Diez medidas que necesitan los autónomos

autonomos decalogo ataLas medidas propuestas por ATA afectan a la Seguridad Social y fiscalidad, fomento del trabajo autónomo, morosidad   y protección social

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), reclama diez medidas urgentes que deben tener en cuenta para mejorar la situación un colectivo de más de tres millones de personas que conforman el verdadero motor económico de nuestro país.  Son diez propuestas prioritarias, en 3 líneas de actuación,  que, en su opinión,  deben formar parte de la hoja de ruta de cualquier negociación y mesa de trabajo del futuro Gobierno.

El capítulo más importante lo conforman las medidas relativas a la seguridad social y fiscalidad, con una mejora del sistema de cotización de los autónomos a la Seguridad Social como eje prioritario.  En consonancia con las recomendaciones del Pacto de Toledo, España debe avanzar en la posibilidad de que los autónomos coticen por los rendimientos netos que reciben. “Para ello se hace fundamental establecer una base mínima similar al salario mínimo interprofesional, de manera que  todo aquel autónomo persona física cuyo rendimiento este por debajo del SMI estará exento de cotizar aunque sí esté obligado a tributar”. La propuesta  de ATA incluye además  establecer cinco tramos de cotización: una mínima y tres intermedias a la máxima para que los autónomos tengan una cotización adecuada a los rendimientos netos, manteniendo eso sí la voluntariedad para que aquellos que quieran cotizar por encima de sus rendimientos netos puedan hacerlo.

En el caso de altas o bajas dentro del mes en curso y no a día 1 o final del mismo, no se abonará la cotización mensual completa, sino la prorrateada por días de alta o en todo caso la mitad de la misma correspondiente a la primera o segunda quincena. “No parece lógico, aduce la Federación de autónomos,  que un autónomo se dé alta un 17 de mes como hoy y tenga que pagar los 17 días anteriores sin haberlos trabajado o se dé de baja y tenga que pagar el mes completo”.

Otra de las medidas pasa por  poder cambiar de base de cotización cuatro veces al año, es decir, trimestralmente en lugar de dos veces al año como ocurre en la actualidad, y que el autónomo pueda abonar sus cotizaciones trimestralmente y no de forma obligatoria cada mes como ocurre ahora. “Cada vez hay más actividades temporales y estacionales que hacen para muchos autónomos difícil pagar las cotizaciones cuando no hay actividad por lo que consideramos fundamental que previa notificación se permita poder hacerlo”.

Evitar la penalización excesiva en caso de retrasos puntuales es otro de los objetivos propuestos pues, en opinión de ATA,  el recargo del 20% en caso de retraso de 24h en el pago de las cotizaciones sociales es desproporcional. “Se debe establecer un sistema progresivo de recargo que contemplará la reincidencia o reiteración en los retrasos. Así en el primer retraso el recargo será de 5%, en el segundo de 10% y a partir del tercero del 20%”. La propuesta  aboga también por permitir el pago de impuestos como IVA o IRPF en plazos trimestrales, semestrales o anuales sin ningún tipo de penalización.

El segundo bloque de medidas se proponen con el fin de fomentar el trabajo autónomo al tiempo que luchar contra la morosidad, uno de los principales problemas a los que se enfrenta este colectivo.  lorenzo amor web

Para ello, desde ATA hablan de “reforzar lo que funciona”, ampliar medidas en marcha como  la tarifa plana de 50 euros de 6 a 12 meses y ampliarla además a autónomos societarios con las mismas características y derechos que los autónomos persona física. Que los nuevos autónomos que no hubieran estado dados de alta en los últimos 18 meses puedan acceder a la Tarifa plana y no que no hayan estado dados de alta en los últimos cinco años como marca la norma actualmente.

En el caso de la morosidad, establecer sanciones a quien de forma sistemática, ya sean empresas privadas o entes públicos, incumplan los plazos de Pago establecidos por Ley.

El último bloque es el relativo a la protección social y, muy importante, protección ante el fracaso de una iniciativa. Para conseguirlo habría que avanzar hacia una   mejora de  la prestación por cese de actividad y estableciendo  una ayuda adicional de 426 euros ligada a un itinerario de formación durante 6 meses para aquellos autónomos que hayan agotado la prestación por cese de actividad y no tengan otros ingresos.

Iniciar el abono de la pensión de jubilación a los autónomos desde el día siguiente de alcanzar la edad legal de jubilación, una vez reconocida la prestación, como sucede con los asalariados.

Por último, desde ATA proponen la inclusión de los créditos públicos en los mecanismos de segunda oportunidad para autónomos persona física. Permitir que aquellos autónomos que hayan fracasado y se hayan acogido a segunda oportunidad puedan reemprender con la tarifa plana de 50 euros y todos aquellos incentivos y medidas de apoyo que tienen los nuevos emprendedores.

 “Tal y como se ha demostrado durante la crisis, a España le va bien cuando a los autónomos les va bien” y no se puede excluir a un colectivo que es ya responsable de uno de cada tres puestos de trabajo que se crean en nuestro país. Afirma Lorenzo  Amor, presidente de ATA.  

Más información sobre Autónomos

Escribir un comentario

 

OFERTAS DE EMPLEO

 
 

SÍGUENOS EN REDES