Autónomos: Cotizar por la base mínima tiene riesgos

pensiones autonomosenrutaLa “hucha de las pensiones”, tan célebre últimamente y no precisamente por arrojar noticias positivas,  se enfrenta a un futuro incierto con el actual régimen de cotizaciones. Y este “nubarrón” en un horizonte no muy lejano afecta no sólo a los trabajadores por cuenta ajena; aunque no suele hablarse de ello, los autónomos se enfrentan al mismo futuro incierto.

 

Para más inri, la mayoría de los autónomos que llegan a la edad de jubilación obtienen unas pensiones sensiblemente menores a las de los jubilados que han estado contratados por cuenta ajena. Los datos del Ministerio de Empleo cuantifica esa diferencia en 463 euros mensuales. La explicación hay que buscarla en que la mayoría de autónomos opta por cotizar a la seguridad social por la base mínima, un arma de doble filo, pues si durante mucho tiempo favorece, al finalmente repercute en una menor pensión. Por eso el autónomo debe tratar de de cotizar más, especialmente en los 15 o 25 años anteriores a su jubilación.

Según los últimos datos del Ministerio de Empleo que datan de octubre de 2015, los trabajadores autónomos están recibiendo una pensión media de 691,49 euros. Esta cifra está un 41% por debajo de la de un asalariado del Régimen General que recibe 1155 euros.

De hecho y según los últimos datos del Ministerio de Empleo que datan de octubre de 2015, los trabajadores autónomos están recibiendo una pensión media de 691,49 euros. Esta cifra está un 41% por debajo de la de un asalariado del Régimen General que recibe 1.155 euros.

Aumentar la cotización con la edad

Hasta 2014 era práctica habitual y recomendable el hecho de que muchos autónomos, con objeto de incrementar sustancialmente su pensión, aumentasen su cotización a la Seguridad Social a partir de los 48 años. Eso, claro está, partiendo de una premisa que, con la llegada de la crisis ya no estaba tan clara: cuanto más tiempo tiene un negocio propio más estable es, lo que nos permite dedicar un mayor presupuesto a incrementar nuestra cotización.

Sin embargo, una de las consecuencias más importantes para los autónomos de la reforma de las pensiones es que para conseguir la pensión máxima tienen que incrementar a partir de los 42 años sus cuotas a la seguridad social hasta aproximadamente 500 o 600 euros. Además deberán cotizar ininterrumpidamente desde los 30 años.

Para conseguir una pensión media, es decir, una pensión digna, deben incrementar su base de cotización antes de los 47 años conforme a las bases y tipos de cotización vigentes en 2016, de manera que a partir de los 48 años, la cuota mensual de autónomos ascendiese al menos a entre 500 y 600 euros, dependiendo de si optan o están obligados a cotizar por cese de actividad y/o accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

La propuesta de UPTA

El problema al que se enfrenta la “hucha de las pensiones de los autónomos”, es que “existe un diferencial de más de 200 millones de euros entre lo que se ingresa y lo que se gasta cada mes”. El estudio realizado por UPTA señala como la recaudación total de la Seguridad Social por los trabajadores autónomos no supera los 1.000 millones de euros, una cantidad claramente insuficiente para hacer frente a las pensiones de jubilación, las de viudedad, las de incapacidad permanente y las de orfandad del colectivo. La solución, añaden desde UPTA tiene que venir por una modificación del sistema de cotización que cristalice en una mayor cotización, basada en un cálculo progresivo de las cotizaciones en función de los ingresos de cada autónomo. De esta manera, los trabajadores autónomos que ingresen cuatro veces más que la media estarían obligados a realizar un esfuerzo en su cotización. Por el contrario, aquellos autónomos que obtienen unos ingresos anuales inferiores al salario mínimo interprofesional deberían tener una cotización especial. Según los cálculos realizados por UPTA, alrededor de un 30% de los cotizantes al RETA debería aumentar su cotización en un tramo superior a la base mínima, lo que proporcionaría sostenibilidad al sistema de pensiones en España.

 

pensiones autonomosenruta1DE UN VISTAZO

Condiciones de jubilación de los autónomos

En enero de 2013, tras la Reforma del Sistema de Pensiones aprobado por el Gobierno en 2011 y completado por el actual Ejecutivo tres meses después de su entrada en vigor con la aprobación del Decreto-Ley de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, se establecen varias novedades tanto en las normas y el cálculo de la cuantía de la pensión, como en la edad de jubilación.
Las condiciones de jubilación del autónomo en el nuevo sistema se calculan en base a las mismas normas genéricas que afectan a todos los trabajadores:
• Edad de jubilación del autónomo: 65 años y un mes, que se aumentará de forma paulatina hasta los 67 años hasta el año 2027.
• Se establece la jubilación anticipada voluntaria para los trabajadores por cuenta propia a partir de los 63 años y con al menos 35 años cotizados.
• Período mínimo de cotización: 15 años, de los cuales al menos 2 deberán estar comprendidos dentro de los últimos 15 años de trabajo. El mínimo también incrementa de forma progresiva hasta los 25 años en 2022
• Cuantía: dependerá de la cantidad que se haya cotizado en la cuota de autónomos y del número de años cotizados.

 

Más noticias sobre autónomos

Artículos relacionados

Related Articles

 

Escribir un comentario

Advertisement