Tipos de radares que vigilan las carreteras españolas

imagen

El radar, uno de nuestros mayores enemigos y preocupaciones en carretera, también conocido como el dispositivo que mide distancias, altitudes, direcciones y velocidades haciendo uso de las ondas electromagnéticas ¿Sabías que existen alrededor de 10 tipos de radares?

 

La Dirección General de Tráfico potencia el control sobre las carreteras introduciendo radares repartidos por la geografía española para intentar reducir los accidentes e infracciones de los conductores de nuestro país. Ahora bien ¿Realmente todos los radares están diseñados para tal fin? ¿Tiene la DGT otro objetivo?

La responsabilidad al volante de cualquier tipo de vehículo recae en el conductor y en el comportamiento que este tiene, así lo dice Esteban Alabajos, gerente de Grupo RO-DES, afirmando también con preocupación: “Tramitamos la baja definitiva de una gran cantidad de automóviles accidentados o siniestrados, algunos de ellos con una antigüedad menor a 2 años, por lo que es de gran importancia hacer saber al usuario los riesgos de circular excediendo la velocidad máxima permitida”.

Ya son más de 1.200 radares los instalados y repartidos por las autovías, autopistas y carreteras convencionales de España. Por lo que a continuación, y para dejar clara la situación a la que se enfrenta el conductor dependiendo del tipo de radar, os mostraremos con detalle las características decada uno de estos dispositivos.

Tipos de radares

Está claro ¿no? Todo el mundo piensa en radar móvil y fijo cuando escucha esta palabra, pero lo cierto es que existen 10 tipos de radares diferentes. Podemos clasificarlos de la siguiente forma:

1. Radar convencional o de velocidad

Conocido como el radar fijo “de toda la vida”, visto como una caja situada en uno de los dos laterales de la carretera.

La DGT clasifica su denominación según su estado, siendo la de “cinemómetros sin operador” siempre que estén fijos y “cinemómetros con operador” cuando sean móviles.

Función: Este tipo de dispositivo capta a todos aquellos usuarios que superan los límites de velocidad establecidos en el tramo de la vía en el que se encuentre.

Ubicación: La Dirección General de Tráfico, tal como rige la Ley, avisa de la ubicación en donde se instala cualquier radar fijo, pudiendo estar en pórticos, postes, trípodes o coches de la guardia Civil.

2. Radar de tramo

Es una de las variantes de las que dispone el radar fijo, aunque con la peculiar característica de disponer en su mecanismo un pórtico de entrada y otro de salida. Ejerce su función haciendo uso de dos o más equipos de vigilancia artificial cuyo horario está sincronizado por GPS.

En este caso, los datos registrados por el dispositivo se procesan con el mismo ordenador.

Función: Calculan el promedio de velocidad a la que ha circulado un vehículo entre un punto A y un punto B, procurando que el conductor mantenga la velocidad establecida en la vía durante varios kilómetros (Generalmente hasta que finalice el tramo vigilado).

Ubicación: Están situados en el tramo seleccionado en ese momento, pudiendo variar según las circunstancias.

3. Radar móvil

Este tipo de dispositivos, denominados “cinemómetros con operador”, es también uno de los más conocidos entre los conductores, siendo radares sin una ubicación fija, sino instalados conforme a la circunstancia, y controlados por oficiales.

Su funcionamiento es semejante al radar fijo, haciendo uso de las ondas electromagnéticas que rebotan en el objeto y vuelven a la antena.

Función: Tiene como objetivo el de capturar a todos aquellos conductores que superen el límite de velocidad establecido en la vía.

Ubicación: Los usuarios lo suelen tener complicado a la hora de detectar la ubicación de este tipo de radar, pues por lo general están ocultos en un vehículo de la Guardia Civil (en marcha o no), o en un trípode en un lateral de la carretera.

4. Helicópteros

La Dirección General de Tráfico hace uso de dos mecanismos por aire, siendo uno de estos el denominado Pegasus.

Actualmente se estima que hay un total de 12 elementos con estas características vigilando las carreteras españolas, coordinados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y los Centros de Gestión.

Función: Identifican al conductor durante un determinado periodo de tiempo detectando, en caso de haberlas, todas las conductas de riesgo ejercidas por el mismo. Los dispositivos vigentes en este momento ponen una sanción cada 3 minutos.

Ubicación: Pueden actuar desde una altura de 300 metros y a un kilómetro de distancia de su objetivo.

5. Drones

La DGT hace uso de drones con una autonomía de 20 minutos y una altitud operativa de 120 metros para un radio de acción de 500 metros.

Función: Este dispositivo cuenta con una cámara de alta definición que envía las imágenes al operador, el cual dispone de una pantalla acoplada a los mandos de control.

6. Radar en semáforo

Los radares de semáforo, también conocidos como los radares de control de paso de vehículos en fase roja, son cada vez más comunes y conocidos.

Función: Son cámaras ubicadas en determinados semáforos con el principal objetivo de captar a todos aquellos vehículos que no paren su coche ante un paso de cebra o cuando esté en rojo.

Ubicación: La cámara instalada está ubicada a unos 25 metros de la línea de detención. Se encuentran únicamente en ámbito urbano.

7. Radar veloláser

Se trata de un cinemómetro láser de despliegue rápido, también conocido como radar portátil o invisible. Se caracteriza por su pequeño tamaño, lo cual los hace fácilmente transportables, requiriendo tan solo de un trípode para ser instalados.

Función: Van tanto de día como de noche y tienen como labor detectar las infracciones de los vehículos en el doble sentido de la marca.

Ubicación: La DGT no tiene la obligatoriedad de informar de la colocación de este tipo de dispositivo, por lo que intentar saberla puede llegar a ser algo más que difícil.

8. Radar de cinturón y dispositivos  

Actualmente es uno de los temas más hablados, y es que las cámaras de seguridad vial ya no se limitan al control clásico de los excesos de velocidad, sino que han aumentado su vigilancia en lo que a otro tipo de infracciones se refiere. En concreto, se han instalado un total de 225 cámaras de este tipo.

Función: Con este tipo de dispositivos se pretende detectar cualquier uso de elementos electrónicos en el interior del vehículo, así como a los conductores o pasajeros que no hacen uso del cinturón de seguridad.

Ubicación: La ubicación de este tipo de dispositivos está en la página web de la Dirección General de Tráfico.

9. Radar de contaminación

Su funcionamiento ha comenzado hace relativamente poco, aunque no hay constancia de que este tipo de radares haya empezado a sancionar en las carreras españolas.

Función: Este dispositivo permite detectar y controlar la contaminación de los vehículos en las grandes ciudades, multando en aquellos casos excesivamente graves.

10. Radar de ruido

Un radar de ruido es un dispositivo equipado con un decibelímetro, el cual mide la intensidad del sonido y puede identificar la fuente de la que procede. Están formados por unas cámaras de 360 grados e incluyen 4 micrófonos medidores de los decibelios y distintas antenas acústicas.

Más información en: Carreteras.

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES