Transporte inteligente: Conectividad

camion conectado autonomosenrutaEl poder de la comunicación. En un mundo en el que la información es uno de los motores que mueven todos los avances en casi cualquier actividad industrial, la conectividad adquiere un papel primordial en la comunicación que se establece entre las personas, las empresas e incluso los propios objetos. El mundo del camión no es ajeno a esta revolución y marcará el futuro más inmediato del transporte por carretera.

Las conexiones inalámbricas e Internet están revolucionando nuestra vida, a veces con tanta rapidez que ni siquiera nos damos cuenta. Un ejemplo claro son los smartphones, dispositivos capaces de proporcionarnos acceso a un mundo remoto de información, aplicaciones y servicios que hace pocos años era impensable y que ya cubren la práctica totalidad de las actividades económicas y productivas, incluido obviamente el transporte de mercancías por carretera.

El poder acceder a una cantidad ingente de información, que está disponible en un ”entorno  virtual” (lo que llamamos “la nube”) y la capacidad de procesarla desde, por ejemplo, la cabina de nuestro camión, solo es posible gracias a los avances recientes en conectividad, que es la base para permitir el intercambio de datos a una escala mayor.  

Una revolución que anticipa una gran cantidad de aplicaciones prácticas en la actividad diaria de cualquier transportista. Aplicaciones que cubren ya hoy en día aspectos como la seguridad vial, la rentabilidad, o la mejora de los procesos administrativos de la empresa, pero que abren la puerta a proyectos ya en fase bastante avanzada, como el control de todos los servicios de mantenimiento y taller en modo remoto o, la culminación de todo este proceso de conectividad aplicada al transporte que es la conducción autónoma.

Información a bordo

El camión se sitúa en el centro de todo este proceso de conectividad, como generador de una gran cantidad de información y como receptor de un flujo de datos que proviene tanto de internet, de “la nube” como de otros vehículos e incluso, en pocos años, de las propias infraestructuras.

La base para esta revolución tecnológica como hemos visto es la conectividad aplicada a cualquier objeto, lo que los expertos denominan “internet de las cosas”, que permite que, en nuestro caso un camión, un objeto cuyo fin último es otro totalmente diferente, sea capaz de acceder y procesar una gran cantidad de información y aplicarla en beneficio de su actividad. Según Per Adamsson, Director de desarrollo empresarial y estrategia de Volvo Group Telematics, los camiones actuales seguirán la tendencia que han tenido los smartphones en los últimos años. Así, en el sector automovilístico, ya se está hablando de ‘la evolución del smartphone sobre ruedas’, para referirse a las  infinitas posibilidades que la conectividad abre en el mundo del transporte de mercancías por carretera.

Ahora bien, todo este flujo de información no proviene de un sólo provedor sino que el camión actual maneja una gran cantidad de datos de distintas partes, que pone a disposición tanto del propio conductor, mejorando la seguridad en carretera y la logística de los desplazamientos, como de la empresa de transportes que puede disponer en tiempo real de la ubicación del vehículo, horas de conducción, tiempo previsto de llegada a destino, o cualquier posible incidencia que pudiera surgir.

En este flujo de información el propio camión se convierte en actor principal: todo el conjunto de datos que se envía dentro de la red de sensores y unidades de control del camión que nos informan sobre el estado del vehículo. Todos los parámetros básicos de funcionamiento pueden ser controlados desde la cabina por el propio conductor.

Os invitamos a leer el contenido extendido sobre CONECTIVIDAD, haciendo clic aquí.

camion conectado separata

 

Artículos relacionados

Related Articles

 

Escribir un comentario

PRUEBAS

  1. Últimas
  2. Camiones
  3. Furgonetas

EMPLEO

  1. Oferta
  2. Demanda