ATA propone un régimen asimilado al Régimen General para los autónomos societarios

ata propuestas
La medida se enmarca en una serie de cuatro propuestas  que ha realizado ATA para incrementar los ingresos de los autónomos al sistema para paliar un desfase entre  ingresos por cotizaciones y gastos por prestaciones  de 4.000 millones de euros aproximadamente.

“Siempre se acusa al RETA de no ser rentable. Y desde ATA sabemos que eso no es cierto”, afirma Lorenzo Amor, Presidente de ATA, pese a aceptar que actualmente el RETA presenta un desfase entre los ingresos por cotizaciones y gastos por prestaciones  de 4.000 millones de euros aproximadamente, que desde la federación achacan a la incorporación en 2008 del régimen agrario al RETA que duplicó el número de pensionistas en el RETA y apenas añadió un 10% más de cotizantes. En los últimos tiempos se han puesto sobre la mesa diversas propuestas para incrementar la cotización de los autónomos, entre otras,  adecuar las cotizaciones a los ingresos de manera obligatoria, una medida que supondría, a día de hoy, subir las cuotas al 75% de los autónomos.
 
Para evitar este tipo de medidas, desde ATA lanzan una serie de cuatro propuestas  “para sumar ingresos de los autónomos al sistema sin que ello suponga un mayor coste para los autónomos”.
 
Y entre estas propuestas destaca la creación para los autónomos societarios de  un régimen asimilado dentro del RETA, más parecido al Régimen General, pero sin cotizar por el FOGASA ni por desempleo como ocurría antes en los años 80. “Si se les permitiera que fuera la propia sociedad quien pagara sus cuotas, su sueldo y sus retenciones –asumidas como costes salariales-- seguramente mejorarían sus bases de cotización lo que supondría, según nuestros cálculos, 2.000 millones de euros adicionales para la Seguridad Social”. “Una cantidad -continúa Lorenzo Amor-que podría duplicarse si la medida se extendiera a los socios de empresas más de 600.000 autónomos societarios). Obviamente, también aumentarías los ingresos fiscales al subir la base de cotización y por tanto las retenciones e IRPF”. Para la federación de autónomos, los 382.000 administradores de sociedades con control de la sociedad que existen actualmente en España  “constituyen un colectivo especial y no es lógico que tengan que ser ellos quienes abonen sus cuotas a la Seguridad Social”.
 
Y continuando por la senda de racionalizar el sistema y lograr que los trabajadores coticen más para obtener mejores prestaciones, ATA propone  establecer el cómputo de la pensión en función de lo cotizado durante toda la vida laboral. Muchos autónomos cotizan poco hasta que no llegan a los años previos a jubilarse, porque saben que sus aportaciones no cuentan a la hora de fijar la futura cuantía de su pensión. “Si se reformara este aspecto, muchos entenderían que la Seguridad Social computa todas sus cuotas, de la primera a la última, y les impulsaría a mejorarlas cuando sus ingresos se lo permitieran”.
 
Asimismo,  lanzan la propuesta de “destopar” las bases máximas a partir de los 47 años, una medida con la que la Seguridad Social podría recaudar 1.100 millones de euros con que sólo el 20% de los que se encuentran en esta edad se animara a aumentar sus aportaciones para mejorar sus pensiones futuras. “Además-añaden- consideramos que aquellos autónomos que vienen de largas carreras de cotización en el R.G. puedan en los 3 o 4 años siguientes a su alta en el RETA recuperar su última base de cotización en el R.G. a pesar de tener más de 47 años”.
 
Por último  desde ATA, conscientes de que, pese a que el 80% de los autónomos cotiza por la base mínima, para muchos de ellos, sobre todo para los que empiezan y no pueden acogerse a la tarifa plana o aquellos que ingresan menos del Salario Mínimo Interporfesional,  es una carga difícil de llevar, proponen  diferentes baremos de cotización. De esta manera, para los que sus ingresos se encuentren entre el SMI y la BASE MÍNIMA DEL RETA (707,60€ Y 919,80€) se le aplicará sobre la base mínima los tipos del SETA (18,75% + 3,3%), mientras que los que presentan ingresos inferiores al SMI (707,6€) se aplicará una tarifa hiperreducida de 50 euros durante dos años prorrogables otros dos, cumpliendo una serie de requisitos.  Esta medida se completaría con una tarifa Joven de 30 euros, aplicable a  menores de 25 años que estén cursando estudios universitarios, superiores reglados o FP
 
Más información sobre Autónomos
 

Artículos relacionados

Related Articles

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Advertisement