TRP ayuda a asegurar la carga y cumplir la normativa

estiba trp carga camion

El incorrecto amarre de la carga está presente en uno de cada cuatro accidentes de camión y el transportista es responsable último de sujetar de modo seguro y adecuado a la legislación la carga en su vehículo.

Las cargas pueden desplazarse, ya que están sujetas a las fuerzas provocadas por la aceleración, la frenada, los giros, y las maniobras evasivas. En el peor de los casos, las cargas que no están correctamente aseguradas pueden provocar un accidente. Es fundamental que los dispositivos de sujeción de carga estén certificados y que los conductores dispongan de la formación adecuada.

Las consecuencias de un accidente causado por la incorrecta estiba de la carga pueden agravarse porque, al no cumplir con la estiba segura, las compañías aseguradoras en caso de accidente pueden no hacerse responsables de los daños de todo tipo que pudieran haberse causado.

TRP mediante sus equipos de cinchas y sujeciones soluciona eficazmente la estiba de la carga, evita problemas legales, incrementa la seguridad en carretera y además aporta la mejor imagen para el profesional del transporte. La amplia familia de cinchas de fijación TRP permite asegurar todo tipo de cargas en la carrocería del camión o semirremolque. Se trata de una gama de utensilios certificada con la calidad del TÜV alemán que, junto a las correas, sus fijaciones de diverso tipo los elementos tensores pueden complementarse mediante barras de fijación y alfombrillas de fricción o codos protectores esquineros. De este modo cualquier tipo de carga viajará de modo totalmente seguro en el camión, evitando daños, peligros para el resto de usuarios de la vía pública y evitar costosas sanciones.

Los equipos TRP para la sujeción y estiba de la carga incluyen carracas y cinchas de hasta 5.000 kilogramos de fuerza de tensión con una longitud de trabajo de hasta 8,5 metros.

Certificación del TÜVcinchas carga trp

Según la normativa vigente europea, una cincha que haya sido preparada para resistir una tensión máxima de 2.500 kilogramos por ley no debe romperse hasta sufrir una tracción del triple de dicho valor. Es decir, que no debería romperse hasta soportar 7.500 kilogramos. Las cinchas que TRP ofrece al transportista cumplen escrupulosamente con dicha normativa y vienen refrendadas por la entidad alemana TÜV.

La carraca puede ser de diseño ergonómico para facilitar el esfuerzo durante la colocación. En el caso de alfombrillas de fricción para evitar desplazamientos indeseados de la carga soportan hasta 125 toneladas por m2, con un grosor de 8 mm. Por su parte las barras de fijación pueden ser de uso vertical o bien como elementos ajustables de tensado, trabajando respectivamente para longitudes de trabajos de entre 2,1 y 3,1 metros en las de uso vertical y entre 2,29 y 2,52 metros para los elementos de tensado ajustables.

Cinco pasos para una carga segura.

- Tener en cuenta el peso soportado por cada eje y el peso máximo legal del vehículo cargado.

- Comprobar la distribución correcta del peso después de realizar descargas parciales del camión.

- Procurar que la superficie de carga esté libre de polvo o arena para facilitar el mejor agarre y evitar desplazamientos indeseados.

- Determinar que disponemos del número de cinchas adecuadas a la carga que debemos transportar y asegurarse de que sus etiquetas son legibles.

- Por último, ajustar el estilo de conducción y velocidad a la carga que transportamos.

Es necesario registrarse para comentar.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

SÍGUENOS EN REDES

FACEBOOK LIKE