El Dakar muestra su lado más duro

stacey 5etapa web5º etapa Copaicó-Antofagasta

Continúa el dominio de los Kamaz, mientras  una rotura del diferencial del eje trasero del Iveco Powerstar de Gerard De Rooy, deja al vigente campeón del Dakar, en carrera, pero fuera de la pelea por el triunfo final.

Los pilotos han vivido la primera de las especiales de esta edición del Rally Dakar, que además tiene la particularidad de ser enteramente común para todas las categorías. La etapa, de 697 kilómetros en total, incluía un enlace de 239 y una especial de 458 kilómetros cronometrados entre las localidades chilenas de Copiapó y Antofagasta, al norte del país, con un terreno  muy difícil para los participantes, con pistas plagadas de “trampas” en forma de piedras escondidas y,  particularmente, en las zonas de fesh-fesh donde la sangre fría es la única baza para quienes quieren rodar rápido. Además, hay que tener en cuenta que este tipo de pistas favorece enormemente a los pilotos que salen en cabeza, pues tiene camino despejado para rodar rápido, sin el inconveniente de los que les siguen, con una visibilidad super reducida.   

 Por lo que respecta a la categoría de camiones,  la victoria en esta quinta etapa se la ha llevado Eduard Nikolaev, que salía  segundo a dos minutos de Airat Mardeev en la salida de Copiapó, cogiendo de paso las riendas de la general. El piloto de Kamaz adelanta así a su compatriota en casi diez minutos, mientras que el bielorruso Siarhei Viazovich se ha alzado con el tercer puesto. Con dificultades en la segunda parte de la especial, Andrey Karginov peleará a partir de ahora por la tercera posición de la general con Ales Loprais,  que marcha a 27 minutos del líder.5 etapa kamaz web 

Dura, muy dura fue la  cuarta etapa para los pilotos de Iveco, sobre todo para Gerard De Rooy (501), que después de sufrir una rotura   del diferencial del eje trasero,   lo dejaba  fuera de la pelea por el podio final al sumar  un retraso de 7h 23m 57s en la etapa 4.  La especial de ayer tampoco fue muy sencilla para los camiones Iveco. Hacer el enlace retrasados y en el medio del pelotón dificultó la visibilidad y la cabeza de carrera no estuvo al alcance. Hubo grandes diferencias entre todos los participantes, algo clásico en una etapa típica del Dakar.

Pep Vila (509), el paladín de Gerard De Rooy en estas jornadas, ya había advertido que la etapa de ayer iba a ser muy difícil por la posición retrasada y la poca visibilidad que tendrían. Hubo mucho polvo, fesh fesh y rocas duras que hicieron más difícil el recorrido.

Hans Stacey (504), por su parte,  era el Iveco mejor situado en la salida por su buena posición en la etapa anterior. El holandés salió 5º e hizo una buena primera mitad de especial. Tras rodar 4º, tuvo un retraso de media hora que lo alejó de la cabeza del día y lo acercó a sus compañeros de equipo.

Por su parte, Pep Vila llegó 14º, a 56m 28s y justo por delante de Hans Stacey. El piloto catalán prestó toda la asistencia posible a Gerard De Rooy en la etapa 4, lo que le hizo perder 40 minutos y la posibilidad de salir ayer más adelantado. Eso le provocó problemas de visibilidad al tener muchos camiones por delante.

La odisea del  MAN KH 7

Después de tres jornadas bastante tranquilas, el MAN de KH-7 tuvo desde el principio una etapa muy ajetreada, entre Chilecito y Copiapó. El motivo fue que cuando apenas llevaban recorridos 40 kilómetros se encontraron con el camión pilotado por Gerard de Rooy averiado. El holandés había roto el diferencial del eje trasero de su Iveco como consecuencia de un golpe y el recambio viajaba en la caja del vehículo pilotado por Juvanteny.

La tripulación del KH-7 Epsilon Team cumplió con su misión de asistencia en carrera del team holandés y remolcó al vencedor del Dakar 2014 hasta la zona de dunas, llegando a vivir situaciones de riesgo e incluso a romper una eslinga. “En la arena era imposible que un camión remolcase a otro y tuvimos que convencer a De Rooy que era peligroso continuar”, explica el piloto Jordi Juvanteny. Al final, el holandés logró reparar la avería y llegar al campamento por sus propios medios.

Dakar15  e 5 webPara el camión del equipo KH 7 empezaba una verdadera odisea, pues  Juvanteny, Criado y González todavía debían superar una parte final por el desierto de Atacama con sus peligrosas dunas de Copiapó. Ya de la madrugada, el MAN 6x6 de KH-7 se quedó encallado en una cubeta, rodeado de dunas a sólo 25 kilómetros de la línea de meta. “Estábamos entre auténticos muros que eran imposible de superar en plena noche. Por eso, hacia las tres de la noche, decidimos intentar dormir algo a la espera de que se hiciera de día. Ya con luz, lo volvimos a intentar pero no había manera y vivimos momentos muy duros porque pensábamos que allí se acababa nuestra carrera”, añade el navegante Enric González.

Pero cuando todo parecía ya perdido, apareció de la nada el camión pilotado por el andorrano Jordi Ginesta como un ángel salvador que les sacó del atolladero con la ayuda de una eslinga. “Fue un momento increíble que celebramos como si hubiéramos ganado la carrera. Nos abrazamos los tres emocionados con lágrimas en los ojos”, confesó el copiloto Criado, el español con más ediciones del Dakar disputadas: un total de 25.

Más información sobre el Dakar 2015.

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES

FACEBOOK LIKE