Volvo FH 500 CV Globetrotter XL. El placer de conducir

volvo fh500 prueba autonomosenrutaNos ponemos en marcha con uno de los mejores ruteros del panorama europeo: el Volvo FH con una mecánica de 500 CV y su estupenda y espaciosa cabina Globetrotter XL, que ahora implementa algunas de las soluciones que más interés han despertado entre los profesionales de la ruta: el cambio I-Shift con doble embrague y la dirección dinámica, exclusivas ambas de Volvo Trucks y que prometen incrementar el placer de conducir.

(Texto Enrique Sánchez Parrondo)

La renovación efectuada por el fabricante sueco de camiones Volvo en 2012,  nos dejó uno de los camiones más emblemáticos del panorama actual: la gama FH, de sobra conocida por los profesionales, pero que estaba llamada a dar un salto cualitativo en cuanto a prestaciones y conducción, a tenor de las novedades que la firma tenia reservadas para este nuevo FH.

Unas novedades que, tras una leve toma de contacto el año pasado por estas mismas fechas y de la que ya dimos cumplida cuenta (Nº198), ahora tenemos la oportunidad de poner a prueba con más  detalle. En esta ocasión, el vehículo del que disponemos es  un FH, animado por una mecánica D13 que rinde una potencia de  500 CV, sobre la cabina tope de gama de la marca sueca, la GlobeTrotter XL.  

Sin embargo, en esta ocasión y pese a que recibimos con  expectación tanto mecánica como cabina, no es lo que más curiosidad profesional nos despierta, pues las novedades más llamativas se esconden en la transmisión y en la dirección; sistemas como el del doble embrague para la I-Shift o la dirección dinámica, son, de momento, únicas en el mercado y queremos comprobar si su comportamiento es tan bueno como nos lo “pintan”.  

Bajo la gran cabina del FH nuestra unidad  monta la primera serie de motores Euro 6 de Volvo, unas mecánicas  desarrolladas sobre la base de la unidad Euro 5. Igual que este motor, se trata de una mecánica de seis cilindros en línea y catalizador de reducción selectiva (SCR) para el sistema de gases de escape. Para cumplir los límites de emisiones, también se dispone de un sistema de recirculación de los gases de escape (EGR), así como un filtro de partículas diésel (DPF).

La gama FH parte de una potencia de 440 CV y llega hasta los 540 CV, aunque en nuestro caso disponemos de un escalón intermedio de 500 CV, capaz de ofrecernos una par máximo de 2.500 Nm entre las 1.000 y 1.400 rpm, una potencia ya de por si  suficiente como afrontar con garantías cualquier ruta, pero que asociada a la nueva I-shift con doble embrague consigue que conducir este camión se convierta en una tarea muy relajada.

Así funciona el I-Shift doble embrague

El doble embrague de I-Shift se puede describir básicamente como dos cajas de cambios unidas: una transmisión que consta de dos ejes primarios y un embrague doble. Esto significa que se pueden seleccionar dos marchas al mismo tiempo. Es el embrague lo que determina cuál de las marchas está actualmente activa. Cuando se activa una marcha en una caja de cambios, la siguiente marcha ya está preseleccionada en la otra. Durante el cambio de marchas, el embrague conectado a la primera caja de cambios se desconecta en el mismo instante en que se conecta el segundo embrague, de modo que los cambios se realizan sin interrupción del suministro de potencia.
El doble embrague de I-Shift se basa en I-Shift, pero la mitad frontal de la caja de cambios ha sido rediseñada con componentes totalmente nuevos.

 

volvo fh500 2

 

I-Shift con doble embrague

Si era difícil de mejorar la caja automática I-Shift, con el nuevo doble embrague Volvo nos da la posibilidad de evitar las pérdidas de potencia en los cambios, ya que el par motor no desciende en los cambios, tan solo notaremos una leve caída entre la marcha 6 y la 7 ya que tiene que cambiar de gama y de piso, pero llega a ser casi imperceptible. Las bondades de la caja, a parte de la suavidad de los cambios, están en mantener la velocidad de las subidas con menos esfuerzo, pues los 2 o 3 km/h que se pierden como mínimo en los cambios con una caja automática (ni que decir de una manual) nos los evitamos.  

Por los estudios que Volvo ha hecho con respecto a su doble embrague, nos advierte que en ningún momento se ha pensado en que pudiera ser más eficiente, ya que lo que ganamos en los cambios lo perdemos durante el resto del tiempo ya que tenemos dos marchas engranadas y eso amortigua la posibilidad de consumir menos.

Otra de las particularidades de esta nueva caja  es I-See, un paquete de software para la transmisión I-Shift, que  almacena información sobre las pendientes a medida que avanza el camión. La próxima vez que el camión siga esa misma ruta, I-See acciona el acelerador, las marchas y los frenos para garantizar que el progreso sea lo más económico posible.


