La morosidad sigue siendo el gran problema de los autónomos

morosidad1 autonomosenrutaLos autónomos tienen que esperar unos 85 días para poder cobrar a las Comunidades Autónomas, muy lejos de los 30 días que estipula la Ley. Canarias, Navarra, País Vasco y Asturias son las comunidades más puntuales en sus pagos.

La Federación de Trabajadores Autónomos ATA, ha publicado el informe de morosidad realizado por el Observatorio del Trabajo Autónomo, correspondiente al primer semestre del año. El informe revela que a finales del año pasado (diciembre 2015) el período medio de pago de las Administraciones Públicas a los autónomos se situaba en los 86 días de media, ahora, seis meses después, ese período se ha visto reducido en 12 días, para situarse en los 75 días desde la fecha de emisión de la factura. Todavía muy lejos de los 30 días que estipula la Ley de Morosidad.

Según informan desde ATA, para la realización de este informe se utiliza para el cálculo del periodo medio de pago, la fecha de emisión de facturas o entrega de mercadería hasta su pago efectivo, metodología diferente a la utilizada por el ministerio de Hacienda y AA.PP, que utiliza desde la convalidación de la factura por parte de la administración competente hasta el pago efectivo. Esto da un margen de entre 28 y 32 días que es lo que se tarda de convalidar las facturas por parte de las Administraciones.

Por otra parte los autónomos que esperan cobrar sus facturas de la administración central, tardan en pagar sus deudas una media de 44 días, igual que muestra el informe de morosidad 2015. Sin embargo la administración local tarda unos 64 días. Además los autónomos dependientes de las administraciones públicas tardan en cobrar de media unos 85 días, 16 días menos que hace seis meses.

Extremadura con 155 días, Aragón con 137, Islas Baleares y la Comunidad Valenciana con 114 días, y la región de Murcia con 107 días de media, son  las comunidades autónomas que más tardan en pagar infringiendo la Ley de morosidad. Por su parte en Cantabria los autónomos deben esperar hasta 93 días para cobrar sus facturas, en Castilla y León 89 días y en la Comunidad de Madrid 88 días.

Por el contrario las comunidades autónomas de Navarra pagan a sus proveedores autónomos en una media de 41 días, y 42 en el País Vasco. Canarias se sitúa en un plazo de 53 días y Asturias 54.

Según el informe, Andalucía tarda 83 días de media, Cataluña 79 días, Castilla LA Mancha 69 días, Galicia 66 y la Rioja 60 días de media.

Así pues, los períodos de pago de las comunidades autónomas a sus proveedores autónomos se ha visto reducida en un 15,5% en el primer semestre del año, pasando de los 101 días  de diciembre 2015 a los 85 días de junio de 2016. Solo Castilla  y León ha incrementado en 11,3% el tiempo de pago (de 80 a 89 días), y Cantabria ha sumado un 2,2%, de 91 a 93 días.

El sector privado también incumple los plazos de pago

El plazo de pago en el sector privado se sitúa en los 79 días,  en junio de 2016. Un período superior a los 60 que establece la Ley, aunque seis días menos que a finales de 2015.

Son las empresas grandes (de más de 1000 trabajadores) las que más tardan en pagar a sus proveedores autónomos, unos 128 días, lo que mantiene la tendencia de años anteriores. Así, las empresas que tienen entre 250 y 1000 trabajadores pagan en 119 días de media. Por su parte las empresas con entre 50 y 250 empleados pagan a los 73 días de media, y las empresas con entre 9 y 50 trabajadores pagan sus facturas a los 58 días.  

Son las transacciones entre los propios autónomos (45 días) y las empresas de menos de 10 empleados (48 días), los únicos que cumplen con los plazos de la Ley de Morosidad.

“Desgraciadamente el plazo de pago casi triplica lo que establece la Ley. Pese a los avances, debemos plantear acabar con la morosidad como una prioridad absoluta y actuar de forma contundente contra ella. Más allá de la morosidad pública, no tiene sentido que las grandes empresas, con todos sus recursos no sean capaces de cumplir la ley como hacen los autónomos. La morosidad no puede convertirse en una técnica financiera de flujo de caja. Debemos tener tolerancia cero con la morosidad”, apunta Lorenzo Amor, presidente de ATA.

morosidad autonomosenruta

Escribir un comentario

 

OFERTAS DE EMPLEO

 
 

SÍGUENOS EN REDES