Carreteras, la joya de la corona en peligro

carreterasLa red viaria española, una de las “joyas de la corona” de nuestro patrimonio en infraestructuras se desmorono por la falta de inversión en su conservación. Firmes tercermundistas, señalizaciones en un estado lamentable, falta de iluminación..son algunas de las consecuencias de un abandono por parte de las Administraciones públicas, tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas, que ya asciende a más de 5.500 millones de euros.

Con el final del invierno, que este año ha sido especialmente  intenso y  persistente, y la llegada del buen tiempo, los usuarios de las carreteras percibimos con mayor claridad el grave deterioro en el que se encuentra una buena parte de las vias  de comunicación que surcan el territorio español, tanto las de titularidad estatal como las que pertenecen a las comunidades autónomas y Ayuntamientos.  

Conservar carreteras no tiene glamour, no hay  actos oficiales, discursos y cortes de cinta que luego salen en los medios de comunicación y que aportan, para quien las realiza, un rédito político, una imagen positiva, ya que  el ciudadano percibe la inversión realizada. La conservación es un trabajo oscuro, si, pero no pasa desapercibido para los usuarios de las vías, por que sin la necesaria inversión, aparecen las primeras grietas y los primeros baches que golpean los amortiguadores, las señales tiradas en el suelo, las marcas viales apenas perceptibles o los tramos sin la necesaria iluminación.  Y esos signos, basta coger cualquier día el coche y darse una vuelta, da igual que lo hagamos por cualquier ciudad o por carretera, se están haciendo visibles: un análisis sobre 3.600 tramos de carretera realizado el año pasado por la Asociación Española de la Carretera (AEC) daba el peor resultado en 25 años.

carreteras1

 

Tampoco se construye nada nuevo

Si la conservación marcha por mal camino, tampoco presenta un panorama más halagüeño la inversión en nuevas carreteras. Según los datos de la patronal SEOPAN la licitación en proyectos de redes del transporte en general sumó una inversión de 619,5 millones de euros en el primer trimestre de 2013, lo que representa una caída del 26% respecto a los datos del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la reducción que han sufrido las obras promovidas en las carreteras, que aglutinaron sólo 148,3 millones en el trimestre, nos hablan de una caída del gasto público en un 63%. Por el contrario, los ferrocarriles recibieron una partida de 395,1 millones, un 4% más gracias a la puesta en marcha de varios contratos del Corredor Mediterráneo.

 


 

carreteras4.jpg

 

El presupuesto del Ministerio de Fomento para el mantenimiento de la Red de Carreteras del Estado, unos 25.000 kilómetros por los que circula el 52% del tráfico en España, ha sufrido una merma de más de un 30% desde 2009, hasta llegar a una dotación de 818 millones de euros en 2013.

 

carreteras3.jpg

 

En términos generales y de acuerdo con las conclusiones del Estudio, ya a comienzos de 2012, las carreteras españolas se encontraban  en un estado de conservación “deficiente”, con un déficit acumulado de 5.500 millones de € (un 30% más que en 2005).  Un déficit que ha ido en aumento durante  el pasado año y lo que llevamos de éste.  Según la investigación de la AEC, el patrimonio viario se ha deteriorado en los últimos seis años a un ritmo del 5% anual y durante éste último podría ser incluso mayor el porcentaje, ya que las inversiones en conservación han decrecido notablemente.

El director general de la AEC, Jacobo Díaz, ha incidido en los datos del estudio de esta organización y ha asegurado que "cada vez se acelera más" el deterioro de las carreteras españolas por la bajada continuada en el presupuesto para su mantenimiento.

El principal deterioro es el firme, en el que estiman que sería necesario invertir 5.500 millones de euros en toda la red , ya que supone la principal deficiencia de las carreteras españolas, pero "también hay un déficit en la señalización, en la pintura, en la contención, en la iluminación y en el balizamiento", ha asegurado. "Llegará un momento en el que no haya que conservar, sino reconstruir y para eso no habrá dinero", ha afirmado.

Ha explicado que, según datos técnicos, una carretera, en sus dos primeras décadas de vida, necesita operaciones de renovación de firme a los 5 o 6 años y a los 8 o 10, pero "si no se hace la primera a los 10 años, hay que invertir el doble".

