÉ ES EuroRAP?

 

El programa EuroRAP (European Road Assesment Program), del que es miembro el Real Automóvil Club de España - RACE, forma parte de un proyecto europeo llevado a cabo por clubes de automovilistas de toda Europa.
EuroRAP se inició internacionalmente en el año 2000, y los datos de la Red de Carreteras del Estado se introdujeron por primera vez en el año 2002, realizándose el análisis de los datos de accidentalidad del periodo 1999-2001.
EuroRAP es un consorcio formado por la Comisión Europea, los clubes automovilísticos representados en la FIA Foundation, Toyota, AA Motoring Trust y la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles ACEA.analiza la peligrosidad de las vías teniendo en cuenta la evaluación de los siniestros durante los tres últimos años, su gravedad y su relación con las características de la vía. El resultado se estructura según un “Índice de Riesgo”, definido como el número de accidentes mortales y graves ocurridos en un tramo por cada 1.000 millones de vehículos/kilómetro.

 

carreteras3 autonomosenruta

 

La puesta a punto cuesta más de 6.000 millones

 

El Gobierno presume de una de las mejores redes de infraestructuras del mundo y ha trasladado a lo largo de la crisis que el esfuerzo de conservación de las carreteras era adecuado para mantener la seguridad. Sin embargo, quienes se dedican al cuidado de la red hablan de un déficit mareante de recursos económicos. En el arranque de 2010, Acex calculaba que se habían dejado de invertir 8.600 millones desde 2005, en función de las recomendaciones del Banco Mundial sobre inversión en el mantenimiento de infraestructuras. Una cifra que se ha duplicado en los cinco años siguientes, hasta llegar a 2015.
Se cumple justo un año desde que la Asociación Española de la Carretera (AEC) lanzó un crítico informe en el que aseguraba que “la comodidad y seguridad vial estaba en riesgo por falta de conservación”. Desde el punto de vista de esta entidad, que reúne asociaciones empresariales, compañías, colectivos profesionales e incluso a representantes de la Administración, “las carreteras se enfrentan a un deterioro sin precedentes, la peor situación desde 1985”. Dar la vuelta a la situación, según sus estimaciones, requería la inversión de 6.200 millones.
“Cada euro no invertido a tiempo en refuerzo de firmes se transforma en cinco euros en tres años y en 25 euros en el quinto”, recordaba la AEC. El citado informe señalaba que la reposición y refuerzo de firmes precisaba con urgencia 1.900 millones en la red de carreteras del Estado y casi 4.000 millones en la autonómica.

 

carreteras2 autonomosenruta

 

carreteras1 autonomosenruta

 

Sin embargo, la parte que preocupa es la referida a los tramos catalogados de riesgo elevado: un 14% de los tramos de la Red de Carreteras del Estado presentan un nivel de riesgo alto o medio-alto, 208 tramos que sumarían 3.506 kilómetros catalogados como de riesgo elevado. De estos tramos, 83 secciones (1.255 kilómetros) serían de riesgo alto o “Tramos Negros”, donde se han producido una media de 274 accidentes mortales y graves cada año, dejando 71 fallecidos y 268 heridos graves anuales. La intensidad de circulación en estos tramos de riesgo no es muy elevada, con una media de 3.469 vehículos/día.


El tramo más peligroso de España, entre Madrid y Guadalajara

El primer tramo de riesgo de este año es el ubicado en la N-320 entre los km 314.1 y 325.4, entre Casar de Talamanca (Guadalajara) y el cruce con la M-103 a Algete. En sus 11,3 kilómetros de longitud se han producido 10 accidentes graves en los 3 años objeto de estudio, con un resultado de 2 fallecidos y 12 heridos graves, siendo por tercer año consecutivo un tramo considerado como de “Riesgo Alto”. De estos 10 accidentes mortales y graves, 6 corresponden a usuarios de ciclomotores y motocicletas, siendo por tanto uno de los tramos de mayor riesgo para este colectivo de dos ruedas. La Intensidad Media Diaria de Vehículos es de 3.286 al día.

Por localización geográfica, Galicia es la Comunidad Autónoma que presenta una mayor proporción de carreteras consideradas de riesgo elevado, con el 19% de sus vías, seguido de Cataluña y Asturias con el 18,9 y 18,8% respectivamente.

En comparación a informes anteriores, se sigue constatando la mejora en la seguridad de nuestras vías, ya que año tras año ha ido incrementando el número de tramos de carreteras catalogadas como de Riesgo Bajo, y por otra parte se van reduciendo los kilómetros de carreteras de mayor riesgo. De hecho, respecto al año pasado han disminuido los tramos de riesgo elevado, pasado de 3.948 Km. (16% de las vías) en el informe de 2014, a los 3.506 Km. (14,7% de las vías) correspondientes al informe 2015.

