El nuevo motor Euro 6 reduce las emisiones de Óxido de Nitrógeno en un 77% y las partículas en un 50%, según informó la firma. Además Se ha elegido el motor D13 de 460 CV, que es el que montan más de un tercio de los camiones Volvo.

El responsable de estrategia y planificación de motores de Volvo Trucks, Mats Franzén destacó en el comunicado que el nuevo motor Euro6 está “optimizado para ofrecer un transporte eficaz, rápido y de bajo consumo en carretera”. Además desveló que será para la primavera del 2013 cuando se entreguen los primeros camiones dotados con este motor.

La firma destacó que no será hasta el año 2014 que la certificación vehículos con tecnología Euro 6 sea obligatoria, de ahí que la demanda todavía no sea muy alta. Además quiso puntualizar que las estrictas normativas sobre emisiones conllevan tecnología avanzada en los motores, lo se traduce en un aumento de costes que “sin embargo, podría verse parcialmente compensando por varios estímulos financieros y paquetes de incentivos”.

En este sentido declara Mats Franzén, “En este momento es difícil determinar la demanda que habrá. Al ofrecer nuestro motor más popular en la configuración Euro 6, respondemos a las necesidades de una gran parte de nuestros clientes. El resto de los motores Euro 6 se lanzará con la suficiente antelación a que los requisitos sean obligatorios, el 1 de enero de 2014,”

La firma explica que el sistema SCR, que convierte el nocivo óxido de nitrógeno de los gases de escape en inocuo nitrógeno y vapor de agua, está integrado con el filtro de partículas en una unidad compacta que ocupa el mínimo espacio posible. El filtro de partículas, que capta e incinera las partículas microscópicas que se encuentran en los gases de escape, se regenera automáticamente durante el funcionamiento del camión. El EGR se utiliza principalmente para aumentar la temperatura de los gases de escape cuando el motor no está lo bastante caliente para calentar estos gases, que deben alcanzar al menos 250° C para que el sistema SCR funcione de forma óptima. A diferencia de los sistemas EGR convencionales, que enfrían los gases de escape recirculados para reducir la temperatura del motor y así reducir las emisiones de óxido de nitrógeno, el sistema EGR del motor Euro 6 está prácticamente inactivo durante la conducción por autopistas, de forma que no afecta al consumo de combustible durante estas operaciones.

“Hemos desarrollado una solución fiable que no solo satisface los requisitos de emisión, sino que también proporciona a los clientes ventajas añadidas, como un buen ahorro de combustible y de problemas de mantenimiento,” finaliza Mats Franzén.

 

Artículos relacionados

Últimos artículos

empleo autonomosenruta
soy-autonomo
SUSCRÍBETE A LA REVISTA