¿Cómo y cuándo se puede cambiar la cuota de autónomos?

imagen

Los autónomos tienen aún un mes para modificar su base de cotización y elevar o reducir su cuota, si así lo desean, a partir de abril, si no el siguiente cambio se haría efectivo en julio

Hasta cuatro veces al año pueden cambiar su base de cotización los autónomos, gracias a la reforma que impulsó  hace ya cuatro años la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Esto les permite adecuar lo que pagan a la Seguridad Social  a lo largo del año en función de la marcha de su actividad o negocio.  Pero eso no significa que puedan realizar el cambio cuando ellos quieran, sino que, en función del momento en que el trabajador por cuenta propia solicite el cambio, surtirá efecto en una u otra fecha.

Y ahora, durante el mes de marzo, con fecha límite el 31 de este mes,  se acaba el plazo para aquellos que quieren  que el cambio de su cuota se haga efectivo a partir del 1 de  abril.  Este cambio, se antoja en este año de pandemia  decisivo en algunos casos, sobre todo aquellos que han sufrido o están haciéndolo en este momento, una caída importante de su facturación.

Cuatro periodos

Los afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) pueden modificar su base de cotización en cuatro periodos establecidos.

  • Entre el 1 de enero y el 31 de marzo, con efecto a partir del 1 de abril 
  • Entre el 1 de abril y el 30 de junio, con efecto desde el 1 de julio
  • Entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, con efecto a partir del 1 de octubre
  • Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre, con efecto desde el 1 de enero del año siguiente

Según recoge la Ley, este cambio se debe realizar telemáticamente en la Sede Electrónica de la TGSS. Desde la página principal y a través de la pestaña “Afiliación e Inscripción”, el trabajador por cuenta propia debe acceder a “Cambio en la base de cotización de autónomos”.

Una inversión mas que un gasto

Pese a que modificar la base de cotización puede suponer un cierto alivio en momentos de dificultad económica como la que atraviesan ahora miles de autónomos, lo cierto es que no se puede olvidar que de nuestras cotizaciones dependen todas las prestaciones contributivas, como el propio cese de actividad que ha mantenido a flote a más de un millón y medio de autónomos durante los peores meses de la crisis. También las prestaciones futuras, como la jubilación, e incluso las más cercanas al presente, como podría ser la Incapacidad Temporal (IT), maternidad o paternidad. Por tanto,  esta base de cotización debe entenderse más como una inversión que como un gasto., y lo que recomiendan los expertos es que, una vez recuperemos nuestro nivel habitual de facturación,  elevar nuestra cotización si podemos permitírnoslo.  No hay que olvidar que, tal y como nos recuerdan desde ATA, con una subida de sólo 100 euros en la cuota, el trabajador por cuenta propia puede ver incrementadas casi cualquiera de sus prestaciones en más de 200 euros.

Más información sobre autónomos

Es necesario registrarse para comentar.

portadas autonomos transporte

Desde aquí puedes conseguir acceso a todos nuestros contenidos:

- Revista Autónomos ¡En Ruta!, pruebas de camiones y furgonetas y separatas especiales:

* De módulos a directa * Distribución urbana * Costes de explotación * Conectividad * Financiación * Telemática en remolques * Especial camiones rígidos y mas...

Recuérdeme

 

 

Advertisement

OFERTAS DE EMPLEO

 

MERCADO V.O

SUSCRÍBETE A LA REVISTA

 
 

SÍGUENOS EN REDES