Sistemas de seguridad inteligentes desarrollados por Volvo Trucks

sistema frenado camion volvo1

Los sistemas de seguridad activa son mucho más eficaces a la hora de evitar accidentes. Alcanzar una velocidad de frenado igual a la que muchos turismos ofrecen, reduciendo la velocidad de 80 a 0km/h en solo 40 metros, ahora también es posible en camiones.

Tomando en cuenta todos los factores de la carretera, Volvo Trucks ha desarrollado una serie de sistemas de seguridad inteligentes con el propósito de llegar a las “cero víctimas”. Para la marca, esta cifra que es una utopía en la actualidad, no es imposible de alcanzar en un futuro si se utiliza la tecnología adecuada.

“En el Informe de seguridad de Volvo Trucks 2017, analizamos y describimos por qué se producen accidentes relacionados con camiones, cómo se producen y qué debería hacerse para reducir el riesgo de estos accidentes y sus consecuencias. Estos datos no solo son importantes para el desarrollo de nuestros productos sino también para cualquiera que trabaje para conseguir un entorno de circulación más seguro", afirma Peter Wells, Director del Equipo de Investigación de Accidentes de Volvo Trucks.

Dicho informe, configurado con cifras de accidentes Volvo y datos de los diferentes organismos europeos, revela que en los últimos 10 años se han reducido casi al 50% los accidentes de tráfico relacionados con camiones pesados en Europa, pero no los relacionados con usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas). Casi un 35% de las víctimas mortales o graves de accidentes relacionados con camiones pesados, son usuarios vulnerables.

Aseguran desde la marca que reducir ese índice de accidentes es el objetivo, y para ello es necesario “desarrollar soluciones técnicas que ayuden a los conductores de camiones a evitar situaciones potencialmente peligrosas”. Pero no es suficiente “además, todos los usuarios de la carretera deben ser más conscientes de los riesgos”. Desde Volvo hacen hincapié en la importancia de una correcta educación vial para todos, que estos usuarios vulnerables sepan la importancia de ver y ser vistos para garantizar una circulación más segura.

Sistemas de seguridad inteligentes

El freno automático de emergencia en camiones de gran tonelaje es obligatorio desde el año 2015 en la Comunidad Europea. Actualmente, la legislación requiere que el sistema de frenado de emergencia reduzca la velocidad en 10 km/h y en 20 km/h para el próximo año.

“Es positivo que la legislación se vuelva más estricta, pero creo que los requisitos legales siguen siendo demasiado débiles. Si se conduce a 80 km/h cuando se activa el sistema de frenado de emergencia, es necesario reducir la velocidad mucho más que en 20 km/h para evitar una colisión si el vehículo de delante se queda paralizado”, explica Carl Johan Almqvist, Director de Seguridad Vial y de Producto en Volvo Trucks.

El nuevo sistema de seguridad que ha desarrollado la marca garantiza una velocidad de frenado de unos 7 m/s2, lo mismo que pueden ofrecer muchos turismos. En la práctica, significa que la velocidad del camión se puede reducir de 80 a 0 km/h en unos 40 metros.

Funciona así. El sistema supervisa los vehículos que circulan delante con la ayuda de tecnología de radar y de cámaras, y funciona independientemente de que haya sol, bruma, niebla u oscuridad. Si existe un riesgo de colisión, se alerta al conductor mediante señales luminosas y acústicas que se van incrementando gradualmente. Si el sistema no detecta una respuesta del conductor, el camión comienza a frenar suavemente y de forma automática. Si el conductor sigue sin responder, se activa el freno de emergencia hasta que el vehículo se detiene por completo. Si transcurren otros cinco segundos sin ningún movimiento del volante o sin ninguna otra reacción, el freno de mano se acciona automáticamente, una medida de seguridad para evitar que el camión ruede si el conductor se encuentra en shock o inconsciente. Cuando se activa el freno de emergencia, las luces de freno comienzan a parpadear para advertir a los vehículos que circulan detrás y cuando la velocidad del camión desciende hasta 5 km/h también se activan las luces de emergencia intermitentes. Además, el sistema también es capaz de funcionar en carreteras con curvas, distingue entre una barrera protectora y un obstáculo real de la carretera.

Para reducir al mínimo el riesgo de accidentes el sistema cuenta con un programador de velocidad adaptada que mantiene un espacio determinado con el vehículo que circula delante. El aviso de colisión con frenado de emergencia que alerta al conductor e incluso activa los frenos si fuera necesario. Y la alerta de cansancio que puede detectar somnolencia o cansancio del conductor.

Vehículos autónomos para mejorar la seguridad

Actualmente Volvo Trucks y Renova, empresa de gestión de residuos en Suecia, llevan a cabo unas pruebas con camiones autónomos para investigar de qué manera estos pueden aumentar la eficacia y la seguridad en la gestión de residuos.

Cuando el camión de recogida de basuras automatizado se utiliza por primera vez en una zona nueva, debe conducirse de forma manual para que el sistema de a bordo controle y trace un mapa de la ruta con la ayuda de los sensores y la tecnología GPS. Cuando el camión entre la próxima vez en la misma zona, sabrá exactamente qué ruta debe seguir y en qué cubos debe pararse.

En la primera parada el operario sale del camión y se coloca en la parte posterior, al terminar de vaciar el cubo, el operario le ordena seguir hasta la siguiente parada y el camión (que se desplaza marcha atrás en lugar de hacia delante incluso en maniobras arriesgadas) lo hace de forma automática.

“Al desplazarse marcha atrás, el conductor puede mantenerse cerca del compactador en lugar de tener que ir de la parte posterior a la cabina cada vez que se mueve el camión. Y como el conductor no tiene que subir y bajar de la cabina cada vez que arranque y pare el motor, existe menos riesgo de lesiones relacionadas con el trabajo, como tensión en las rodillas y en otras articulaciones”, afirma Hans Zachrisson, Director de Desarrollo estratégico de Renova.

Son los sensores los que controlan el área que rodea el camión, por esta razón la seguridad es la misma independientemente del sentido en el que se desplace. Si encuentra un obstáculo o un coche bloqueando la calle, el camión puede sortearlo siempre y cuando haya suficiente espacio al lado.

Este proyecto todavía está en pruebas, y lo estará hasta finales de este año 2017. Desde la firma aseguran que al terminar tendrán una evaluación exhaustiva de seguridad, funcionalidad y sobre todo la aceptación de este tipo de vehículos entre los usuarios de la carretera y los residentes locales. Es posible que este tipo de vehículos tengan cabida antes en aplicaciones destinadas a zonas limitadas.

El vehículo es un Volvo FM autónomo, está equipado con GPS y sistema basado en la tecnología líder para el trazado de mapas, posicionamiento y escaneado del área que lo rodea. Control automático de la dirección, cambio de marchas y velocidad. Y cuenta con sistema de parada automática por si aparece algún obstáculo.

Más noticias de Volvo Trucks