Globetrotter XL; cómoda y espaciosa

La cabina de los Volvo FH fue cambiada hace tres años y cuantas más veces la uses, más veces quedaras encantado por la comodidad, espacio y calidad de materiales.  Una de las cabinas más modernas del mercado, con un cambio radical respecto a la anterior  y un diseño que enamora, tanto por fuera como por dentro.

Con la renovación sufrida a propósito de la llegada de Euro 6, la cabina de la nueva gama Volvo FH ha crecido un metro cúbico. El interior de la cabina es más espacioso y aireado, y la capacidad de almacenamiento se ha incre- mentado en 300 litros. En total disponemos ahora de un metro cúbico de volumen extra en el interior de cabina, con una altura interior que  llega hasta los 211cm. desde el piso. Otro de los ajustes importantes se ha efectuado en  el montante A, que es más estrecho, lo que mejora notablemente la visibilidad, a lo que también contribuyen los espejos retrovisores sin carcasa.

Volvo nos trae una cabina con infinitas posibilidades de equipamiento: asientos eléctricos con acabado en piel, televisión, cama regulable en inclinación, nevera con apartado para congelado, aire acondicionado en parado (I-parkcool) y un gran volumen de almacenamiento en armarios tanto encima de la cama como en la parte alta del frontal. Lástima que todo este equipamiento esté solo al alcance de unos pocos pues el precio de un Volvo es alto y todos los extras son suma y sigue.

El volante de Volvo si que hace honor a la nueva denominación “multifunción”, ya que con los mandos del volante podemos manejar menús, teléfono, radio, control de crucero y hasta la pantalla que tenemos a nuestra derecha. Un poco lioso para un solo día de pruebas pero fácil de usar si es nuestro camión de trabajo. Además, gracias al nuevo sistema de ajuste del volante, éste puede inclinarse 20 grados más que en la versión anterior. De esta forma el conductor puede encontrar más fácilmente una postura de conducción ergonómica y relajada.

 

En Ruta
En un día de sol y con buena temperatura nos ponemos en marcha desde la central de Volvo Truck Center de Valdemoro con destino a nuestro punto de inicio en la M-50, nos acompaña el buen tiempo durante toda la ruta y no tenemos ninguna incidencia que destacar.

Una de las novedades que teníamos ganas de probar de nuevo es el I-See o control de crucero predictivo, el cual como sabéis usamos en los vehículos que lo montan en el segundo tramo desde Guadalajara a Torija de 82 Km de distancia. Por comparar con un  campeón en consumo y de similar potencia como es el 18.51 de Mercedes, en dicho tramo las diferencias son de 50 segundos y medio litro menos a favor de la marca alemana, lo que nos indica que sus sistemas de control predictivo nos ofrecen consumos similares, aunque personalmente creo que el de Volvo tiene más margen de mejora que el de Mercedes, pues como ya se ha dicho, I-See almacena la información sobre el recorrido, de manera que la próxima vez que el camión siga esa misma ruta, mejorará el comportamiento. Habrá que ver como progresa en las futuras pruebas.

Es al encarar las primeras cuestas con cierta entidad cuando comprobamos las bondades del doble embrague de I-Shift, que se refleja en las velocidades que consigue en las subidas.

Nos sorprende nada más empezar en la cuesta de Guadalajara, en la que consigue una velocidad de 60 Km/h en la marcha 10, gracias a que con el doble embrague se evitan  las pérdidas de velocidad en los cambios, con lo que el par motor no desciende en ningún momento.

La misma buena impresión nos causa en el tramo del Puerto de Somosierra, que en nuestra ruta acotamos entre el km 107 de la A-1 y la entrada al Túnel, con una cota de 1.470 metros. El Volvo FH fue capaz de realizar este tramo a una velocidad media de 67,47 Km/hora, y alcanzar la cota del túnel a 56 Km/hora en la marcha 10.

El freno motor Veb+ con una capacidad de hasta 375 kW  a 2.300 rpm, actúa con seguridad, y con algo de anticipo a lo que nos puede venir, se puede considerar que hace su labor, sin tener que ser ayudado por el freno de pie. Baste decir que el Somosierra en su bajada hacia Madrid poniéndolo a 80Km/h con la marcha 9 nos bajo todo el puerto sin necesidad de ayuda del freno de servicio, incluso teniendo que quitar el tercer punto, en algún tramo donde la bajada no es tan dura.

La prueba realizada arroja unos datos ciertamente positivos, teniendo en cuenta la dureza del recorrido; con una velocidad media de 80,8 Km/hora, el consumo medio se quedó en unos contenidos  32, 46 L/100 km , aunque como nota negativa, hay que anotar un consumo de AdBlue algo elevado, 2,48 L/100 km.

 

Descárgate la prueba completa, con todos los gráficos, aquí.

 

volvo fh500 5

volvo fh500 6

volvo fh500 4

volvo fh500 1

 

Más noticias sobre Volvo Trucks aquí.

 

 

Es necesario registrarse para comentar.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 

SÍGUENOS EN REDES

FACEBOOK LIKE