imagen

La conectividad de los vehículos está generando grandes oportunidades al sector de la automoción, hasta el punto de que ya no entendemos la movilidad sin conectividad, una movilidad que avanza con paso firme en último término hacia la automatización total de la conducción.  Las posibilidades son casi infinitas…pero ¿qué pasaría si alguien fuera capaz de actuar sobre este sistema, o cualquier otro, inutilizándolo o provocando una lectura errónea de ese sensor o cámara o radar?

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 

SÍGUENOS EN REDES