El Plan Moves Flotas para furgonetas deja fuera al 90% de las empresas

imagen

A la nueva línea de ayudas Moves Flotas que impulsa el Ministerio para la Transición Ecológica para la electrificación de vehículos ligeros sólo pueden acogerse aquellas empresas que tengan una flota superior a los 25 vehículos.

El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía  (IDEA), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) acaba de activar  el Plan Moves Flotas (Programa de ayudas a proyectos de electrificación de flotas de vehículos ligeros) llega como complemento al programa de ayudas a la adquisición de vehículos eficientes (Moves III), con la particularidad de que está dirigido a empresas y no a particulares.

Sin embargo, este Plan de ayudas ya ha levantado ampollas dentro del sector del transporte ligero pues entre sus bases figura una condición que, en la práctica deja fuera a la inmensa mayoría de las empresas de trasporte ligero.

Y es que, entre los requisitos para acceder a estas ayudas figura, además de que  las empresas que opten a las ayudas deben operar en más de una comunidad autónoma, que se impone un mínimo  de 25 vehículos ligeros (ciclomotores, motos, cuadriciclos, turismos o furgonetas). Y todo ello  pese a admitir en las bases de la convocatoria  un párrafo antes que “podrán beneficiarse de este programa todo tipo de empresas con independencia de su tamaño, así como el sector público institucional”.

Este requisito, pone  en tela de juicio el conocimiento  que el organismo convocante, el IDEA en primer término y el MITECO,  tienen del sector del transporte ligero en España, conformado mayoritariamente por autónomos y microempresas. De hecho, más del 73% de las 34.000 empresas que operan en España en este segmento del transporte está conformado por transportistas autónomos, y casi el 90% son titulares de un máximo de 5 vehículos de transporte, por lo que en la práctica sólo un 0´5 % de las empresas de transporte podrán ser beneficiarias de dichas ayudas.

Cuantía de las ayudas

Este nuevo plan  de ayudas para potenciar la electromovilidad profesional tiene un presupuesto de 50 millones en su primera convocatoria,  cuya dotación  procede del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) diseñado por el Gobierno para movilizar los fondos europeos Next Generation, y contempla tres líneas de ayudas: ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos y de pila de combustible (hidrógeno), ayudas para el desarrollo de la infraestructura de recarga necesaria para la nueva flota en las instalaciones de la empresa y por último una línea de ayudas a la adquisición o adaptación de sistemas de gestión de flotas, para, entre otros, digitalizar el control de rutas o mejorar la formación de personal de la empresa.

Para la línea de ayudas a la compra establecen diferentes cuantías en función del beneficiario; tipo de vehículo y motorización; y de si se entrega o no un vehículo antiguo para achatarrar. En el mejor de los casos la ayuda puede ascender a los 5.000 euros

El sector del transporte ligero en España, conformado mayoritariamente por autónomos y microempresas. De hecho, más del 73% de las 34.000 empresas que operan en España en este segmento del transporte está conformado por transportistas autónomos, y casi el 90% son titulares de un máximo de 5 vehículos de transporte, por lo que en la práctica sólo un 0´5 % de las empresas de transporte podrán ser beneficiarias de dichas ayudas.

 

Por lo que respecta a las líneas de ayuda 2 y 3 se ha fijado que la intensidad de la subvención será del 40% de los costes subvencionables, pudiendo incrementarse en 10 puntos porcentuales en caso de ayudas a medianas empresas y en 20 puntos si van destinadas a micro o pequeñas empresas. 

Es importante señalar que las ayudas se repartirán en régimen de concurrencia competitiva, es decir, se conceden en base a un procedimiento en el que se comparan las solicitudes presentadas de acuerdo con los criterios de valoración. Las que consigan la mayor valoración se llevan la ayuda hasta agotar presupuesto.  Este punto marca la diferencia con respecto al Plan Moves III, en el que se asignan las ayudas por orden de recepción de solicitudes.

Los criterios a valorar incluyen el ahorro de energía final y reducción de emisiones; la existencia de planes plurianuales de renovación de flota; así como el uso de cadena de valor industrial y generación de empleo a nivel local, nacional y europeo.

 

más  información sobre furgonetas eléctricas

 

Es necesario registrarse para comentar.