Paralizada la implantación de peajes en las carreteras guipuzcoanas

peajes guipuzcoa paralizados web

La falta de acuerdo de los grupos políticos ha impedido su puesta en marcha previsto para 2014.

La  Diputación de Guipúzcoa, que gobierna en minoría Bildu, se ha visto obligada a paralizar su proyecto de establecimiento de peajes tanto a camiones como a turismos por la utilización de las carreteras guipuzcoanas, en concreto, la N-1, N-121 A y la A-15, que tenía previsto poner en marcha a partir de octubre de 2014.
El motivo que ha impedido su aprobación ha sido la falta de apoyo de los restantes grupos políticos que componen las Juntas Generales de dicha Diputación, debido al fuerte rechazo social a dicha medida. Desde diversos ámbitos del transporte por carretera se había venido expresando un fuerte rechazo hacia este proyecto, tanto por el fuerte impacto para el transporte interior de mercancías, recordemos que todos los vehículos pesados estarían obligados a pagar, pertenezcan o no a esta comunidad, pero también por el grave perjuicio para el transporte internacional, al ser Guipúzcoa paso obligatorio para el transporte de mercancías con destino al resto de Europa. Precisamente esta situación geográfica privilegiada permite a la Diputación Foral recaudar anualmente más de 250 millones de euros sólo en concepto de impuesto sobre los carburantes.

El proyecto pretendía obtener financiación para salvar la mala situación económica de Bidegi, la operada pública encargada de gestionar las autopistas A8 y AP1. La sociedad tiene en la actualidad un déficit de mantenimiento de más de 200 millones de euros.

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES