Los repartidores de prensa de Madrid renuevan sus contratos y finaliza el conflicto con Boyacá

boyaca transportistas conflicto

El pasado mes de julio los repartidores iniciaron una protesta ante la intención de la empresa Boyacá de despedir al 60% de los repartidores de la Comunidad de Madrid y una reducción del 55% de la retribución


Después de un año de negociación para la renovación del contrato suscrito en su día entre la Asociación de Repartidores de Prensa de la Comunidad de Madrid, y la empresa distribuidora DIMA Distribución Integral, anteriormente propiedad de las empresas editoriales de los principales periódicos españoles y actualmente propiedad del operador logístico Boyacá, y que vencía el pasado viernes 31 de Agosto, la Mesa Negociadora que representaba a los repartidores de prensa y Boyacá suscribieron un nuevo Acuerdo Marco que recoge la nuevas condiciones contractuales para los próximos 3 años, contemplando nuevas condiciones económicas tanto para los repartidores que continúan desarrollando su actividad como de los que voluntariamente cesan en su actividad a partir de ahora a cambio de una compensación económica.

En el acuerdo alcanzado ha sido de vital importancia la mediación de la Unión de Autónomos UATAE, evitando así  el despido de más del 60% de los trabajadores autónomos. El acuerdo prevé que  solo 90 cesarán su actividad voluntariamente, a cambio de una compensación económica. Las condiciones negociadas mejoran considerablemente la propuesta inicial de la empresa Boyacá, que ofrecía que el resto del 40% de los trabajadores pasaran a percibir una retribución del 55% menos, a pesar de que en los últimos años ya sufrieron varios recortes económicos.

Los pasados meses de julio y agosto este conflicto llegó a una situación de bloqueo cuando los quioscos de prensa de la Comunidad de Madrid quedaron desabastecidos varias semanas y Boyacá intentó contratar vehículos particulares para hacer el reparto diario. 

Para María José Landaburu, secretaria general de UATAE, ha sido una negociación difícil ante dos posturas antagónicas y advierte de que “el sector del transporte es un ejemplo de la difícil situación de los autónomos en España y el aumento de la precariedad”, a la vez que valora la “generosidad de los repartidores de prensa autónomos al aceptar los cambios de condiciones  y los ceses voluntarios”.

 

Escribir un comentario

 

OFERTAS DE EMPLEO

 
 

SÍGUENOS EN REDES