Al analizar cómo se distribuyen los tramos en función del riesgo, por categoría de tráfico, se observa que el mayor porcentaje de tramos negros (índice de riesgo alto) y rojos (índice de riesgo medio-alto) aparecen en aquellos tramos que tienen los rangos de intensidad media diaria inferiores a 10.000 vehículos/día, disminuyendo el número de tramos peligrosos a medida que aumenta su nivel de tráfico.

La separación de carriles mediante medianas, los cruces a distinto nivel, una mejor señalización e iluminación, y unos arcenes, zonas de escape y barreras de protección que evitan muchas de las tan temidas salidas de vía, hacen que las autopistas y autovías sean las vías más seguras, ya que se reduce la probabilidad de sufrir un accidente, y si se produce, las consecuencias del mismo serán menores. De hecho,  cuando el nivel de tráfico se encuentra por encima de 20.000 vehículos al día no existen tramos negros, y tan solo uno de riesgo medio-alto. Por otra parte, en las vías de alta capacidad existen solo tramos de riesgo bajo o medio-bajo.

Por el contrario, podemos  decir que el perfil de tramo con nivel de riesgo elevado correspondería a una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una IMD por debajo de 10.000 vehículos/día (todos los tramos negros corresponden a carreteras con entre 2.000 y 10.000 vehículos día).


El corredor mediterraneo, lo más peligroso para camiones

Los vehículos pesados están presentes en torno al 20% de los accidentes mortales y graves, pero este año se ha incrementado hasta alcanzar el 22%. El 15,91% de los accidentes mortales y graves donde hay implicados vehículos pesados se produce en 20 tramos de carreteras, frente al 10,24% de los resultados globales. Al igual que en motocicletas, aunque en menor medida, este dato refleja que la lesividad de los vehículos pesados está también más concentrada en tramos concretos.

Algunos de los tramos con mayor proporción de accidentes mortales y graves con vehículos pesados de la Red de Carreteras del Estado son la A-7 en Valencia del Km. 306 al 336, donde se han producido en los tres años de estudio un total de 8 accidentes mortales y 8 graves con implicación de vehículos pesados, así como la misma A-7 entre los Km. 353 y 371 con 9 accidentes graves. El hecho de que los dos tramos con mayor accidentalidad para vehículos pesados se localicen en la autovía A-7, parece contradecir la actual política de desvío de camiones hacia autopistas de pago, impulsada por la DGT y el Ministerio de Fomento, como parte del plan tendente a minorizar la accidentalidad de este tipo de vehículos profesionales, que durante 2014 fue de los pocos que sufrió un repunte con respecto a años anteriores.

La N-340 en Castellón entre los Km. 1038 y 1050 con 6 accidentes graves, y la N-232 en Zaragoza entre los Km. 269 y 296 con 4 mortales y 10 graves.


Siniestralidad:
En mínimos históricos

Durante el año 2015, en las vías interurbanas se han producido 1.018 accidentes mortales en los que han fallecidos 1.126 personas y 4.843 han necesitado hospitalización como consecuencia de las heridas sufridas. Por lo que se ha producido un descenso del 1% (-6) en el número de fallecidos y 2% (-105) en heridos hospitalizados y un aumento del 3% (+34) en accidentes mortales. Son datos del balance provisional de accidentalidad 2015 presentado por el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y la directora general de Tráfico, María Seguí.

Según ha resaltado el ministro, la cifra de fallecidos representa el mínimo histórico desde 1960, primer año en el que se tienen estadísticas, cuando hubo 1.300 muertos, con un escenario de movilidad absolutamente distinto (en 1960 había un millón de vehículos y en 2015 el parque automovilístico sobrepasa los 31 millones).

Con estos datos, la accidentalidad en carretera desciende por duodécimo año consecutivo, descenso que se refleja en el promedio diario de víctimas mortales, que ha pasado de los 11,6 muertos diarios en carretera en 2.000 a los 3,1 fallecidos diarios en 2.015.

Dentro del ámbito europeo, España es junto con Dinamarca y Reino Unido, los tres únicos países de la Unión Europea que cerrarán 2015 con menos fallecidos en accidente de tráfico que en 2014. Suecia y Holanda mantendrán su misma cifra de fallecidos, en cambio, Francia, Alemania, Austria, Finlandia o Grecia registrarán incrementos de víctimas mortales.

Por tipo de vía: Las carreteras convencionales siguen siendo las vías donde ocurren el mayor número de accidentes de tráfico. En 2015 ocho de cada diez fallecidos tuvo lugar en accidentes de tráfico ocurridos en este tipo de vías. Concretamente el año pasado fallecieron en estas vías 913 personas, lo que supone un aumento de 45 fallecidos más, el 5% respecto a 2014. Continúa la mejora de la seguridad vial en las vías de gran capacidad. Los fallecidos en autopista y autovía han sido 213, 51 fallecidos menos que en 2014.

 

carreteras6 autonomosenruta

Escribir un comentario

Advertisement