Como consecuencia de los reiterados recortes en la inversión destinada a refuerzo de firmes y al equipamiento viario, la red española de carreteras empieza a mostrar claros síntomas de un deterioro que la Asociación Española de la Carretera califica como “peligroso”, y cuyas consecuencias empiezan a notarse con claridad: incremento de la exposición al riesgo de sufrir un accidente de tráfico,  aumento exponencial de los costes de reparación, incremento de los costes de mantenimiento de los vehículos y aumento de las emisiones contaminantes, entre otras. A las que suman consecuencias colaterales para el usuario con claras implicaciones en la seguridad, tales como la exigencia de mayores niveles de concentración en la conducción derivada de la necesidad de prestar más atención al pavimento, con el consiguiente aumento del cansancio y la pérdida de percepción respecto de las circunstancias del tráfico, la vía y la señalización.


30% menos desde 2009

El presupuesto del Ministerio de Fomento para el mantenimiento de la Red de Carreteras del Estado, unos 25.000 kilómetros por los que circula el 52% del tráfico en España, ha sufrido una merma de más de un 30% desde 2009, hasta llegar a una dotación de 818 millones de euros en 2013.

Las consecuencias de este “tijeretazo”  no son  sólo acumulativas, sino que empeoran con el paso del tiempo exponencialmente. La AEC calcula que cada euro no invertido a tiempo en refuerzo de firmes se transforma en 5 € a los tres años y en 25 € a partir del quinto.  Actualmente   los presupuestos destinados a conservación de carreteras en España presentan un déficit de dos mil millones de euros anuales respecto a la cantidad que sería necesaria invertir, según los parámetros técnicos homologados a nivel internacional.
Esa es la principal conclusión de otro estudio de la AEC, que ha dado a conocer recientemente en la apertura del VI Congreso Nacional de Seguridad Vial, que se celebró en Logroño, el pasado mes de mayo.

El vicepresidente de la AEC, Pablo Saez, también director gerente de la Asociación Española de Empresas de Conservación de Carreteras, ACEX, ha explicado que ese estudio indica que las carreteras españolas propiedad del Ministerio de Fomento tienen un valor patrimonial de 85.000 millones de euros y asciende a 90.000 millones las de las comunidades autónomas, diputaciones y cabildos.

El parámetro técnico internacional utilizado en el estudio es el de una inversión óptima en conservación del dos por ciento de ese valor al año, por lo que le corresponderían 1.700 millones de euros al Estado y 1.800 al resto de administraciones.

Los datos presupuestarios de las administraciones establecen esa inversión en 900 y 630 millones de euros, respectivamente, es decir, algo más de 1.500 millones de euros en total, frente a los 3.500 que serían necesarios, ha subrayado.


Manifiesto a favor de la carretera

Recientemente, la AEC ha hecho público un manifiesto, dirigido al Cogreso de los Diputados a favor de la Carretera reclamando medidas urgentes que obliguen a conservar las carreteras.
En este sentido la AEC ha pedido que se tramite, por procedimiento de urgencia, una Ley que obligue a las Administraciones Públicas a destinar anualmente los recursos necesarios para mantener las carreteras en un estado adecuado de conservación, tomando en consideración al valor patrimonial de la red, al tiempo que se aborde de forma prioritaria y en plazos razonables la ejecución de las actuaciones precisas para revertir la alarmante situación de mantenimiento que presenta la red de carreteras española.
Por último, la AEC ve imprescindible que, en el proceso de revisión y actualización del vigente Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda 2012-2024 (PITVI), se consigne la dotación presupuestaria destinada a su conserva- ción asociando la misma a un porcentaje del valor patrimonial de la Red viaria.

Según esta asociación los argumentos que apoyan las medidas de carácter urgente solicitadas se basan  en que la Carretera es el modo de transporte universal por excelencia, utilizado por el 100% de la población. Además, es una de las fuentes más importantes de generación de ingresos para las arcas públicas.

No en vano, el Estado recauda entre 60 y 70 céntimos de € por cada litro de combustible, lo que, junto con otros impuestos (matriculación, IVA…) se traduce en más de 20.000 millones de € al año, sin olvidar que  genera casi un millón de empleos directos y el doble de empleos indirectos. 

 

 


 

carreteras22

 

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES